martes, 22 de diciembre de 2009

SHAUD 2 "POTENCIALES DEL PASADO"

LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ
LA SERIE DE LOS MAESTROS

SHAUD 2: "POTENCIALES DEL PASADO"
Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe
Presentado al Círculo Carmesí
Octubre 3, 2009
www.crimsoncircle.com

Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com
Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio de Tobías a través de Geoffrey Hoppe en el Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm

Yo Soy El Que Yo Soy Adamus de Dominio Soberano. Bienvenidos a nuestro mundo.
Oh sí, ciertamente Shaumbra, están entrando a un Nuevo Mundo, una nueva conciencia. Sí, aún están aquí en ese cuerpo físico suyo a veces agotado, definitivamente aún están aquí en su mente – pero vamos a cambiar eso – mas están aquí en una conciencia completamente nueva. Estamos al mero principio de este increíble viaje a la nueva conciencia, Nueva Energía, como sea que quieran llamarlo.

Y antes de iniciar nuestro argumento del día, quiero reconocer y agradecer a todos y a cada uno de ustedes que haya permanecido, que haya dado de su vida y de su amor y de su corazón. También, que respondieron a la llamada de su alma, dentro de su alma, para estar aquí.

Vamos a explorar fronteras enteramente nuevas, y no siempre va a ser cómodo. “Cómodo” es una ilusión de hecho, ¡mucho como dice la película del “Salto”!, todo es una ilusión. Hoy vamos a explorar parte de esas ilusiones. Va a empujarlos fuera de su zona de confort porque su confort no es nada salvo hábitos. Los hábitos son cómodos, incluso si los odian, incluso si no les gustan. Son juegos que a una parte de ustedes le encanta jugar, porque saben que sólo van a lastimarse hasta cierto grado, pero por otro lado, sólo van a tener una cierta cantidad de realización, satisfacción, expansión de su propia energía.

Es tan sencillo quedar atrapado en estas rutinas, en estas trampas. Algo en su interior dijo: “No más. No más”. Dijo: “Voy a unirme a este grupo de humanos. No me importa si son nada más diez o si son diez millones, pero voy a estar ahí en este tiempo de la Nueva Energía”.

Sí, en efecto, otros – puede que se rían de ustedes. Puede que los desprecien. Puede que les manden cartas e emails muy odiosos. Puede que los llamen el diablo personificado, como algunos de ustedes han oído. Pero ustedes están respondiendo a un llamado desde su profundo interior que entiende en realidad lo que verdaderamente está pasando. Tengo que quitarme el sombrero ante ustedes. Juegan un juego – lo juegan conmigo tan frecuentemente – de que no saben lo que está pasando. Piensan que no tienen ni idea. Pero, en el fondo, sí tienen idea. Sí saben lo que está pasando.

Algo en su interior tiene miedo. Algunos de ustedes han expresado un temor de mí. Oh, no les voy a hacer nada. Puede que te deje hacértelo a ti mismo (risas) pero yo no te voy a HACER nada.

Pero están sintiendo esto – el miedo surge – porque ESTAMOS aventurándonos a nuevas cosas. ¿A qué van a tener que renunciar? ¿Va a haber dolor? ¿Van a estar solos? ¿Va a haber tal cambio en su vida que ustedes no sepan cómo manejarlo? ¿Van a volverse locos? ¿Quién sabe? ¿Quién sabe? Pero algo dentro de ustedes sabe que no importa.

Saben que no estaban viviendo en el más genuino sentido de la palabra – estaban existiendo pero no estaban viviendo – y lo sabían puesto que miraban los colores, sabían que había más que ese color.

Ahora tengo que… (una llamada suena). Uh, uh, uh, aquí mismo vamos a tener que parar. Todos los teléfonos celulares – esa es una cosa para la cual NO tengo tolerancia, sus teléfonos celulares, sus alarmas, sus vibradores, cualquier otra cosa que hayan traído acá con ustedes (risas). Los haré ilusionarse… ¡no los necesitan! (más risas).

Voy a… llegamos a un pequeñito punto de separación. ¿Entonces hoy va a ser a ojo- abierto o a ojo-cerrado? ¿Abiertos o cerrados? (alguien del público dice: “Abiertos”). Oh, le estoy preguntando a Cauldre, no a ti (risas). ¿Abiertos o cerrados? De este modo … hemos hecho esto antes, no es la gran cosa. Entonces…

LINDA: ¿Podemos ver la batalla? ¿Te darías la vuelta?

