domingo, 21 de marzo de 2010

EL DESPERTAR CUÁNTICO

Un Pensamiento, Una Forma de Vida,
Un Sitio en la Red y Un Boletín Electrónico Global
MARZO 2010

NÚMERO 133
Creado, Canalizado, Publicado y Registrado con amor
por Gillian MacBeth-Louthan
www.theQuantumAwakening.com
thequantumawakening@hughes.net



EN ESTE NÚMERO:
*** El Tiempo Continúa Resbalando, Resbalando... Resbalando... Hacia el Futuro
*** Portal de Elección
*** El Templo de los Delfines
*** Líneas de Manifestación Más Definidas
*** Un Gran Vacío Amortigua Nuestras Energías


EL TIEMPO CONTINÚA RESBALANDO, RESBALANDO... RESBALANDO... HACIA EL FUTURO
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Conforme la memoria de lo que fue parece ir a la deriva como un sueño en la mañana, seguimos avanzando rápidamente por el pasillo del tiempo. Estamos siendo conducidos a las puertas del tiempo que se abren en ambas direcciones por corredores que nunca terminan hacia un lugar que aún no ha sido creado. Todos hemos visto y sentido la diferencia y la estela de caos que deja tras de sí. El tiempo es como un caballo salvaje que se resiste al sistema de 24 horas y sigue buscándole una salida al corral dimensional.

Todos corremos como hámsters en una bola transparente, chocando contra las paredes, moviendo nuestros piecitos tan rápido como podemos sin llegar a ninguna parte y agotados por toda la energía que requirió llegar hasta aquí. El tiempo nos roza como una ráfaga de viento, sin pedir nuestro permiso para hacer lo que nació para hacer. La vida nos empuja con más fuerza hacia un rincón de opciones limitadas o así lo parece, pero somos nosotros quienes nos hemos retratado en esa esquina con nuestro pensamiento limitado. Igual de fácil podríamos bosquejar una forma de salir si así lo queremos.

El tiempo ha cambiado desde los últimos terremotos. Ha acelerado su ritmo, y todas las alineaciones pasadas también han cambiado. Las longitudes y latitudes danzan a un nuevo ritmo. Las líneas Ley y los marcadores de tiempo están sin conexión, las geometrías sagradas se reinician. Se ha sentido un verdadero desfasaje en el tiempo, conforme el mundo entra en una nueva longitud de onda de Luz.

Todavía caminamos biológicamente al ritmo del viejo tambor cuando la orquesta toca en una diferente octava de tiempo y de luz. Nuestras percepciones han mejorado y vemos dentro y fuera del tiempo, pero aún no estamos seguros acerca de dónde colocar cada pensamiento. Ver entre los mundos no es para los débiles de propósito. Uno debe aferrarse firmemente a la cuerda floja a medida que se abren las puertas del tiempo y las posibilidades se presentan en una nueva gama de colores. Lo inesperado es de esperarse a diario. La gente hace lo que mejor que puede para ocultar lo que le aflige, pero las acciones son más fuertes que las palabras.

Este año del tiempo le pide a uno dedicarse a la tarea de recoger el espejo destrozado y como Alicia, entrar en todas las facetas y fracturas del yo. Los espejos son un portal de transporte a lugares que no se pueden ver a simple vista. El salón de los espejos viene a reflejar lo que tiene que verse a medida que uno cruza las líneas de tiempo hacia lugares que no han sido creados y esperan su primer pensamiento como semilla.

Ver hacia el futuro no es para los de corazón ni rodillas débiles. A medida que uno camina por las puertas del tiempo muchas ‘puertas trampa’ se dan a conocer. Agujeros negros dimensionales hacia otros lugares de bucles de tiempo paralelo pueden crear un efecto de vértigo en los lugares más inesperados. Las puertas del tiempo se abren y se cierran más rápido que un abrir y cerrar de ojos. La verdad y el tiempo son individuales, y no presentan un voto singular.

Lo desconocido se vuelve visible en los salones del tiempo. Lo que parecía vacío ahora se llena, liberándose de la definición. Un cambio de ámbito despierta de un largo sueño para llevarlos hacia la piedra angular de nexo donde se encuentran el tiempo y el espacio. Todas las limitaciones se transforman en esta versión expandida de la realidad. ¿Tienen el valor de saltar con los ojos abiertos hacia este punto fluido de posibilidad? Su vehículo del yo eterno se está purificando para las energías expandidas y las verdades de los cambios venideros a partir de ahora hasta el 2012.

