domingo, 21 de marzo de 2010

Kryon ERES UN SER EXTRAORDINARIO DISFRAZADO DE ORDINARIO

El Grupo de Kryon canalizado por Mario Liani

El Grupo de Kryon es la denominación que Mario Liani emplea
para canalizar la amorosa energía de Kryon, la cual no representa a una entidad aislada,
sino a un grupo de conciencias superiores de ascendencia angelical que opera sin individualidades y bajo una absoluta sincronía.
Kryon está siendo canalizado en varios idiomas por diferentes voceros en todo el mundo.
Mario Liani es apenas uno de ellos y lo hace en idioma español.



Canalizado en vivo el 7-11-2009
(Ciudad de México)

Es conveniente destacar que el texto que sigue no es una trascripción exacta y literal de la canalización en vivo, puesto que las palabras canalizadas verbalmente poseen una calidad energética que no necesariamente puede llegar a ser plasmada por escrito. En virtud de ello, Mario Liani ha vuelto a canalizar a Kryon para realizar los ajustes necesarios para que el texto mantenga la coherencia necesaria y el mensaje pueda ser procesado cabalmente por el lector que no estuvo presente en el evento en vivo.


La Voz de Kryon…

Yo soy Kryon, en Servicio Magnético para toda la humanidad.

Y así es, que estamos aquí nuevamente juntos… en Familia.

Y es así como tú, oh mi querido ser humano, acudiste al llamado que tú mismo sincronizaste en tu reloj multidimensional… porque tú mismo pusiste la hora, conectaste la alarma y escogiste adonde querías despertar… Y es aquí que has despertado. Es aquí que ahora te encuentras, en este espacio que no es más un espacio físico. Éste es un espacio ínterdimensional.

Todo esto que hoy se ha hecho aquí (Kryon hace una tácita referencia a las charlas, concierto musical y meditación guiada que antecedieron la canalización de Kryon), se hizo con la finalidad de conducirte a un elevado nivel de vibración que te permitiera alcanzar un estado tal, que pudieras despegarte físicamente de la atracción de la materia que ejerce sobre ti el famoso “Velo”.

Huele a Hogar

Te encuentras ahora en un espacio donde las palabras ya no son más palabras, la música ya no es solamente música, la silla que tú estás ocupando ahora… ya no es meramente una silla. Te encuentras en un espacio muy familiar que te recuerda algo que con seguridad añoras inconmensurablemente. ¿Huele a Hogar, verdad? Sí. Huele a Casa, huele a Familia. Es como cuando llegas a tu hogar físico y hueles aquello que están horneando… y ése olor tan familiar, ¡es el que te hace sentir que regresaste a tu hogar!

Y aquí estás: ¡en Casa!

Quizás pienses que nosotros trajimos tu Hogar para acá. No fuimos nosotros quienes lo trajimos. ¡Tú lo co-creaste! Habiendo decidido despertar hoy en este espacio, tú co-creaste que esto se convirtiera en tu Hogar, en ese espacio que posee la energía que frecuentemente añoras y extrañas. Ésta es la energía que representa la Reunión con la Familia Espiritual.

Viaje a Través de Tu Corazón

Ya escuchaste (cuando en algún momento de la jornada se dijo que ello sucedería) cuántas almas llegaron hoy aquí y se posicionaron alrededor de ti… Quizás no las puedas ver, más las puedes sentir. Mi querido, mi querida, ¿adónde las sientes? ¿Donde crees que se siente la presencia de aquel o de aquella a quien recriminas por haberte abandonado (recientemente o quizás no tanto)? ¿Adonde lo sientes? ¡Aquí, en tu pecho, en tu corazón! Te aprieta, te duele, te deshace, te conmueve, ¿verdad?… porque esto que viniste a hacer aquí hoy, mi querido humano, no es más que un viaje a través de tu corazón, pues es allí adonde se encuentra todo aquello que necesitas hallar, aquello que ansías encontrar…

¿Y quiénes somos nosotros - que estamos aquí ahora hablándole no a tus oídos, sino a tu corazón? Somos una parte expandida de ti, esa parte de ti que has endiosado y colocado literalmente en un pedestal, a la que simplemente miras de abajo hacia arriba, implorando para ser escuchado.

¡Es que Soy Apenas un Ser humano!