ADAMUS: … tomemos todos una respiración profunda con Cauldre… y deja que esos… (los ojos de Cauldre se abren) oh… (y se vuelven a cerrar)… deja que se abran esos ojos. Seguiremos en tu cuerpo (aplausos del público cuando Cauldre abre sus ojos).
Ah, y tengo que decir que este edificio y todos ustedes se ven mejor con mis ojos cerrados, así (muchas risas mientras los ojos de Cauldre se cierran por un momento). ¡Y lo digo en serio! (risas). Lo digo en serio, porque… Oh, aliviánate Cauldre.
Ahora vean, ya miro a través de los ojos humanos de Cauldre, y de hecho hay una realidad tan brutal cuando los miro a ustedes. Observo este lugar de reunión – no del todo a lo que estoy acostumbrado, mi primera vez aquí con los ojos abiertos – lo he visto en energía, pero nunca lo he visto a través de los ojos humanos. Tiene una energía más hermosa que lo que tiene una apariencia física. Oh, hay tremenda energía en cada parte de este edificio. Cuando abro mis ojos, parece marcharse (risas). Así que voy a cerrarlos por solo un momento, pero…
Y ustedes, Shaumbra, he visto a algunos de ustedes con mis ojos abiertos, pero no a muchos. Los he visto a todos ustedes energéticamente, pero tengo que decir, interesante cuerpo, interesante apariencia la que escogieron. No es ni buena ni mala, sencillamente es. Pero… entonces haremos esto… ¡Hola! (risas)… hoy haremos esto a ojo-abierto.

Maestros
Así que eligieron estar aquí. Eligieron… escucharon. Cuando empezaron a ver colores en estos últimos años, algo dentro de ustedes se accionó y dijo: “Sé que hay algo más por lo que respecta a los colores que estoy viendo con mis ojos. Sé que hay más por lo que respecta a la vida que lo que estoy sintiendo en mi cuerpo. Y sé que hay algo más por lo que respecta a lo que mi mente comprende. ¿Qué es? ¿Dónde está?”. Algo en su interior dijo que tenían que experimentar eso. No iban a morirse. No iban a dejar esta vida antes de experimentar eso. Y esa es la razón por la que están aquí.

Algunos partieron recientemente. Algunos pensaron que la partida de Tobías era el final de una era, y efectivamente lo fue. Pero sabían que iba a ser – cómo decir - bastante desafiante seguir adelante desde aquí. No como que no haya sido hasta ahora, sino que ellos estaban cómodos jugando los viejos juegos y les era muy cómodo regresar a ellos. Y yo los honro y les pido a ustedes que los honren igualmente. Esta es una raza única aquí. Este es verdaderamente un grupo de Maestros.

Ahora bien, ustedes no lo comprenden como yo lo comprendo. Y ustedes todavía quedan atrapados en jugar los viejos juegos, en las auto-limitaciones, pero vamos a ir más allá de eso. Van a llegar a entender cuando los llamo un Maestro, lo que ello significa, y no nada más es una palabra que estoy usando. No es solamente porque han estudiado por un largo tiempo. Ciertamente, ustedes son tanto un Maestro como yo lo soy o Kuthumi o Sam – querido Sam. Van a llegar a comprender eso y van a llegar a comprender que hay colores más allá de los colores, sonidos más allá de los sonidos. Van a comprender qué juego ha sido, jugar con el destino y no con la creación.

De manera que, si no les importa consentirme, daré un paseíto por ahí (Cauldre se para). Y tengo que decir que… (Linda se mueve para ayudarlo). No, estaré perfectamente bien.

LINDA: Solamente vigila los ventiladorcitos.

ADAMUS: Por supuesto. Y me gustaría hacer este paseo por ahí durante muchas de nuestras reuniones que tenemos. Puede que te llame de vez en cuando para el micrófono, pero…

LINDA: Okey, estoy lista.

ADAMUS: Entonces, si tomaran una respiración profunda, y me permitieran no solamente entrar en el cuerpo, mente y espíritu de Cauldre, sino en el de ustedes – sin sentir resistencia, sin preocuparse de que otra entidad vaya a unirse con ustedes, sin ocultar que es posible que tengan algo que yo no sepa ya, algo que temen.
En el paseo por ahí me gustaría dirigirme a algunos de ustedes. Me gustaría sentir su energía. Me gustaría crear una conciencia muy, muy dinámica aquí en el salón.


