jueves, 21 de enero de 2010

MENSAJE DE LA MADRE TIERRA GAIA A TRAVES DE ALIXIIS

Miércoles 20 de enero de 2.010

Amados Maestros, son las diez y diez de la mañana y suena claro y nítido el campanilleo. Aquí estoy a ver quién quiere hablarme... No sé si la que quiere hablarme es la Diosa Peleé o la Madre Tierra, Gaia...

Soy Gaia, voy a tomar yo la palabra.

Es necesario que todos los humanos se den cuenta que ha llegado el momento de enfrentar las cosas, o sea, los cambios que se están produciendo en mi cuerpo. Como tantas veces aprovechamos lo que le pasa a Alexiis, para transmitir un mensaje.

Alexiis se acaba de enterar que hubo un terremoto allí donde vive su hija mayor, además de unos cuantos otros lugares cercanos. Ella no sabía nada porque ya ha dejado la costumbre de andar mirando los noticieros y se enteró por un mensaje de la hija diciendo que estaban bien. Es decir que tocó cerca de casa el asunto.

Todos ustedes tienen que estar conscientes que de un momento a otro se pueden producir cambios en mi cuerpo en la zona en la que ustedes viven y es importante la toma de conciencia de lo que tienen que hacer, como tienen que enfrentar las cosas, o sea, con calma y tranquilidad y enfocado en el mayor bien de todos.

En estos casos no se trata solamente de pensar en si mismos, ‘ay, yo me salvo y que los demás….’, no, todos son hermanos, todos son Uno y en consecuencia tienen que actuar, tienen que ayudar al prójimo, tienen que ayudar a la naturaleza, tienen que blindarse con amor y con luz para todo lo que haga falta.

Son muchas las cosas que pueden hacer falta, pero lo que les pido, especialmente a los trabajadores de la luz, es que mantengan la calma, manténganse en equilibrio, pase lo que pase, eso es lo que se espera de ustedes y para lo que se han ido preparando vida tras vida, vida tras vida, así que esa es una misión que tienen que cumplir y de la
cual tienen que estar conscientes.

Como ustedes ven, los movimientos en mi cuerpo van en aumento día a día, así que estos cambios son inminentes. No puedo decir en qué parte del planeta me voy a manifestar en el momento siguiente, pero cada uno tiene que estar listo para enfrentar la situación.

Yo los amo profundamente a todos mis hijos, no importa el color, la raza o la parte del mundo en la que viven. Hago todo lo posible para causar los menores daños, pero que hay daños y que va a haber, no se puede evitar.

Yo les manifiesto a todos ustedes mi profundo amor de Madre, Yo Soy la Madre Tierra, Gaia.