¡Oh humano! ¡Cuánta gracia nos causas cuando te vemos postrado de rodillas, con las manos firmemente entrelazadas… pidiéndote a ti mismo que te escuches! ¡Qué maravilloso eres! Es por eso que nosotros, cuando nos reunimos físicamente contigo, literalmente nos postramos a tus pies, te tomamos entre nuestros brazos y te bañamos con nuestras lágrimas (no humanas) de gozo, alegría y felicidad, por la añoranza que nos causa saber que has tenido el inconmensurable valor de haber venido aquí a trascender tu propio camino evolutivo, decidiendo ser aquel que ahora pretendes ser: un ser humano…

¡Oh, que pretensión! Tú mismo lo expresas así: “Pero es que sólo soy un humano…”. ¡Oh, si te escucharas! Si pudieras escucharte ahora a través de nuestros oídos, ¡no tienes idea de lo que sentirías! Sentirías una gran auto-admiración por haberte lanzado al vacío - porque para ti esto es un vacío, ya que no posees una percepción multidimensional.

Estás anclado a los conceptos del tiempo, juzgas en base a extremos, criticas, sufres y luego te preguntas a ti mismo con el nombre de Dios - “Oh, ¿por qué, Dios mío, por qué me haces esto?” - cuando en realidad ese Dios a quien clamas… eres tú mismo… Y ese Dios que te responde, lo hace con tu propia voz desde tu propio rostro, te sonríe con tu misma sonrisa y te acaricia el corazón tal como tú lo harías con la persona que más amas.

¿Es Conveniente Recordar?

Y así es como tú, ser humano, decidiste enfrentar el vacío, olvidarte de tus recuerdos, desvanecer tu atemporalidad en esta dualidad y venir a perseguir el sueño de algún día despertar… ¡y pretender recordarlo todo!

¿Cómo recordar? No es fácil recordar, pues se puede decir, ser humano, que te está vedado recordar, pues no sería espiritualmente beneficioso. El hecho de recordar no te colocaría en aquel necesario estado espiritual que te haría abrir los ojos, despertar y decirte a ti mismo: “¡Ah! Ésta es la razón por la cual yo vine aquí a pasar por estas pruebas…”.

¿Por qué no vienes con todos tus recuerdos? Porque es necesario que despiertes y cuando lo hagas, veas tú mundo - el mundo que sueles crear con tus propios pensamientos - de una manera totalmente diferente… y que con esa mirada te coloques nuevamente en ese sendero que tú ni siquiera imaginabas que podía existir.

Eres Un Ser Extraordinario Disfrazado de Humano Ordinario

Tú, ser humano, te dices a ti mismo: “Oh, Kryon, pero es que yo soy tan ordinario, soy tan común… Es que soy apenas un ser humano…”. Y de allí no te sales, de allí no te mueves, pues te has parqueado sobre esa creencia. Te has amarrado a ella con los lazos que tú mismo anudaste en el manojo de implantes y creencias que decidiste traer a esta vida para enfrentarlos nuevamente… y ver si “esta vez” logras superar algo de aquello que está pendiente. Y sigues diciéndote: “Es que soy tan ordinario, soy tan común… Soy apenas un ser humano”.

He ahí la gran paradoja: ¡tú eres un Ser Extraordinario disfrazado de Humano Ordinario! Ése es el gran reto, el gran misterio y el gran paradigma que viniste a desmontar. Es un juego maravilloso ése que ustedes vinieron aquí a desafiar en esta jornada que llaman “Mi Vida”.

“Oh, Kryon, pero así es mi vida… ¿Qué hago con ella? Mi vida siempre ha sido así”. ¡No, querido humano! Tu vida no ha sido “siempre así”. Crees que tu vida ha sido siempre así… pero tu vida NO ha sido “así”: tu vida es como deseas que sea, porque lamentablemente te has acostumbrado a andar sobre muletas, a depender de otros… desvalorizando tu posición y tu valía - ante ti mismo principalmente y luego ante los demás.

¿Por qué ante ti mismo? Tú eres el causante del reflejo que originas en tu propio espejo, pues te miras en ese espejo y decides la imagen que deseas reflejar. He allí justamente aquello que deseamos señalarte esta noche…

La Enseñanza Está a Una Respiración de Ti

Ésta es una noche de enseñanza, mis queridos humanos. Ustedes están aquí porque hoy decidieron acudir a un Encuentro en Familia… y en los encuentros de familia también hay enseñanza. La mejor enseñanza que podrías recibir de alguien, no es de aquel a quien tú apodas “Maestro”, ése que también colocaste en el famoso pedestal de honra, sobre el cual te aferras reverencialmente para seguir adelante. ¡No! La mejor de las enseñanzas la puedes recibir de aquellos seres que están muy juntos a ti, aquellos que se encuentran a sólo una respiración de ti…

Qué tal si ahora, en este mismo instante, te permites inhalar suavemente, muy suavemente. Siente que aquello que estás inhalando (Kryon hace una profunda inhalación) es un baño de aliento emocional que le insuflas a todos aquellos aspectos multidimensionales de tu Ser que son parte de ti y que también son fragmentos de todo aquello que consideras tu Familia Espiritual, aquella que - claro está - por ser humano, crees que está compuesta sólo por “los que se fueron”…

Qué tal si ahora bañas - con ese mismo aliento emocional - a todos, absolutamente todos esos recuerdos humanos que llevas contigo y también lo haces con “aquello” que no consigues recordar, más que sin embargo presientes que existe - gracias a la fe creciente que ha nacido en ti a partir del momento en que re-iniciaste tu camino evolutivo, esa inmensa fe que te hace confiar que “eso” también está “ahí”.