Revisitando las Encomiendas de la Tarea en Casa

Ahora bien, entiendo que aquí en nuestra última reunión hubo encomiendas de tarea en casa, y estoy seguro que todos ustedes – no - las hicieron. Y sé para empezar que una de las preguntas que fue hecha en nuestra última reunión fue de Linda de Eesa (pronunciado Isa); Linda, la que no ha estado aquí en la Tierra tantas veces. Y Linda, ¿sabes lo que significa Eesa?

LINDA: No.

ADAMUS: Deberías descubrirlo y decírnoslo la próxima vez (risas). Ahora bien, tienes una computadora, tienes este servicio Google – eres bastante buena con él, así que… pero te hice una pregunta la última vez. Y te pregunté qué había sido lo que te trajo acá a la Tierra. ¿Por qué elegiste venir a este lugar?

LINDA: ¿Quieres la respuesta?

ADAMUS: Creo que esa es la razón por la cual la pregunta fue hecha, ciertamente. Y por cierto, te lo pido, no para avergonzarte aquí, sino que tus perspicacias son valiosas.
(Pausa)

LINDA: Para ser una parte de esto, parte del descubrimiento. Ser una parte de todo lo que esto es, no nada más este salón, sino todo lo que esto es, para estar aquí. Y… (pausa) ser capaz de confiar en mí misma lo suficiente para verdaderamente experimentar en esta aventura, en este increíble experimento que es la Tierra. Y para encontrar resolución y compleción de algunas cosas que han sido dejadas allá afuera.

ADAMUS: Ciertamente, gracias. Gracias. Y dices que la Tierra es un experimento, lo cual no es. Es una experiencia. Y dices que viniste acá a aprender a confiar en ti misma. Cuán abiertamente cruda y honesta, porque cuando llegas a la Tierra, ello te quita el nivel de confianza. Como sabes, llegas bajo esta cosa que es llamada el velo y pierdes la confianza contigo misma. Y particularmente, para todos ustedes, vienen acá con un deseo de aprender, un deseo de mover energía, vienen acá porque algo sucedió a lo largo del sendero. Su propia energía se retrasó. De manera que decir que viniste acá para aprender a confiar en ti misma es una comprensión maravillosa. Muy honesta, gracias. Gracias.

(Cauldre/Adamus empieza a caminar entre el público).
Entonces, Nausheen, ¿hiciste tu tarea?

NAUSHEEN: De alguna manera, sí.
ADAMUS: De alguna manera – ¿la hiciste o no?
NAUSHEEN: La hice.
ADAMUS: ¿Cuál hiciste?
NAUSHEEN: Encontré mi tótem.
ADAMUS: ¿Y cuál es tu tótem?
NAUSHEEN: Elefante.
ADAMUS: ¡Elefante! excelente tótem, muy sagrado.
NAUSHEEN: Sí.
ADAMUS: Muy sagrado.
NAUSHEEN: Sí.
ADAMUS: ¿Está tu elefante contigo ahorita?
NAUSHEEN: Sí.
ADAMUS: ¿Lo dejaste afuera?
NAUSHEEN: No.
Adamus: ¿No?
NAUSHEEN: Está aquí mismo.
ADAMUS: Aquí mismo. Creo que olí algo (risas). Excelente. Bien. Gracias.
NAUSHEEN: Gracias a ti.

ADAMUS: Es bueno verte de nuevo, y tendría que decir, si pudiera hacerte un comentario… deberías dejar de buscar.
NAUSHEEN: Okey, gracias.
ADAMUS: Vidas de búsqueda.
Estoy muy interesado en ver quién se sentó en los pasillos, quién se está escondiendo ahora mismo, quién está manteniendo su energía tan baja… oh, Kathleen. Kathleen. ¿Cómo estás?
KATHLEEN: Estoy bien. Estoy bien.
ADAMUS: Excelente. Estás mintiendo. Estás mintiendo (risas). Kathleen, te voy a poner en un aprieto. Veamos, ¿recuerdas algo de nuestras conversaciones que hemos tenido en los últimos meses? ¿Recuerdas que tuvimos conversaciones? No.
KATHLEEN: No.
ADAMUS: Entonces voy a esperar hasta que puedas sentir que nosotros… hemos estado hablando mucho. Hemos estado hablando mucho. Y en nuestras conversaciones te llamo “Mi Bella Dama” por una razón. En nuestras conversaciones… esperaré hasta que recuerdes. Regresaremos el próximo mes. Pero, oh querida, vamos a, con permiso, usarte como un ejemplo tan hermoso de demostrar lo que vales. Tienes tanto para ofrecer, y estás viviendo allí, y lo sabes. Y hemos hablado de eso y luego pretendes que no hablamos. Está bien (risas).

