miércoles, 10 de marzo de 2010

Saint-Germain La Verdad Acerca De Ti

Tú has habitado un mundo de falsas creencias durante demasiado tiempo. Durante demasiado tiempo has imaginado que no eres amado y que eres rechazado por Dios. Puedes creer que estos pensamientos no tengan consecuencia en tu vida, pero estás equivocado.

En un mundo como este – un estado que existe únicamente en tu mente – lo mejor que puedes esperar de ti es el fracaso; los ataques de otros son inevitables; y Dios prefiere tu obediencia a tu amor.

Has permitido estas mentiras en la santidad de tu mente y les has dado un refugio que no les corresponde. En este hogar infeliz, las imágenes que posees de ti mismo te mantienen sintiéndote débil y vulnerable, y creyendo que tarde o temprano incluso las personas más allegadas te dañarán.

En este confuso estado, eres incapaz de emplear siquiera las herramientas más sencillas para vivir bien. Principios generales que mejorarían tu vida, si tan sólo los aplicaras – tal como “Ama a tu prójimo, como a ti mismo” y “Trata a los demás, tal y como quieres ser tratado” – , carecen de sentido para ti.

En este mundo de pesadilla, el pensar en confiar en tu prójimo, en comunicarte con Dios, es tan atemorizante como el prospecto de conocerte a ti mismo. Esto te atemoriza porque te has olvidado de Quién Eres.

Este mundo está cambiando ahora, y tú también junto con él.
Tú Eres Dios, También.

Cuando estás preparado para dejar atrás un mundo de mentiras e incertidumbre – de no saber quién eres, o lo que deberías estar haciendo – redescubrirás la Verdad Acerca de Ti. Recordarás que Eres Dios, también, y que Dios es tu Yo interior.
Al enlazar la verdad de tu identidad a este fundamental nivel, comenzarás a desentenderte de las complicaciones de vivir en el mundo. Encontrarás que los retos que enfrentaste fueron solamente imaginarios. Sólo reflejaban la energía que estabas dedicando a mantener tus máscaras en su lugar – máscaras que ocultaban tu verdadera identidad -.

Cuando dejas de aparentar ser algo que no eres, te librarás de las ilusiones del olvido. Las restricciones impuestas por tus creencias, y por las personas y situaciones a tu alrededor, perderán su poder. Ya no te impedirán expresar tu Divinidad. Recordarás la Verdad Acerca de Ti, y nunca te la negarás a ti mismo o al mundo de nuevo.

Proclamando la Verdad Acerca de Ti
Cuando recuerdas tu Divinidad, no hay nada más que mostrar. No hay nada que justificar, y no hay nada que defender o sobre lo cual discutir. Ya no estás dispuesto a esconderte en las sombras de la negación. En cambio, nombras y proclamas la Verdad Acerca de Ti. Asumes esta postura desde el interior, y la mantienes con cada respiro que tomas. Dejas de aparentar ser algo diferente.
Eres un Hijo de Dios, y Dios también.

Esta es la Verdad Acerca de Ti.

¿Qué Sucede Cuando Proclamas la Verdad?

Cuando reconoces tu Divinidad, ¿se facilitan mágicamente las cosas? No exactamente. Cuando primero proclamas la Verdad Acerca de Ti, mayor armonía se introducirá a las partes de tu vida que ya están alineadas con la Verdad. Pero lo que no está alineado se volverá pesado y tenso, y caerá. Se volverá obvio que estás engañándote, acerca de tu Yo. Esto puede provocar conflictos pasajeros dentro de ti, y en el mundo que te rodea.

Esto no debería sorprenderte. Cuando la Verdad entra a tu vida, sí crea conflicto con cualquier cosa que no sea verdad – y lo ahuyenta -. Así que, por favor no te alarmes. Entiende que esto es un proceso, y que tu disposición a cooperar con ello, lo hará más fácil. Si te aferras a las falsedades sobre ti, entonces tus luchas solamente se prolongarán. Pasarás más tiempo atravesando los conflictos para llegar a un lugar de armonía.

Recordando Quién Eres

Recuerda recordarte a menudo que Tú Eres Dios, también. Este es el mejor correctivo para cualquier dificultad que puedas experimentar. Este simple recordatorio, como una práctica diaria, es una herramienta poderosa para avanzar en tu vida. Te recordará que al igual que una semilla crece con las lluvias del verano, así también recordar la Verdad Acerca de Ti, lo despertará en ti. Todo lo que se requiere es tu paciencia.

Entiende que esta Verdad será revelada. No hay nada que puedas hacer para impedirlo. La Verdad es inevitable – así como lo Eres Tú – . Anímate en esto, y alégrate, y deja que este conocimiento te traiga paz.

Yo Soy Saint-Germain.