Aquello que en Realidad Eres

Qué tal si por un instante siquiera te permitieras dejar de pensar en tu individualidad y te conectaras con todo aquello que hace que tú seas “aquello que en realidad eres”… Parece un juego de palabras, más no lo es. Todo aquello que permite ser “aquello que tú eres”, es todo lo que te construye en los diferentes niveles multidimensionales donde tu percepción y consciencia - aunque para ti sea inconsciencia - estén residiendo y recibiendo una constante retro-alimentación de ti.

Mi querido, ¿sabías que cuando sanas un aspecto de ti - aquí y ahora - en realidad estás sanando esos aspectos de ti que residen en todos esos lugares que tú ni siquiera conoces ni puedes recordar? ¿Sabías que cuando te das el permiso de ponerte en marcha y hacer las paradas necesarias en cada estación de ese recorrido evolutivo que viniste a emprender bajo tu iniciativa… esa información inmediatamente “vuela” y es recibida por todos los otros pedacitos de ti? ¡No tienes idea de cuanta responsabilidad tienes sobre el crecimiento y la salud mental, emocional y espiritual de esos otros aspectos de ti, los cuales están aguardando a que tú subas un peldaño evolutivo tras otro! ¿Sabías que cuando subes un peldaño evolutivo, los otros lo alcanzan también? Esto es ínterdimensional, querido humano. Esto es cuántico…

Infinitas Posibilidades Desde Tu Simple Intención

En el momento en que mueves una pieza de tu ajedrez, estás pulsando una cuerda de ese entramado magnético, de esa famosa Rejilla de la cual tanto te hemos hablado… Eso hace posible que la sola vibración del toque originado por la mera intención de tocarla, hace que todo vibre al unísono, la intención se transmita simultáneamente hacia infinitas direcciones y origine una infinidad de posibilidades que antes no existían… solamente por el hecho de tú haber pensado siquiera dar un leve toque en esa cuerda.

¿Sabías que da lo mismo pulsar “esta cuerda” que “aquella otra”? Sabemos que lo desconoces, pues cada vez que se requiere mover una pieza de tu ajedrez para causar un determinado potencial… lo dudas, te lo piensas, lo consultas con otros y al final te atemorizas… “Será que podré hacerlo, Kryon? ¿Será esta cuerda la adecuada, aquella que yo deba pulsar? ¿Y si toco esta otra, no será mejor?”.

No, querido humano. Es indiferente, porque las ventanas de posibilidades que tienes para lograr todo aquello que desees… ¡están ahí, todas juntas para tu inmediata disposición! Quizás te preguntes si hubiese sido mejor pulsar esta cuerda en vez de esa otra… pero es indiferente, porque la totalidad de las experiencias que están esperando ser manifestadas por apenas una simple pizca de tu intención… son “todas”. No habría ninguna que se quedara fuera del juego o del abanico de posibilidades que tendrías a la hora de tomar decisiones.

La Acción al Servicio de la Intención

¿Por qué te decimos esto, querido humano? El único secreto que necesitas conocer para abrir y disfrutar de ese potencial inmenso que te espera, es uno solo… Es muy simple. Son tres palabras: “Ponte en Marcha”. ¿Qué implican? ¡Da el primer paso!

“Oh, Kryon, ¿que pasaría si diera ese primer paso y más adelante, a tres pasos de distancia - me aguardara un hueco?”. Bueno, querido, caerías dentro de él o lo evitarías… pero te pregunto: ¿te vas a eximir de dar el primer paso por la simple creencia de puedan estar aguardándote algunos obstáculos delante de ti… aunque no los hayas visto todavía?

Querido humano, “la acción está al servicio de la intención”, lo cual significa que cuando tienes la intención de hacer algo, lo deseas y por consiguiente, lo concretas “haciéndolo”.

Parte del secreto para obtener todo aquello que deseas o necesitas, es éste: desear intensamente algo. Eso está muy bien... pero sin la otra parte que se necesita implementar, la primera no tiene sentido: tienes que ponerte en marcha. Una vez que hayas decidido aquello que deseas, no tiene importancia que no hayas definido todavía el rumbo a seguir. ¡Simplemente toma un rumbo cualquiera! ¡Da el primer paso y ponte en marcha!