Ustedes son un instrumento de luz que está siendo afinado para tocar en una nueva octava. Relájense en los Cambios, mírenlos a los ojos viendo con la sabiduría de un millar de ángeles. Vean más allá de lo que consideran humanamente posible. Contemplen todo lo que les sucede en una perspectiva más profunda y con una mirada tan intensa que comprenda la totalidad de lo que va a pasar antes de que haya sucedido. Cada situación tiene un millón de resultados. Corresponde a la persona escoger energéticamente. Desde ese punto de sabiduría creen a partir de su corazón en una energía de forma libre, permitiendo que los elementos superiores de luz tomen la forma en la que ellos quieren convertirse.

PORTAL DE ELECCIÓN

Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Estamos conectados con todo en el Universo; todo fluye a través de nosotros y hacia nosotros. Nuestras energías, nuestros pensamientos y nuestras palabras fluyen a través de toda vida, en la Tierra y en todas partes. No existe un final para nosotros, ni un comienzo, sino un flujo continuo de vida, cambiando de forma una y otra vez. Estamos continuamente perfeccionando nuestra forma en cada encarnación, ya sea como un elemento, planta, animal, humano, estrella o galaxia. Deliberadamente nos desafiamos a nosotros mismos para llegar a ser todo lo que podemos ser. No hay ningún fracaso en este tipo de existencia, sólo evolución.

Se encuentran en el momento de nacer a una luz superior a una octava diferente de la verdad. Mientras se sientan en el vientre del No-tiempo, No-espacio, tratan de estirarse, pero los muros de la ilusión los mantienen confinados en una prisión invisible. Empujan y empujan pero no se pueden estirar hacia la vastedad que innatamente saben que son. Cuando un niño está en el vientre de la madre, su espíritu tiene la capacidad de traspasar las limitaciones del vientre físico, bordeando la vida de los padres, extendiéndose hacia el pasado y el futuro, superando el espacio y el tiempo.

Su vida es similar a la de un niño por nacer. Sienten las limitaciones, como si los muros de su vida se volvieran más y más empinados cada vez que intentan escalarlos. Gruñen, gimen, se quejan, pues las limitaciones se vuelven más y más animadas. Ustedes tienen las mismas habilidades innatas del niño que está por nacer. Están viviendo en esta dimensión de materia y sin embargo también están viviendo en espíritu, en la luz a una multitud de niveles. Su cuerpo parece limitado y vulnerable, sin embargo, el espíritu y fuerza de luz que habita ese vehículo tiene habilidades magníficas y sin fin.

Entran en un tiempo prometido donde la percepción limitada de su humanidad se fusiona con el vasto y omnisciente Espíritu de Luz reuniéndose, fusionándose y luego EMERGIENDO en algo que es mucho más.

En este momento se sienten como una oruga en la etapa temprana del capullo. Saben que están destinados a ser más. ¡¡SIN EMBARGO, TODO EN SU MUNDO APUNTA A SER MENOS!! Sienten en lo más íntimo de su ser que si lo intentaran podrían volar. Luego vuelven a mirarse y sólo ven el reflejo de la densidad y la limitación humana. Sin embargo su corazón sabe que pueden volar más allá de estas limitaciones terrenas.

La Crisálida cambia y el Capullo que los rodea se engrosa y endurece como la corteza de la Tierra. ¡Parece no haber salida! Los mantiene confinados en una prisión creada por sus propios pensamientos. Un día, sin previo aviso, aparece una lucecita en el horizonte que proveniente de un agujero diminuto dentro del capullo. Su corazón se acelera con las posibilidades, pues la ilusión de la limitación comienza a desmoronarse justo ante sus ojos.

En este momento todos ustedes están viendo ese puntito de luz que les muestra la salida, la forma de subir y el camino a casa. La oruga se ve a sí misma y dice: “¿Cómo voy a pasar por esa pequeña abertura?” ¡La oruga debe entrar en un tiempo de entrega! Entregar sus limitaciones a la chispa divina en su interior. Entregarse es aceptar el proceso divino que conoce cada anhelo y necesidad incluso antes de que lo deseen. ¡Es confiar! Es saber qué es verdad, cuando todo lo demás refleja ilusión. El agujero sólo es pequeño en la mente de la oruga, no en la mente de Dios. En la mente de Dios es lo suficientemente grande como para acomodar a todas las futuras mariposas de la Tierra.

Es hora de entregarse y confiar en su proceso. La mariposa que son ustedes dentro de esa oruga humana, es mucho más grande que cualquier ilusión. Dejen ir y sepan que el plan divino va a funcionar pase lo que pase. ¡La oruga está destinada a convertirse en una mariposa, no puede ser de otra manera!