(Cauldre/Adamus sigue adelante hacia otra mujer del público).

Oh, querida, ¿hiciste tu tarea?

SHAUMBRA: En realidad esta es mi primera vez.

ADAMUS: Yo sé (risas).
SHAUMBRA: Así que no sé qué fue la tarea. Pero probablemente la estaba haciendo.…
ADAMUS: El Pakauwah…
SHAUMBRA: l Pakau---
ADAMUS: El animal tótem. ¿Qué elegirías como tótem?
SHAUMBRA: Le estaba diciendo a alguien antes que algo con alas.
ADAMUS: Algo con alas. Interesante. Hoy más temprano estaba yo…
SHAUMBRA: No sé…
ADAMUS: …en París – no por interrumpir tu historia, pero la mía es brillante (risas). Hoy más temprano estaba yo en París, estaba hermoso. 17 grados Celsius, parcialmente nublado, parcialmente soleado, y yo era un pájaro. Y volé por todo París en tan encantador día de otoño. Entonces, sí, regresemos a ti.
SHAUMBRA: Si, no podía… quiero decir que mientras escuchaba la palabra tótem, sencillamente pensé en alas, pero no sé qué animal. El resto de ello no me ha llegado…
ADAMUS: Inhálalo. Te llegará.
SHAUMBRA: Sí.
ADAMUS: Te llegará.
SHAUMBRA: Gracias.
ADAMUS: Excelente. Excelente.
Oh, Dave… Dave. ¿Cómo está el mundo contigo?
DAVE: Muy bien.
ADAMUS: Bien. Y Dave, ¿has hecho tu trabajo con los tótems?
DAVE: Sí.
ADAMUS: ¿Y qué experimentaste?
DAVE: Volar.
ADAMUS: Sí.
DAVE: Un águila.
ADAMUS: ¿Cómo te está sirviendo el tótem ahora mismo? ¿Qué te está permitiendo hacer?
DAVE: Expandir la visión.
ADAMUS: Excelente. Excelente. ¿Sientes el tótem – tu Pakauwah – todo el tiempo alrededor? ¿Algo del tiempo?
DAVE: Algo del tiempo.
ADAMUS: Algo del tiempo. ¿Sientes que está trabajando para ti todo el tiempo?
DAVE: No.
ADAMUS: Okey. Sigue respirando y sigue trabajando con él, porque, Shaumbra, estos Pakauwahs, son ustedes. Son parte de ustedes. No es otra cosa; absolutamente es ustedes.
Es una extensión de ustedes, y yo específicamente elegí esto como un animal tótem. Ustedes están acostumbrados a sus aspectos, saben lo que son sus aspectos, pero son tan humano-parecidos. Y entonces quedan atrapados en todas las cuestiones humanas. Si les pedía que crearan un aspecto humano, un Pakauwah humano, hubiera asumido tantas características humanas. De manera que con este animal que les fue pedido que crearan, vamos a estarlo usando una y otra vez. Pero es brillante porque sale y hace tanto por ustedes. Hoy vamos a trabajar con él, así que todos, si no han sentido su propio tótem, su propio Pakauwah, ahorita es el momento de hacerlo. Ahorita es el momento de introducir eso.
Larry, ¿hiciste tu tarea?
LARRY: Sí.
ADAMUS: ¿Y qué hiciste?
LARRY: Hice algo de crear.
ADAMUS: ¿Y qué creaste?
LARRY: Conecté mi compresor a mi casa.
ADAMUS: Maravilloso.
LARRY: Me quité de mi trasero y lo hice.
ADAMUS: ¡Maravilloso! Y Larry, quítate de tu trasero – eso ha sido tanto una cuestión contigo, y… pues ya se acabaron tus vacaciones.
LARRY: Sí, Dos años.
ADAMUS: Tú sabes eso, sí. Hubo una razón para ello, pero ya no te puedes esconder. Ya no te puedes sentar atrás. Tú lo sabes, yo lo sé, ello tiene que avanzar. Descubriste con tu proyectito que ello te proporcionó un maravilloso sentido de alivio.
LARRY: Sí.
ADAMUS: Te deshiciste de la culpa, te deshiciste del fastidio constante como trabajo extra, y ello te permite sentir de un modo pequeño cómo es la creación. Ahora bien, vamos a avanzar a mayores creaciones, no solamente conectar compresores. Eso es muy rudimentario.