“La energía de la acción al servicio de la intención” significa - ni más ni menos - que cada vez que te pones en acción, tu intención se alinea con la energía del movimiento que has emprendido.

Un Paso Atrás del Otro

Al final, ¿qué es un camino? Un camino, mi querido humano, es una sucesión de pasos, donde inicialmente se da un primer paso, seguido de un segundo… y así sucesivamente…

¿Cómo se logra hacer un viaje? ¡Caminando un paso atrás del otro! ¿Durante tu viaje, podrías marcar un rumbo o escoger una determinada dirección? ¡Por supuesto! En el mismo momento en que das el primer paso y vences el estado de inercia que te ataba e impedía tomar la decisión por temor a equivocarte… ¡acabas por establecer un rumbo! ¿Y sabes qué ocurrirá? Que todas las ventanas de posibilidades que están alineadas en esa dirección, estarán a tu entera disposición.

¿Y por qué temer o dudar… si eres el artífice de tu Destino y el dueño de tus pasos? Tus piernas se mueven porque tú les das la orden de hacerlo… y en tus pies dispones de un maravilloso calzado.

Un Maravilloso Calzado Ínterdimensional

Ya lo dijimos en una anterior oportunidad este año (2009), cuando hablamos del maravilloso calzado ínterdimensional que tienes a disposición durante toda tu vivencia evolutiva. Es aquel que te has colocado durante todas tus vidas en todos los momentos que has vivido como humano. Lo tienes puesto ahora… y como dijimos en aquella oportunidad, quizás lo veas viejo, maltrecho y remendado… pero ése es tu calzado. ¡Con esos zapatos has caminado toda tu senda evolutiva!

¡Observa tus zapatos! Cierra tus ojos… porque no los vas a ver con tus ojos físicos. Cierra tus ojos… y mira con amor tus zapatos. Son los mismo zapatos que te van a conducir por la dirección que tú mismo trazas cada vez que te permites dar el primer paso. Ese calzado ínterdimensional es aquel que te abre el camino a la comprensión. Es aquel que estás usando cada vez que te dices: “Oh, Espíritu, ¡dame una señal¡ Dios, dime qué tengo que hacer para cambiar, para que mi vida cambie y yo pueda acceder a mejores oportunidades, para que pueda crecer y ayudar a otros a crecer… para que yo pueda llegar a ser un Trabajador de la Luz, para recuperar mi fe, para entender qué es lo que yo viene a hacer ahora en esta expresión de vida”.

Y en el momento en qué decides ponerte en marcha, tus zapatos cobran vida, tal como esos zapatos que debes haber visto en ciertas comiquitas de Walt Disney - de las antiguas - donde un determinado personaje se coloca unos zapatos mágicos que luego empiezan a cobrar vida y hacen que ese personaje “haga cosas especiales”… sólo por el hecho de haber calzado tales zapatos.

Esos zapatos trabajan así, ¿sabías? Si decides reconocer que los tienes puestos… ellos obrarán milagros para ti. Inmediatamente que les señales la dirección a seguir, ellos se pondrán en marcha dando el primer paso… y no te va a quedar más remedio que seguir, dando el segundo, el tercer y el cuarto paso.

Todos los Senderos Conducen al Mismo Destino

¿Cuál es el destino de esa caminata? Quizás pienses que puede haber muchos “destinos de caminatas”… Quizás creas que cada vez que estableces una nueva dirección, el punto de llegada también cambia… pero debo darte una noticia: ¡el Destino siempre es el mismo! Esto también es ínterdimensional.

“Oh, Kryon, no entiendo: ¿cómo que el Destino es el mismo? Si yo me dirijo hacia una determinada dirección, ¿como es posible que sea lo mismo que hacerlo hacia una diferente?”.

El Destino es el mismo, mi querido, humano, porque cualquier cosa que tú decidas emprender aquí - en tu experiencia 3D - siempre te irá a conducir hacia un mismo lugar: el lugar adonde te encontrarás reconociendo que superaste ciertas etapas de vida pasada y dejaste atrás ciertas restricciones, implantes o creencias que tú mismo quizás te colocaste intencionalmente… para al final lograr crecer espiritualmente y convertirte en un mejor ser humano.

