sábado, 9 de enero de 2010

ESENCIA LOS RÁPIDOS

La diferencia es esta: cuando eres uno con quien realmente eres, cuando prácticas tu meditación, diariamente de ser posible, empiezas a bajar tu resistencia y a elevar tu vibración, y llegas a ser uno con ese quien realmente eres; disfrutas de esta experiencia de vida mucho más y cuando llega el contraste lo entiendes como contraste y, puede que sea fuerte, pero es más corto y encuentras las respuestas mucho más rápido y el alivio llega mucho más rápido y tú eres más grande y mejor después de que has pasado ese contraste. El contraste son esos rápidos en tu río, en tu corriente y si tratas de remar alejandote de los rápidos es más lucha y es doloroso y puede voltear tu barco; pero cuando vas con la corriente y vienen esos rápidos y levantas las manos y gritas como estuvieras en una montaña rusa es mucho más agradable y entonces al final de ese rápido respiras agitadamente y estas disfrutando y te ríes y eres más grande y mejor. ~ Esencia