El capullo nunca permitiría que la oruga se libere, porque ésa es la función del capullo. Protege, mantiene sujeto. La Tierra los mantiene como un capullo hasta que están listos para liberarse. La oruga sabe que debe intentarlo y volverlo a intentar o morirá. En ese punto de referencia están todos y cada uno de ustedes. Sienten que deben tratar, o morir en el proceso.

Su Alma los empuja a través de ese agujero diminuto hacia una Luz Superior, tal como la oruga es empujada por el instinto. Ustedes empujan hacia atrás diciendo: “No, no quepo. No, no puedo saltar. No, no puedo volar. ¡NO, NO PUEDO!” El Espíritu dice: “Puedes hacerlo, debes hacerlo o perecerás.” La Tierra está en un portal de elección, donde la conciencia colectiva tomará una decisión. Todas las creaciones de Dios se hallan en esta cerca de decisión. Toda la vida está “decidiéndose”.

A medida que alcanzamos una cúspide en este nivel de evolución, comenzamos a darnos cuenta de cómo nuestras palabras, pensamientos y miedos afectan esta coyuntura de la Humanidad. Hablamos de cualquier modo, creamos a nuestro antojo, y profetizamos por miedo. Hablamos como si nuestras palabras no significasen absolutamente nada. Las vemos sólo como palabras sin darnos cuenta de que se crearon mundos con una palabra, un pensamiento, un decreto sin ver el poder que tenemos a nuestra disposición para destruirlo todo o crear una utopía, un paraíso, un cielo en la tierra, saboteando nuestras propias vidas, nuestras finanzas, nuestra salud, nuestro matrimonio y nuestro futuro.

Cada pensamiento que tienen está vivo. Cada palabra que pronuncian nace a la existencia. Ustedes la liberan de su ámbito interno. Como si dejasen salir al Genio de la botella, sus palabras, sus pensamientos, esperan su orden para ingresar en el mundo de la materia y hacer lo que ellos hacen mejor, ¡crear! ¡Todo lo creado lo hacen ustedes, para ustedes y a través de ustedes!

El tiempo entre el pensamiento y la manifestación se acorta más y más, forzando la atención de todos hacia la sala de espejos de la responsabilidad. Es allí donde los reflejos gritan, “¡Miren lo que han creado, miren lo que han dado a luz!” Nosotros nos damos a nosotros mismos maravillosos regalos mágicos cada día sólo con las palabras que pronunciamos. Nadie esta afuera para perseguirnos ni nada quiere destruirnos, cada situación es obra nuestra, una creación divina, una herramienta para escoltarnos hacia un lugar superior de conocimiento.

Nosotros no sólo hacemos esto como individuos sino como países, familias, continentes y también como mundo. Muchísimas oportunidades para aprender y evolucionar y amar. Es como si niños jugasen con armas nucleares, sin conocer el poder del instrumento disponible. Hacemos lo mejor que podemos por cumplir la antigua y bíblica profecía creyendo a cierto nivel que aquellos del pasado sabían más que nosotros. Cedemos nuestro poder y nuestro mundo a los huesos secos del pasado. Si esa misma gente profetizara hoy en día, nos reiríamos de ellos como excéntricos o miembros de un culto sin honrar ni sus palabras, ni sus miedos.

El mundo externo sólo refleja nuestros pensamientos y diálogo internos. La vida no es algo que nos sucede, es algo que nosotros creamos continuamente. Sabiendo que podemos crear y que creamos colectivamente todo y cualquier cosa, ocupémonos en crear un mundo de amor, de paz, de alegría donde cada niño se vaya a la cama con la pancita llena, y cada persona sin hogar cambie su casa de cartón por un hogar de verdad. Miremos el vaso de nuestro mundo lleno como siempre en lugar de medio vacío y desanimado. Todo lo viviente responde a sus pensamientos y sus deseos, especialmente a un pensamiento casual o a un decreto.

Sabiendo lo poderosas que son nuestras palabras las 24 horas al día por toda la eternidad, pongamos un poco de moderación cuando bromeamos. Lo que podamos decir inclusive jugando se esparcirá a través del espacio y el tiempo. Lo que decretamos para otro nos lo regalamos a nosotros mismos. Nuestros enojos, nuestros miedos, nuestros celos se están volviendo animados, vivitos y pateándonos a su vez para que les prestemos atención.

Como aman, atraen. Ustedes están hoy donde los trajeron sus pensamientos; mañana estarán donde sus pensamientos los lleven. No pueden escapar al resultado de sus pensamientos; pero pueden soportar y aprender, aceptar y estar contentos.