No importa si ese lugar está ubicado al Norte, Sur, Éste u Oeste geográfico de la dirección hacia la cual emprendiste tu caminata. Siempre llegarás allí. Ése siempre será tu Destino, el de llegar a reconocer que has caminado a través del camino evolutivo que te tocaba recorrer, comprendiendo que no importa lo que hagas, cómo lo vayas a hacer, ni qué herramientas utilices…

¡Nada importa! Lo único que interesa es que tú te digas a ti mismo lo siguiente:

“Esta vez lo hice bien, ¿verdad, Yo Mismo? Oh, ¡qué bien me siento por ello! ¡Qué satisfecho estoy de mi, sobre todo cuando reviso mi vida hacia atrás y observo las huellas de las pisadas que dejé en el camino que recorrí… Ello me hace sentir muy orgulloso de mi, porque todos los traspiés que di y todos los obstáculos que superé durante ese camino, al final sirvieron para que yo lograra llegar ahora hasta aquí. Y esto es lo que AHORA finalmente he logrado comprender.”

El Ahora Eres Tú en Este Momento

Oh, humano, acabo de decir otra palabra mágica: AHORA. ¿Qué es el Ahora? Ustedes son los únicos que no pueden comprender totalmente lo que es el Ahora. Para ustedes, “ahora” es pensar lo que podrías hacer mañana. Quizás dirías: “ahora voy a planificar lo que voy a hacer mañana. Ahora voy a decidir qué hacer con mi vida”. Pero… ¿Cuándo lo vas a emprender? Mañana, no hoy. ¡Ahora es AHORA!

“Ahora voy a hacer unos votos para el año que viene”. No, eso no es estar en el Ahora.

El Ahora es cualquier instante de tu vida en el cual te encuentras totalmente presente, reconoces estarlo y valoras todo aquello que eres, todo lo que te rodea, todo lo que posees, todos lo que manifiestas y has manifestado… porque todo eso forma parte de ti en el momento actual, en el presente… y eso eres tú. El Ahora eres tú en este exacto momento, querido ser, pues ahora no hay más nada que esto que estas viendo o sintiendo.

Tú no estás viendo ahora el largo camino que todavía vas a recorrer. No lo puedes ver. Al contrario, es necesario que te concentres únicamente en lo que ahora te rodea y forma parte de tu realidad presente. Mira hacia abajo: calzas un par de zapatos. Mira mejor: tienes dos pies que lo calzan. Mira un poquito más arriba: tienes dos piernas que lo único que necesitan es que tú les des la orden de dar el primer paso. ¿Qué te impide dar ese paso?

Llegando a Convertirte en Maestro de Ti Mismo

El Destino del cual nosotros te hablábamos - que no cambia por el hecho de que tú cambies de rumbo o de camino - implica la llegada hacia un supremo y mágico estado de ser. Te conduce al momento en que tú, mi querido ser humano, te conviertes en “Maestro de ti Mismo”.

El propósito de tu vida - cualquiera que sea - es convertirte en tu propio maestro. Esto lo hemos dicho reiteradas veces. Cuando llegas a convertirte en Maestro de ti Mismo, no importa qué oficio tengas, qué profesión realices o qué herramientas utilices… No interesa el cargo que tengas, no importa si hay mucha Luz, si hay poca Luz a tu alrededor… ¡si apagaron la luz o si no pagaste la luz! (broma de Kryon)… (risas) …

Nada de eso importa. Lo único que interesa es que el poder lo tienes tú, pues eres el único que decide sobre sí mismo, que sabe lo que quiere… y cómo lo quiere. Eres el dueño de tu evolución, la cual manifiestas y realizas según tu conciencia te vaya dictando. En este juego tridimensional nada está prohibido. No hay nada malo ni hay nada bueno. Simplemente “hay”. Simplemente “es”... AHORA.

Lucha contra los Dogmas

Lamentablemente ustedes son una sociedad que suele colocar etiquetas a diferentes situaciones que - según sea la sociedad a la cual pertenecen - son permitidas o no, moralmente aceptadas o no, socialmente criticadas o no... Pero ésa es la sociedad, mi querido humano: ésas son las creencias de los grupos, esos son los egrégores o formas colectivas de pensamiento que se han originado a partir de una creencia que se fue implantando en un colectivo, hasta convertirse en un dogma.

Parte de aquello que viniste a hacer aquí, mi querido humano, es luchar contra los dogmas. No me estoy refiriendo a ningún dogma en particular. Un dogma es justamente una creencia convertida en una imposición que inhibe, bloquea e imposibilita que llegues a convertirte en tu propio Maestro. Un dogma representa la esencia de una ley, estructura o control… que no te permite ser aquello que tú crees que deberías ser… AHORA.

¡Cuántos de ustedes han estado luchando durante toda su vida contra un dogma! Ocurre en su trabajo o empleo, en su hogar o comunidad, inclusive en su medio social, con los amigos, con “aquellos grupos de amigos” que deciden por ustedes cómo hay que hacer las cosas: cómo se debe pensar, cómo se debe ser, cómo se debe vestir, cómo se debe actuar… y hasta cómo se debe rezar a Dios. ¿Quién es ese otro ser humano que se adjudica el derecho de decirte como le debes rezar a Dios - en el supuesto de que creas en la existencia de un dios o de que tú tengas un dios a quien rezarle?

