miércoles, 10 de febrero de 2010

ABRAZAR EL DOLOR

(Gracias a Mónica Franco por este mensaje)

El verdadero dolor es parte de la vida. Una de las cosas que suceden es que tenemos miedo de nuestro dolor y lo evitamos. Cuando hacemos esto causamos un sufrimiento falso. Cuando no estamos dispuestos a sentir nuestro dolor, también evitamos sentir placer y otros sentimientos. Es como una manguera obstruido que no deja pasar el liquido vital. Para poder estar en nuestra "grandeza", necesitamos ser capaces de sentir nuestro dolor.

Cuando no tenemos MIEDO de éste, fluye y pasa. Todos los sentimientos fluyen y pasan. Y aún nuestro dolor puede sentirse placentero porque cuando estamos fluyendo, estamos verdaderamente vivos.

Hoy, abraza cualquier dolor que puedas estar experimentado, físico o emocional. Está consciente que hacerlo te conectará a tí mismo con tu ser superior, que es de lo que este trabajo se trata ir a lo profundo de ti. a la luz donde se encuentran todas las respuestas.
________________________________________