Van a hacer realidad la visión de su corazón, no el anhelo ocioso. Van a gravitar hacia lo que más aman en secreto. En sus manos se colocará el resultado exacto que se ganaron, ni más ni menos. Cualquiera sea su entorno presente, van a caer, permanecer o elevarse con sus pensamientos… su visión... su ideal.

EL TEMPLO DE LOS DELFINES
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Venimos desde las profundidades acuáticas del río de sus almas y del abismo interno de su ser. Venimos para ayudarles a respirar profundo. Olvídense de su humanidad y respiren profundo con su corazón, entrando en un lugar de pura alegría. Se sientan en la orilla observando cómo juegan sus otros aspectos. Por demasiado tiempo se mantienen en trajes y cremalleras y zapatos cuando el propio Ser en su interior sólo quiere ser liberado.

Muchos de ustedes han trabajado en los Templos de los Delfines en la antigua Lemuria y Atlántida. El mar es parte del tejido mismo de su ser, vive en ustedes. Su sangre y glándulas pulsan con el Mar desde tiempo inmortal. Escuchen en su interior al Antiguo Océano rompiendo contra los muros debajo
de los acantilados. Oigan el sonido de los pájaros y el latido de su corazón mientras nosotros (los delfines) los acompañamos hacia atrás en el tiempo, al tiempo en el que eran más fluidos, al tiempo en que eran más flexibles, más maleables. Permítannos llevarlos nadando al tiempo en que disfrutaban de cada centímetro de su cuerpo y de su vida.

La energía del juego es algo que han olvidado por estar tan ocupados siendo adultos, tan ocupados siendo formales, tan ocupados representando el título de su trabajo, el título de su nombre, pero no el ‘título de su alma’. Les pedimos que se mantengan sólo lo esencial y permitan que salga la esencia centelleante de su Delfín celestial. No salgan con miedo a ser asesinados o convertidos en atún, no salgan con miedo a estar en aguas tóxicas o vergüenza tóxica. No salgan a menos que estén dispuestos a ser libres, libres de lo que los acosa, libres de lo que los agobia, libre de lo que los mantiene entre las líneas de su vida.

Abran sus chakras, permítannos alinearlos. Imaginen a uno de nosotros de su familia estelar delfín, parado frente a ustedes, cuerpo a cuerpo, chakra a chakra, corazón a corazón; mientras nos mezclamos y convertimos en Uno, son liberados de sus restricciones humanas. Ustedes han olvidado cuán simple es la vida, han olvidado que todas sus necesidades deben y serán satisfechas cuando crean plenamente que es así. Se han olvidado de todo el amor original que los dio a luz. Este amor es fluido y se mueve libremente como nosotros; no es para ser puesto bajo llave ni metido en una caja y guardado en un estante para un día de lluvia. Es para ser compartido con todos y con cualquiera. Han olvidado reconocer a sus hermanos en la misma parte del mar en que ustedes viven, en su vecindario, en su ciudad, en su país; ellos también son su familia.

En la Madre Océano no hay cercas, ni paredes, ni puertas para mantener nada afuera ni a nadie adentro, todo es parte del Océano Uno. No tenemos enemigos en el océano porque así lo creemos. Incluso aquellos que quisieran convertirnos en su presa no lo hacen porque ésa es nuestra intención. Nosotros creemos que no estamos en peligro a causa del hombre, los tiburones, los miembros más grandes de nuestras propias familias. Y así es.

No estamos aquí por nosotros, ni nunca lo hemos estado. Estamos aquí por ustedes. Eventualmente (más pronto de lo que se imaginan) llegarán a darse cuenta de que ustedes están dentro de todas las especies y todas las especies están dentro de ustedes, entonces no habrá necesidad de que continuemos nuestras enseñanzas en forma física. Los patrones evolutivos se desplazarán a la próxima muesca. Somos los delfines. Nos vamos de este cuerpo pero nos quedamos con ustedes. Recuerden nuestras palabras.

UN GRAN VACÍO AMORTIGUA NUESTRAS ENERGÍAS
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

A medida que se nos imponen más y más exigencias, parece que tenemos poco tiempo para sentarnos plenamente en nuestra luz y hacer lo que desea nuestro corazón. Nos echamos de menos. Yacemos extendidos hasta el límite. Muchísimas cuerdas nos atan emocional y económicamente mientras luchamos por mantener la cabeza por encima de la marea entrante. Echamos de menos nuestra conexión con el Universo/Dios, al ver cada vez menos de lo que somos y cada vez más de que no lo somos. Un gran vacío amortigua nuestras energías mientras nos esforzamos mucho para ser vistos a través de la niebla espesa. Todo clama una exigencia distinta. Nuestros sentidos se confunden como si estuviéramos navegando a través del triángulo de las Bermudas en un barco de hematita.