¿Sientes el Mensaje en tu Corazón?

Parte de las Enseñanzas de Kryon consiste en hacerles entender que nosotros no les obligamos a seguir ningún dogma. Nosotros no los criticamos ni deseamos controlarles. Apenas deseamos que ustedes abran su corazón y sean felices en el AHORA.

Cuando abres tu corazón, mi querido humano, tu creencia es tu sentir, tu creencia es tu Dios… y tu Dios es el amor que sientes hacia aquello que haces. No importa lo que hagas. Esto es aquello que nosotros siempre te hemos sugerido: que alcances ese estado del Ser, adonde logres guiarte por aquello que sientas. Ello se convertirá en tu religión, en tu verdad, en tu razón para existir…

Este mensaje que ustedes están recibiendo ahora - que volvemos a repetir, no es verbal sino energético - está dirigido directamente a sus corazones, pues son ustedes quienes lo han pedido.

Humanos, querida Alma-Grupo de este maravilloso lugar, de esta región de Gaia, de la Madre Tierra a quien tanto aman… ustedes que representan la energía humana de este lugar, acudieron esta noche esperando recibir “esto” y esto que ocurre Ahora, es literalmente un consejo que reciben de su contraparte angelical.

Sólo Cuenta Aquello que Sientes en tu Interior

Esa voz que tú estás escuchando ahora, querido humano, no es la voz de este cuerpo físico que la canaliza. El tono y la inflexión de la voz que usamos, así como la vibración que entra por tus oídos, circula a través de tu cuerpo y se dirige al centro de tu corazón, están diseñados en conjunto para que recibas y proceses “en todos tus sentidos” el mensaje que queremos darte. Todo lo que hemos hecho esta noche, lo llevamos a cabo para elevarte hacia un estado dimensional tal, que te permitiera sentir que ya no te encuentras en un lugar físico y que percibieras que tu reloj de tu pulsera y tu reloj biológico se han detenido y ya no cuentan para nada… Ahora solamente cuenta aquello que estás sintiendo en tu interior.

Cuando te damos un mensaje, lo único que te pedimos es que procures “sentirlo” dentro de ti. Después que lo hayas sentido, puedes hacer con él lo que desees… Lo puedes comprimir, guardar, almacenar, llevártelo a tu casa y luego lo puedes volver a descomprimir y volverlo a usar o evocarlo tantas veces cuanto necesites… porque este mensaje que te estamos dando, está siendo implantado definitivamente en el ADN magnético de tus células…

Pactando con tus Células

Acabamos por tocar el tema del dichoso ADN… Acabamos hablando nuevamente del magnetismo que ustedes poseen, el cual responde a cualquier influencia, sea que la puedan percibir en lo físico o no. Esta noche hemos apelado a múltiples influencias para que ustedes pudieran sentir como el magnetismo que reposa en su ADN, está siendo sacudido hasta los cimientos… para que sintieran como esos códigos que reposan en la memoria celular de su cuerpo, están siendo reactivados y transmutados.

Por ello, éste es el momento de pactar…

Si te estamos hablando de tus células, oh querido humano, ¡es para que pactes con ellas! Tú lo puedes hacer. Tus células te responderán, pues son parte de ti y no algo ajeno a ti. Ellas te escuchan y te hablan, pues vibran de sufrimiento cuando sufres o se expanden de gozo y se llenan de una verdadera luz magnética, cuando te sientes feliz y conectado, como de hecho ahora lo estás.

Éste es el momento de pactar… pues el hecho de que tus células vibren a una elevada frecuencia, hace posible que te puedas conectar con la matriz holográfica - con la Rejilla Magnética Ínterdimensional - y puedas enviar mucho más fácilmente esa intención de que ocurra algo importante en tu vida… y que ese algo sea lo mejor que puedas soñar - sin importar aquello que desees - pues todo es válido.

La totalidad de las experiencias están a tu disposición, querido humano. Te encuentras aquí en la Tierra - en plena experiencia humana - para tenerlo todo, pues nada se te ha vedado. Simplemente has venido a realizar un programa de trabajo contigo mismo. Por tanto, trabaja con tu programa, desea intensamente aquello que quieres lograr para ti y desbloquea aquello que ya no te hace falta. Visualiza cómo lo quieres, negocia, pacta… ¡y da el primer paso! Pon la energía de la acción al servicio de la intención… ¡de tú intención, no la de los demás!

