martes, 16 de febrero de 2010

ALAS ~ LOS CAMBIOS EN LA TIERRA ~

12 de Febrero de 2010
por Karen Bishop


Aunque recientemente se publicó un mensaje de ALAS, hay eventos dignos de mencionarse en el horizonte próximo, y saber de antemano las razones de nivel superior detrás de ellos, espero sirva para aliviar cualquier tensión y confusión que puedan resultar.

El terremoto de Haití hizo arrancar el surgimiento de la nueva realidad al abrir nuestros corazones y unir a la gente una vez más. Literalmente, hizo que la nueva tierra se abriera, y la preparó para su muy nuevo comienzo.

En tiempos por venir muy cercanos, vamos a experimentar más desastres naturales, y estos no van a ocurrir en países del tercer mundo. Aunque las áreas donde se van a producir estos desastres probablemente ya son conocidas para muchos, yo personalmente no veo la necesidad de reportar sobre este aspecto. Siempre estamos justo donde tenemos que estar, en cualquier momento dado. A niveles de nuestras almas, somos siempre, pero siempre, conducidos a nuestros lugares y espacios perfectos. De esta manera, algunos de nosotros permaneceremos en estas zonas cuando ocurran estos desastres, ya que nuestro rol como ángel de la Tierra será muy necesario. Otros pueden servir mejor al ser retirados de estas áreas, todo de acuerdo con quiénes somos y qué hemos venido todos a hacer.

Además, yo rara vez informo de estas cosas con mucha antelación, ya que siento que siempre hay espacio para un escenario diferente. Nunca sabemos realmente cómo y si acaso todas las cosas, efectivamente, se van a producir en realidad. Informar de estos eventos por lo general crea miedo, y como están las cosas, ya tenemos suficiente inseguridad. Además, podría sólo crear una situación innecesaria, simplemente porque nos estamos enfocando en ella, y podría no haber sido necesaria en absoluto. Si podemos tomar este proceso de ascensión paso a paso, y enfocarnos en cada paso que estamos experimentando en el momento, entonces siempre estamos justo donde necesitamos estar.

En la actualidad, estamos justo en la cúspide del próximo cambio terrestre inminente. ¿Por qué estamos teniendo cambios en la tierra y se los puede evitar? Aunque ciertamente son desagradables y muy dramáticos, son sin embargo necesarios en este momento.

La tierra se está preparando para un comienzo muy nuevo. Por lo tanto, ciertas zonas geográficas están siendo barridas y limpiadas, de modo que la paleta para la nueva tierra esté lista. Ya que ahora nos estamos diversificando, y ya que la luz está empezando a “hacerse cargo”, se está preparando una nueva base. No hay ningún juicio aquí. No se está apuntando a zonas específicas porque vibran tan bajo que necesitan una rápida transformación. Lo que está ocurriendo aquí, es que habrá áreas específicas en el planeta que van a ser los centros de luz, y estas áreas se están preparando para sus nuevos roles.

Cuando tiene lugar una dramática limpieza y movimiento con las energías, el área limpiada siempre vibra mucho más alto después de que ocurre la limpieza y el cambio. Haití, por ejemplo, pronto será un espacio sagrado reconocido. Y algunas áreas geográficas también pueden ser re-organizadas en formas bastante dramáticas.

Todo esto es parte del proceso de creación del nuevo mundo. Estamos empezando de nuevo desde cero, y por lo tanto, el nuevo mundo debe tener una nueva base para asentarse.

Para algunos, recientemente hemos sido trasladados a un nuevo espacio energético con el fin de estar energéticamente alejados de estos inminentes cambios que van a ocurrir a nivel físico de nuestra nueva realidad. Sensaciones de estar “secuestrados” por un tiempo, de ser retirados, sentir de repente que uno está ahora en un nuevo espacio relajado y muy tranquilo, o incluso que finalmente hemos aterrizado en algún lugar que se siente bien, protegido y real, son algunos síntomas de tener esta experiencia. Hace varios meses, muchos de nosotros fuimos “secuestrados”, mientras que se establecía una nueva jerarquía. Esto ocurrió alrededor del momento de la separación de los mundos. Teníamos que estar alejados mientras se estaba preparando algo nuevo, antes de que pudiéramos entrar en ello.

Este nuevo “secuestro” es muy similar, pero por razones diferentes esta vez. Estamos siendo retirados, mientras que la nueva tierra geográfica se está preparando. Estas sensaciones de ser alejados son más prevalentes para quienes viven en las zonas que se verán afectadas, ya que están más cerca de ellos, y por lo tanto, van a sentir su impacto mucho más. Se nos está retirando en estos momentos de modo que no experimentemos ningún trauma ni reverberaciones por estos dramáticos cambios.

Sí, estos tiempos son dramáticos y estresantes en verdad. Pero si podemos recordar que nosotros hemos planeado esto durante mucho tiempo, y sabemos que las cosas se están orquestando y poniendo en marcha de una manera perfecta y divina, tal vez podremos permanecer en espacios de paz, amor y calma mientras se producen todos estos cambios.

Con mucho amor y gratitud,