martes, 16 de febrero de 2010

Melchizedek ~ Estos son los días para los cuales vinieron

Amados Trabajadores de la Luz,

Gracias desde las Dimensiones Mayores por el trabajo de Luz en el que están involucrados en este tiempo. Estamos tan agradecidos a aquellos de ustedes que se toman el tiempo cada día para pedir por asistencia a las personas y animales de Haití. Pedimos que también incluyan a la Madre Tierra en la localidad de Haití, porque también ella está sufriendo por las actividades que han cambiado Su corteza. Por favor inclúyanla en sus oraciones y decretos. Hay muchos individuos que están tomando acción reuniendo fondos para ayudar a asistir al pueblo haitiano en el gran trabajo de limpieza de los escombros y en la reconstrucción de sus hogares y sus vidas. Mucha Luz desde el corazón de la Humanidad en todas partes de la Tierra está resplandeciendo en respuesta a esta gran devastación que ocurrió en la localidad de Haití.

Esta respuesta de toda la Humanidad está anunciando el mayor despliegue de la energía del Amor que está ahora vertiéndose sobre cada quien y cada cosa en la Tierra con una intensidad cada vez mayor. La Humanidad está entendiendo que no hay grandes distancias entre los lugares en la Tierra o entre las personas. Todos están respondiendo a su llamado del corazón para recordar que es sólo en el plano Terrestre que hay división entre las Almas y que esas apariencias externas no tienen ninguna importancia en el corazón de Dios y que cada uno es una individualización y la representación de la manifestación de Creador Infinito manifestándose a través de ellos. Mientras que estos recuerdos y entendimientos se produzcan en cada corazón, grandes cambios tomarán lugar en la consciencia dentro de cada alma.

Mientras cada Alma recuerde la pureza, el amor y la bondad que cada Humano verdaderamente es, habrá un desbordamiento de estas cualidades desde cada corazón Humano. Esto emergerá un gran poder desde adentro, porque el Amor es lo más grande y la única fuerza que existe. El Amor cambiará todo lo que requiera cambiarse y el Amor lo hará de las formas más inspiradoras y elevadas. Los corazones de la Humanidad se han abierto a sus mayores energías de Amor y Luz que ahora inundan la Tierra y todo sobre Ella. Esta aceptación expandirá esta energía, esta gran fuerza, dentro de cada esfuerzo que cada individuo inicie. Esta gentileza y bondad innata de la Humanidad resplandecerá y su Mundo cambiará para siempre.

Es mucho lo que está viniendo en este tiempo y es necesario que cada uno de ustedes mantenga su centro y sostenga su Luz en el mero lugar donde estén ubicados en este momento. Hemos dicho antes que donde está cada Trabajador de la Luz en este tiempo, es donde han acordado estar para que su Luz y resplandor sea de la mayor asistencia a la gente en sus comunidades, sea o no reconocida esta Luz. Sólo por ser quienes son, ustedes agregan gran bien a su Mundo y a todo sobre Ella. Es el corazón Despierto que ahora mueve a la acción a través de la superficie de la Tierra, iniciando grandes cambios en todas las facetas de la vida sobre la Tierra, en toda institución que haya sido establecida por generaciones previas. Todo cambiará, algunos cambios ocurrirán rápidamente y otros ocurrirán gradualmente en la medida que la Humanidad Despierte de su largo sueño.

Estos son los días en los cuales cada uno de ustedes se ofreció a participar. Estos son los días que moverán su Mundo hacia el resplandeciente y prístino Nuevo Mundo que llaman el Cielo en la Tierra. Estén seguros que la mayoría de la Humanidad terminará viviendo su Cielo en la Tierra individual mientras experimentan la Unicidad de la Vida con el Creador Infinito y mas allá. Verdaderamente, este es el tiempo más excitante para estar vivo y encarnado en su Planeta, siendo parte del cambio que se avecina. Estamos con ustedes en energía, fuerza y solidaridad, ya que estamos todos juntos en esto.

YO SOY Melchizedek


21 de Enero, 2010