Hazlo Ahora… Siendo Tú Mismo

Conviértete en un Maestro de Ti Mismo. Arroja esas muletas que has cargado, que estás cargando todavía y conviértete en aquello que tú en realidad eres… pues ¡tú eres un Ser Extraordinario… disfrazado de ordinario!

¡Quizás sea muy divertido hacerles creer a todos que eres un ser ordinario! En eso hay juego y diversión, porque el ser humano extraordinario que logra milagros capaces de transformar vidas a través del disfraz del ordinario… es un ser que cuando logra hacer verdaderos milagros, no necesita que los demás lo vean como algo extraordinario.

Sigue siendo aquello que tú eres. No pretendas. Vive tu ahora y “hazlo” AHORA. Disfruta de este juego en el cual estás disfrazado de humano ordinario, mi querido ángel humano. ¡Cuántas veces te lo hemos dicho… cuántas veces te hemos pedido que reconozcas esa intrínseca divinidad que hay en ti! No importa que los demás no la perciban. Lo importante es que tú lo sepas, que tengas fe en ti mismo y que sientas que posees la energía necesaria para dar ese primer paso y ponerte en marcha hacia aquello que tanto deseas de corazón... pues todo gira alrededor del corazón.

Corazones Humanos que Palpitan al Ritmo del Corazón de Gaia

El corazón de ustedes, queridos humanos, está intrínsecamente conectado con el corazón de Gaia, la Madre Tierra. En su seno vibra un gigantesco, hermoso y esplendoroso Cristal de Luz que late al ritmo de las frecuencias de todos los seres humanos que en este momento habitan el cuerpo de Madre Tierra.

Todas esas frecuencias - que cada uno de ustedes emana - Gaia las siente en su corazón. Tu palpitar es SU palpitar. Tu sentir es SU sentir. Tu lágrima es SU lágrima. Tu añoranza por tu madre es como la añoranza de Gaia por su hijo, por su hija… ¿Recuerdas a tu Madre Gaia? Ella te ha parido aquí, en este lugar. Es aquí que te ha dado a luz… ¿Qué haces para honrar “esto”? ¿Tú honras “esto” que llamas “mí país, mi tierra, mi ciudad”? Nosotros muy gentilmente te instamos a que destines una porción de tus proyectos, plegarias y emociones… a alimentar el corazón de Gaia, porque al final, el corazón de Gaia es el que te alimenta a ti. Es por eso que Todos somos UNO.

Todos Somos UNO

Nosotros somos el UNO con el Todo: con la humanidad, con Gaia. Nosotros somos una parte de ti, mi querido humano. Tú y yo somos exactamente lo mismo… Y cuando te decimos que somos lo mismo, créeme cuando te digo que no hay absolutamente nada que nos diferencie. Quizás un pequeño detalle: que en este momento, nos reconectamos. Pero aunque nosotros estemos en espacios ínterdimensionalmente separados, ahora estamos aquí, contigo, a una sola respiración de ti.

Y los que están contigo, no son solamente “nosotros”. Humano, yo sé que cuando decimos “nosotros”, no captas qué deseamos decirte. “Nosotros” puede significar “nosotros, todos los que estamos en esta sala ahora” o “nosotros, los que ahora estamos leyendo este texto” o “nosotros, los que estamos en este mundo”… Cuando decimos “nosotros”, incluimos a todos: humanos, especies minerales, vegetales y animales. Aquello que ves y aquello que también no puedes percibir, es “nosotros” también. Y aquí, en medio de nosotros, hay “muchos” que acudieron hoy a este encuentro, únicamente para tener una Reunión en Familia contigo, con todos ustedes.

Encuentro de Almas

Aquí hay un gran grupo de almas que los está literalmente bañando de amor. ¿Saben qué desean? ¡Es tan simple! Qué los recuerden… Nada más que eso. ¡Querido, recuérdalos! No hace falta hacer más nada (el canal de Kryon está absolutamente conmovido y abrumado por una impactante oleada de amor que proviene de ese gran grupo de almas)…

Están ahí, están contigo. Lo único que desean es que sepas que ellos vinieron aquí sólo por ti. Están contigo ahora, desean abrazarte… y lo están haciendo ahora… Solamente desean que tú los sientas en tu corazón. Es lo único que desean…

Ellos están bien. Están donde tienen que estar, hacen lo que tienen que hacer… y están muy orgullosos de ti, mi querido humano, por tu decisión de haber acudido a esta reunión y haber programado tu reloj ínterdimensional poniendo la hora para despertar aquí. Antes de eso, les mandaste a acondicionar “tu silla”, les pediste “a ellos” que vinieran y custodiaran esta silla como verdaderos Guardianes de Luz, para que no permitieran que nadie se sentara en ella… porque ésa es TÚ SILLA, la silla donde tú estás sentando esta noche.

