miércoles, 23 de diciembre de 2009

XINTA-Ú ALTO MANDO DE LA CONFEDERACION GALACTICA

Estábamos escuchando un mensaje de Adama acerca de los inminentes cambios que se iban a dar en la Tierra, de las evacuaciones temporales que se iban a hacer hacia naves grandes y hacia las 120 ciudades intraterrenas, cuando vinieron un grupo de seres de la Federación Galáctica de Luz, dirigido por Xinta-ú; un alto cargo de la Federación.


Soy Xinta-ú, vengo aquí como portavoz de la Madre Divina. En esta instancia integrando a la Federación Galáctica de Luz, conformada por naciones estelares de este universo, y que, en conjunto, estamos asistiendo a Urantia, como se la conoce a vuestra Tierra en el universo.


Finalmente está llegando lo tan ansiado por todas ustedes, almas queridas, almas que han estado clamando porque el amor reine nuevamente en esta Tierra maravillosa, Tierra de promisión, patio de aprendizajes en distintas dimensiones, pero en este caso voy a poner atención en la tercera dimensión, la dimensión más densa de la experiencia de la conciencia. Es el mundo de la separación, de la mayor ilusión que puede tener la conciencia, de sentirse separada de Todo Lo Que Es. Separación que ha sido agravada por intervenciones foráneas, inclusive de más allá del sistema solar donde la Tierra gira. Sin embargo, una y otra vez, la conciencia ha dado señales muy fuertes del amor que en esencia es, marcando e indicando a Todo Lo Que Es, que aquí, hasta en la 3D de la separación, de la desconfianza, del enfrentamiento, el Amor anida, da frutos y es.


Porque ese amor ha permitido, en quienes lo están encarnando, en quienes lo han encarnado a lo largo de la historia de evolución de esta conciencia, que esta experiencia siga adelante. Una y otra vez han vuelto, una y otra vez han sido eliminados del patio de juegos. Pero una y otra vez han vuelto y han vuelto, y han vuelto, de nuevo, en esta última escena: la escena que representa la victoria de la Madre, de la Gran Madre, de la Diosa Divina.


Nuestra querida Madre Divina, que a través de ustedes y de otros como ustedes, ancla el amor en la superficie de la Tierra. Por ese amor y por esos seres y por la conciencia, que en alguna parte de su inconsciencia clama por la justicia de la Madre, es que nosotros estamos hoy presentes aquí.


Venimos a vuestro rescate; a las muchas o pocas almas que deciden abrazar el amor como núcleo de su experiencia. Ese abrazar el amor, es el más claro, es el más brillante síntoma de rendición de la conciencia hacia el Amor de Todo Lo Que Es. Es el reconocimiento en sí mismos de la verdad que ha sido tantas veces vejada como el Amor, que en esencia son lo mismo, pero que ahora resurge con fuerza, con pasión, con luz, con brillo, con ímpetu, porque es la vida la que vuelve a insuflarse en cada ser cuyo corazón de esta conciencia humana ha decidido caminar por la verdad, caminar en el amor.


Aquí venimos nosotros. Cada uno de estos mensajes que han estado escuchando, que han sido dados por distintos vehículos en distintos idiomas, no hacen más que indicar a todo el mundo que nuestra presencia es inevitable. Tenemos todo listo; está todo en su sitio. A la señal de la Madre, de la Divina Creadora, operaremos, pues ya está dado el tiempo, y se inicia el período, fuerte período, de adaptación hacia la fusión con la 5D.


Alción está irradiando en su máxima potencia, con toda su energía y todos los seres que le circundan, entre ellos Urantia, serán llamados a elevar la conciencia, a abrazar una nueva frecuencia de amor y de luz. Todos estamos inmersos en esto, nadie escapa. Quines no vibren en la frecuencia deseada por el Gran Sol Central, no podrán acompañar este proceso y migrarán a espacios estelares acordes a su propia vibración. En el amor infinito de la Madre todos cumplen su parte y todos van amorosamente donde mejor pueden continuar su evolución.


Pero aquellos de ustedes que se quedan, que han hecho el trabajo básico interior, que han ordenado su interior, que se han hecho cargo de sí mismos –a través de la toma de conciencia- son los que se quedan. Unos más concientes que los otros; los primeros se harán cargo de elevar a los segundos para indicarles cuál es el camino de menor resistencia. Son los grandes maestros que caminan primero el sendero para luego regresar por aquellos, aún no tan avezados, para que recorran ese camino con la menor resistencia posible. Entonces, y sólo entonces, se iniciará el proceso de la fusión.


La unión del alma con su vehículo (personalidad) es el primer paso, para luego pasar a la unión de conciencia plena que se une a otra conciencia, que está en otra dimensión. Toda esa tarea está siendo coordinada por nosotros. Nos acercamos a ustedes, pioneros en este camino de la conciencia, para ponerles sobre aviso de que todo esto está ya desencadenándose.


