jueves, 11 de marzo de 2010

Lady Nada ‘Preocupación’

‘Ya es la hora.’
‘No hay más prórrogas.’
‘Elegid y decidid.’

Miércoles 10 de marzo de 2.010

Hola, Rafael. Soy tu hermana espiritual, Lady Nada, y vengo a
transmitir un mensaje a través de ti a la Humanidad. Es que desde los
Reinos Superiores vivimos con cierta preocupación los potenciales que
se acercan a la manifestación en vuestra dimensión terrestre. Lo
vivimos con la preocupación no porque el Plan Divino no se vaya a
llevar a cabo, no porque la Madre Tierra no vaya a conseguir su
ascensión, sino por los potenciales de padecimiento innecesario que se
podrían evitar con tan sólo un poco de colaboración y dedicación por
parte de mis hermanos terrestres.

Es que vengo en este momento a vuestra dimensión a pediros con el amor
que radica, fluye e irradia en mi corazón hacia los vuestros, que
abráis vuestros sentidos, vuestras mentes y vuestros corazones para
que podáis concebir y adquirir el entendimiento, que concierne a esta
grave situación que se os avecina, si tomáis las medidas necesarias
desde este preciso momento con total convicción, con total firmeza y
con total conocimiento de causa sin albergar miedos o titubeos, sin
albergar puntos medios de pura mediocridad, sin albergar vías de
escape de autoengaño. Se os pide total intención. Se os pide alistaros
en la Conciencia de la Ascensión. Se os pide, hermanos míos, que
levantéis la mano, erguidos, en vuestras posiciones y alcéis la voz
interior diciendo “Yo Soy el que Yo Soy”. Y sed valientes. Los
verdaderos obstáculos que os vais a encontrar a vuestro paso están
dentro de vosotros. Sed valientes porque es vuestro dolor interior,
son vuestras heridas internas, son vuestros aspectos internos los que
siempre os han costado poder mirar con amor. Os han costado dejarlos
ser para ser sentidos en libertad. Os ha costado trabajo darles la
ternura y el amor incondicional en su expresión en libertad total.

Ya es la hora. No hay más prórrogas. Elegid y decidid. Vuestros
hermanos estelares y ascendidos ven con cierta preocupación el
sufrimiento que se cierne sobre gran parte de la Humanidad por su
manera inconsciente de vivir esta oportunidad ascensional en la
dimensión terrestre que les fue otorgada.

No me despido sin antes agradecer a los que, así, decidieron
abandonarse a las nuevas efusiones y energías del Espíritu renovador,
que reformará la Tierra a nivel físico y a niveles etéricos y
espirituales, para que les renovara, y en esta acción dejaron cosas
atrás y siguieron avanzando, aligerando cada vez más su equipaje,
despojándose de todo el equipaje que les acompañó en su viaje
tridimensional para ir convirtiéndose en los nuevos Seres Crísticos
ascendidos encarnados en la Tierra. Somos Uno, hermanos, y vosotros
sois el grupo de seres estelares que decidieron ser nuestros enlaces
claves a lo largo de toda la superficie para consumar exitosamente el
plan que nuestro Padre/Madre Dios Creador/Creadora configuró para esta
bendita Madre Tierra, que nos encarna y nos ha encarnado durante
muchos miles de años con la amorosa intención de ofrecernos ese avance
y crecimiento del alma que sólo en su dimensión podemos adquirir.

Es que me despido de todos vosotros, hermanos míos de la milicia
celestial encarnada, para que os sintáis contentos y alegres con
vuestras nuevas conexiones y vuestra nueva percepción de la Conciencia
Universal Divina que os ha sido otorgada y activada.

Recibid el amor puro que fluye desde mi Ser hacia todos y cada uno de
vosotros, y benditos seáis todos, mis hermanos estelares en la
superficie de la Tierra.