Ellos están a tu lado, acariciándote, pidiendo que siempre los recuerdes porque vinieron a reencontrarse contigo esta noche. Ellos son parte de ti. Están en otro estado del Ser… pero también son parte de ti y te aman inconmensurablemente, tanto cuánto te amamos nosotros.

Ellos son tu Familia. Nosotros somos tu Familia. Todas estas personas que ves alrededor de ti son tu Familia, porque aunque no veas lo que necesites ver o verificar, ellos - en alma - son tu Familia… y como lo decíamos en nuestra previa meditación, éste es un Encuentro de Almas.

En un encuentro de almas, ¿qué vienen a hacer las almas? Vienen a abrazarse, a darse amor, a sanarse unos a otros.

Sanando tu Pasado… y tu Futuro También

Querido humano, aprovecha este momento y sana todo aquello que creas necesario sanar con ese ser querido que se fue. Aprovecha este momento y dile - desde tu corazón - aquello que siempre has querido decirle. Éste es el momento. Ahora te va a escuchar mejor, pues está aquí contigo. Sana aquello que quieras sanar y ten fe en ello, pues “aquello” está siendo sanado ahora. Sana las emociones y los recuerdos que tengas de esa persona. Perdona lo que deba ser perdonado y permítete ser perdonado.

Tú no fuiste malo… Quizás tú no fuiste buena… Simplemente hiciste lo que tenías que hacer, porque hacerlo formaba parte de aquel camino que emprendiste a través del primer paso que diste… y aquel punto de llegada al cual llegaste, forma parte del Camino del Ser. Decidiste ser “aquello”… pero ahora es el momento de sanarlo. ¿Sabías, querido humano, que cuando decides sanar un aspecto de ti que te incomoda… puedes sanar también tu pasado? ¿Sabías que el pasado y el futuro, según tú los defines… no existen bajo nuestro concepto? ¿Sabías que lo único que cuenta es el ahora de este momento? Si ahora decides sanar todo aquello que te ha llevado por ese camino y te ha traído aquí, pues ahora es el momento de hacerlo. ¡Sánalo!

Recorriendo Paso a Paso una Senda sin Indicaciones

Te lo decimos de corazón, porque tú eres inconmensurablemente amado y nosotros solamente acudimos a esta cita para darte todo nuestro amor, pero también imbuirte de esperanza y fe en que lo único que cuenta es que ahora te encuentras aquí para seguir andando por esa senda que decidiste transitar… y que esa senda no tiene color ni indicación ninguna, ni tampoco tiene marcada la cantidad de millaje o kilometraje a recorrer. Es simplemente una senda que se hace un paso atrás del otro, donde siempre cuenta el paso que esté dando en el momento.

Lo único que interesa, mi querido humano, es que le des energía a la intención que pusiste, activándola en lo físico. Lo único que debería importarte lograr es llegar a ser el Maestro de Ti Mismo, procurando ser siempre tú. No tienes que cambiar. Simplemente debes procurar ser mejor. ¡Decídete en ser mejor! Es lo más adecuado que podríamos aconsejarte.

Nosotros somos una parte indisoluble de ti. Es por eso que siempre estamos contigo y nunca te abandonamos. En la noche más oscura, en la más alta desesperación, en el momento en que más nos necesitas, siempre te estamos escuchando. Te fe que cuando lo hacemos, te estamos ayudando a que puedas percibir cuáles son las mejores cuerdas que puedas pulsar o los primeros pasos que puedas dar, porque te amamos tanto como te amaría una madre… Una madre ama tanto pero tanto, que no le importa si su hijo es bueno o malo. Siempre lo amará sin restricciones. Nosotros, sin importar quien seas o lo que hagas, te amamos incondicionalmente.

En la Ínterdimensionalidad no hay Despedidas…

Es tiempo de empezar a retirarnos… es tiempo de ir apaciguando esta energía que los transportó a ese estado ínterdimensional propicio para escuchar e interpretar el mensaje que fue transmitido. Es tiempo que vayan recuperando las facultades humanas que les permitirán procesar en 3D todo aquello que recibieron hace instantes. Vayan regresando poco a poco. Vayan retornando desde ese espacio sagrado… a este recinto físico.

Todo aquello que recibieron esta noche, está ahora en sus corazones. Lo cargan con ustedes. Llévenlo a sus casas. Exprésenlo. Ejecútenlo. Háganlo realidad. Sean mejores cada día más.

Nosotros en realidad nunca nos despedimos, porque en la ínterdimensionalidad no existen las despedidas. Siempre estamos y vivimos en el corazón de ustedes. Por lo tanto, vayan en paz. Se les quiere inconmensurablemente.

Y así es…

Kryon