Muchas veces se les avisó y muchas veces se postpuso y en tiempo terrestre han pasado décadas esperando que llegara este momento. Finalmente ha llegado en el preciso instante y en el preciso momento en que la Madre lo ha querido, nuestra Madre Divina que vela por todos nosotros.


Vayan elevando la vista al cielo porque hay muchas señales ya. Pero las que lleguen en pocos días más serán imborrables en vuestra conciencia, marcando un antes y un después en la historia de la Tierra, cuando toda la superficie terrestre se vea reflejada por la presencia de nuestras naves, naves llenas de luz y de amor para ayudarles a todos los que así lo deseen, a todos los que así elijan la ascensión en su propio cuerpo a una nueva dimensión, a la dimensión del corazón, que es la dimensión inferior básica para poder integrar la Federación Galáctica de planetas y sistemas estelares parados en el Amor.


La Tierra vuelve otra vez a estar presente en ese lugar, lugar al que perteneció y del que luego se retiró para darle paso a la inconsciencia, para tener la experiencia necesaria, para demostrarse a sí misma –en la Madre- que hasta en la más profunda inconsciencia, el Amor sigue despierto.


Ya ha finalizado ese experimento, esa búsqueda de esa experiencia, esa constatación, y ahora se inicia el camino de regreso, el camino de ascensión, de elevación de vibraciones, para alcanzar la gracia divina que la Madre tiene para toda su creación, para todos sus hijos.


Entonces, en mi autoridad, confirmo esta información que está saliendo por todos los medios, que ya no se puede callar ni ocultar; de que ustedes no están solos, de que son amados y que son cuidados, y que por ese amor de la Madre Divina estamos viniendo todos a vuestro rescate; vuestros hermanos mayores como nos llaman, mayores por mayor conciencia, pero iguales, absolutamente iguales. Estén en paz en sus corazones, siguiendo paso a paso las novedades que encuentran en Internet, pero principalmente las señales que existen claras, fuertes y precisas en el cáliz de vuestro corazón.


Inneé: Gracias por venir a confirmar lo que estábamos escuchando, Xinta-ú. Yo te quería preguntar también si puedes confirmar lo que hemos estado escuchando que será Obama quien reconozca que los hermanos estelares existen.


Xinta-ú: Quienes ustedes llaman Obama, es uno de nuestros principales colaboradores. Ha trabajado en diferentes sistemas planetarios que han hecho cambios de vibración; conoce muy bien su tarea. El ahora ocupa un cargo central que le da autoridad para poder facilitar el contacto con nosotros. Él ya ha sido convenientemente informado y ha recordado claramente lo que significa nuestra presencia, quiénes somos, cuándo hemos venido, el contacto que ya hemos sostenido con distintos jefes de gobierno en vuestra reciente historia planetaria. También está al tanto de cuál es el plan, en sus grandes lineamientos y claramente será –en su momento- quien dará a la luz el mensaje de la aceptación contundente de nuestra presencia. Necesitamos, como pasa siempre con la conciencia humana, que alguien que la integra, dé el primer movimiento, haga la primera acción y luego todo lo demás sucede en consecuencia.


Inneé: En cuanto a lugares que se modificarán en la Tierra, he oído que el Pacífico es uno de los que será más afectado. ¿Qué es lo que tenemos que hacer?


Xinta-ú: Sigan el mandato del corazón, manténganlo vacío y abierto. Él les dirá cual será claramente vuestro proceder. No hay instrucciones precisas para nadie. En este momento la prioridad es rescatar a la mayor cantidad de almas posible –en sus propios vehículos físicos- para luego iniciar una tarea más precisa. Pero es claro que sí o sí buena parte de la costa pacífica de América cambiará sustancialmente su geografía.


Inneé: En cuanto se den los primeros avistamientos, ¿comenzará la Tierra con sus movimientos?


Xinta-ú: Las diferentes evacuaciones o procesos que debemos realizar, son previos a esos movimientos. Lo primero que ha de suceder será que Obama declare públicamente nuestra existencia. Luego nos presentaremos claramente en todos los cielos de la Tierra, nos presentaremos para que no quepan dudas de nuestra existencia, y posteriormente tendrá lugar el proceso de evacuar a todos aquellos que así lo decidan, que se encuentren en lugares de riesgo cercanos a las costas. Posteriormente la Tierra hará sus movimientos. Luego, nuevamente, después de una tarea que haremos con nuestras tecnologías, la gente será devuelta a la superficie para iniciar todo un proceso de reeducación, de readaptación hacia vivir en el corazón.


Inneé: Gracias, Xinta-ú por todo lo que nos has explicado. Ayudará a que la gente conserve la calma, porque desde aquí la situación va a ser impactante, por lo que hay que estar mentalizados, focalizados en nuestro interior para pasar lo mejor posible por este proceso. Que la Madre Divina nos ayude con su amor.