domingo, 10 de enero de 2010

LA TOLERANCIA

En términos espirituales, tener éxito significa ser capaz de permanecer estable, neutral y positivo frente a las diversas circunstancias y retos que se nos presentan. El éxito es la habilidad del alma en mantener un estado elevado en todas las situaciones.

A fin de obtener éxito en cada tarea, la principal virtud que es esencial integrar en nuestra vida junto a ser fácil y flexible es la tolerancia. Del mismo modo que una persona con mucha paciencia lleva a cabo una tarea después de cuidadosa consideración, de la misma forma, quienes son tolerantes, son capaces de calmar a las almas con patrones fuertes de personalidad y hacer que una tarea difícil se vuelva fácil.

De las caras de aquellos que tienen el poder de la tolerancia se revelará que están contentos y satisfechos. Sus ojos y facciones nunca serán de descontento. Y quienes permanecen contentos harán a los demás contentos y livianos. La virtud de la tolerancia es una inculcación muy importante. Cuanto más inculquemos el poder de la tolerancia en nosotros mismos, más contentos permaneceremos y experimentaremos que los demás también están satisfechos con nosotros. Una persona tolerante valora la riqueza que representa para la vida la diversidad de opiniones y perspectivas, y por ello se mantiene tranquila y satisfecha. Estar contento significa conseguir éxito a nivel espiritual.

Quienes son tolerantes pueden explorar la profundidad del conocimiento espiritual y aplicarlo en sus vidas y a través de ello, son capaces de obtener mucho poder y fortaleza. Del mismo modo que cuando vamos a lo profundo del océano podemos descubrir tesoros valiosos, el alma que tiene el poder de la tolerancia posee la sabiduría necesaria para ir a la profundidad del significado y la esencia de las situaciones.

El poder de la tolerancia nos permite desarrollar muchas virtudes, extraer beneficio y aprendizaje de cada situación, así como permanecer neutrales y ecuánimes en cada escena. Cuanto más profundicemos en el valor de esta virtud, más comprenderemos su importancia y sus implicaciones prácticas.

Allí donde reina el verdadero amor, la tolerancia es ilimitada.

Brahma Kumaris World Spiritual University