Las horas del día parecen conspirar contra nosotros mientras tratamos de pasar algún tiempo con la persona que creemos ser. Las exigencias han estirado nuestras capacidades hasta el punto de casi romperse. Pensar que uno tiene una opción parece ser de poco valor ya que las opciones cambian de dirección a diario. La vida misma es exigente, comandante y jefe y más ruidosa que nunca. Se los arrastra pataleando y gritando hacia los mundos y dramas de los demás. Gritan, "éste no es mi karma, mi drama, mi creación ni mi responsabilidad". Los gritos caen en oídos sordos, mientras el agujero negro del cambio los jala hacia otro universo empujándolos más allá de cualquier pensamiento limitado anterior.

Miran su vida a medida que el tiempo se desenreda dimensionalmente mostrándoles todo su flujo y reflujo. Su ritmo interior anhela ser escuchado, pero la banda sigue tocando sin ustedes. Su luz que una vez fue tan grande se ha condensado en la precisión de un láser de punta. Dentro de esa precisión de punta el tiempo no existe.

Están aprendiendo a existir simultáneamente en varias capas de sí mismos. La ruptura entre las experiencias del tiempo en forma humana se han acelerado y no hay ningún lugar donde estacionarse en el medio. Se les pide que permitan que esta energía se despliegue en su propio potencial. Todo está sucediendo a la vez y ya no hay una línea divisoria. En lugar de ser abatidos por estas energías aprendan a barrenarlas y dirijan estas olas de tiempos de cambios hacia un nuevo Destino.

LÍNEAS DE MANIFESTACIÓN MÁS DEFINIDAS
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

La conciencia financiera del planeta Tierra cambia a una luz superior más brillante exhibiendo líneas de manifestación más finas y definidas. En el pasado siempre acudieron a otros en busca de apoyo y ayuda; ahora que el mundo enfrenta confusión se preocupan como una vieja que pregunta: ‘¿Quién va a estar ahí si me caigo?’ El miedo delinea sus pensamientos.

La pregunta, pequeños, es ¿por qué se quieren caer? ¿Están o no están a cargo de crear su vida? ¿O son sólo una víctima de la casualidad? ¿Por qué quieren alimentar su corriente de vida con semejantes pensamientos y creaciones oprimidos? Apenas están aprendiendo a volar, dejando el nido de lo que fue su espacio seguro y construyendo un lugar del que incluso los Ángeles estarían celosos.

Muchos de ustedes están listos para saltar y arriesgarse a dejar el nido; muchos de ustedes están listos para aprender realmente a volar. Ya no más sentarse a horcajadas sobre la valla afilada de la indecisión. Agarren lo que es de oro acerca de ustedes y su mundo y sus decisiones. Agárrense con fuerza y láncense hacia un futuro brillante y resplandeciente.

Muchos han aprendido a representar el papel de mártir y salvador, picota y esclavo; este es el momento de probarse el traje de Merecer. Vemos dentro de las almas de muchos de ustedes cómo los hirió la vida, cómo los rastrillaron sobre las brasas y los quemaron. Con un pensamiento más elevado pueden blanquear la cerca rota de su corazón. Tienen la capacidad de sanar más allá de todas las cicatrices del alma.

Su universo, su Dios, no les pide cuentas de su pasado. El universo vive en el momento presente. Es hora de que suelten su pasado, pues ni siquiera los mismísimos Dioses se lo reprochan. Su pasado se mantiene en un depósito sagrado y ustedes tienen la única llave para abrir ese cajón, ni siquiera el Creador va allí. Nada de santa luz divina les remarcará el pasado jamás. Levántense y salgan de lo que les ha causado dolor y tristeza y rabia. Háganlo pensamiento a pensamiento, decreto a decreto.

Con un toque al interruptor en su próximo pensamiento pueden encender la luz o seguir sentados en el cuarto oscuro revelando negativos. Si su corazón verdaderamente desea algo, sólo dénselo ustedes mismos. Primero con un pensamiento, un permiso y un merecimiento para tenerlo y luego permitan que siga el resto. Si quieren un auto nuevo, dénselo a sí mismos primero verbalmente, en voz alta. Cualquier cosa que digan es escuchada por el Universo que lo refleja de vuelta.

Gillian MacBeth-Louthan