miércoles, 6 de enero de 2010

YESHUA NO SE DEJEN ALTERAR

Alexiis, 4 de enero, 2010

Amados Maestros, son las ocho y cuarto de la noche, acaban de llegar mis hijos y sonó el campanilleo, pero igualmente siento que me tengo que comunicar con ustedes, así que quedo esperando a ver quién viene a transmitir un mensaje. . . .

Sí Alexiis, me doy cuenta que el momento no es el más adecuado como para transmitirte un mensaje importante, pero sí, lo vas a desgrabar durante la noche.

Veo, como tantas veces, que hay mucha información contradictoria y quiero alertar a todos los trabajadores de la luz que tengan mucho cuidado, porque tal como ya dijimos el otro día, son los últimos manotazos de la oscuridad para hacerlos caer.

Pido a todos ustedes fortaleza de carácter y sigan sus propios instintos, sigan a su corazón. Los que hasta ahora vienen trabajando y vienen recibiendo mis mensajes y de los que trabajan en la misma línea, no podemos arriesgar que a ustedes los volteen, los necesitamos. Por favor estén fuertes, no se dejen abatir.

Los próximos días o semanas no van a ser fáciles para ustedes, pero contamos con que ustedes están firmemente arraigados en su convicción, en sus creencias y en su ser. No dejen que nada de ello los disturbe, ni siquiera en caso – como te pasó a vos Alexiis – que un muy buen amigo de hace muchos años, te acabas de enterar que falleció. Sabes perfectamente que hay muchos que se van a ir y pueden ser cercanos o no tan cercanos, pero son almas que han decidido emprender otro sendero y no el sendero de ustedes, mis queridos hermanos, que es un sendero difícil, porque ustedes ahora se ven enfrentados con las tormentas, con las borrascas energéticas que son – como ya dije – los últimos manotazos de la oscuridad.

Alexiis, sé que no estás en estado ideal ahora así que me despido. Solamente les pido nuevamente, no se dejen abatir, estén firmes en su posición.

Les mando toda mi luz, mi energía y mi amor, Yo Soy YESHUA.