LARRY: Provócalo.
ADAMUS: Sí, eso es… no, no – TÚ provócalo.
LARRY: Okey, yo lo provocaré.
ADAMUS: Tú provócalo. Efectivamente. Estoy contigo a cada paso del camino.
LARRY: ¿Por qué no puedo recordar eso?
ADAMUS: Estoy aquí ahora mismo. A cada paso del camino, Larry. Yo soy el que estaba fastidiando constantemente; creíste que estaba hablando de tu esposa (muchas risas). Pues, ¡qué vergüenza! por eso.
LARRY: Pillado.
ADAMUS: Tu energía era tan culpable (risas) cuando estabas haciendo eso. Tan culpable. Tan pillada.
Entonces… Vince ¿cómo estás?
VINCE: Estoy mejor que nunca.
ADAMUS: Mejor que nunca. Mientes. Así que, querido Shaumbra, te preguntaré tres veces. Vince, ¿cómo te va?
VINCE: ¡Me va bastante bien!
ADAMUS: Bastante bien. Eso fue de “mejor que nunca” a “bastante bien”. Vince, ¿cómo te va realmente?
VINCE: Me va mejor que bastante bien.
ADAMUS: (Riendo entre dientes). Bien. No por ponerte en un aprieto, pero has aprendido… estás aprendiendo que la fuerza no está en la mente, y la fuerza no está en el músculo. Y estás siendo confrontado con esto, para entender que la fuerza siempre ha estado en el alma.
Tú tienes pequeños accidentes a lo largo del camino. Ningún accidente – ningún accidente para nada. Sencillamente sucedió que recientemente tuve una pequeña discusión con Vince, y poco después de la discusión, tuvo un choque de auto. El coche destruido. ¿Qué significa eso pues? ¿Que él está haciendo algo mal? ¿Mala energía? ¡No! Significa que uno de los asuntos que abordamos necesitaba ser cambiado – necesitaba ser movido – porque estaba atascado. Vince, ¿dónde estaba atascado?
VINCE: Estaba atascado en mis ojos.
ADAMUS: Atascado en tu cabeza, saliendo por tus ojos.
VINCE: ¡Ah!
ADAMUS: Ah. Asuntos atorados en tu cabeza. Así que necesitabas un poquito de sobresalto – lo cual yo no hice; tú lo hiciste por ti mismo: Esa sacudida, lo siento, destruyó tu coche, pero movió algo de energía. Ahora bien, ello regresa a que lo podemos hacer de la manera fácil; lo podemos hacer de la manera difícil.
Puedes hacerlo a través de la respiración; puedes hacerlo a través de la carrera de demolición (risas). Depende de ti. Depende de ti, de una u otra manera. Así que… así que gracias. Gracias.
VINCE: Gracias a ti.
ADAMUS: Y en verdad voy a recomendar alguna respiración muy profunda. Trabaja con Andrah (Dra. Norma Delaney), trabaja contigo mismo, pero haz la respiración profunda. Estas cuestiones que tienes, están comenzando a filtrarse a través de tu cuerpo. No necesita ser de ese modo. No necesitas accidentes de coche. No necesitas nada de eso.
Puede ser tan simple como hacer una elección. Y ahí es adónde vamos a ir. Ahí es adónde vamos a ir. No más de estas pruebas agotadoras de achaques físicos. Los achaques físicos solamente significan que tienes energía atascada en alguna parte. En alguna parte, de algo. Quizá es porque estás atascado en el cerebro. Quizá porque estás sentado en tu trasero por un par de años haciendo nada. Es solamente – lo siento Larry - ¡solamente es energía atascada! La energía saldrá de alguna manera, en alguna parte. Se moverá de alguna manera. No necesitas tener un accidente de coche. Sencillamente hagámoslo a través de una respiración ahora mismo.
Toma una respiración profunda y movamos esa energía… movamos esa energía…
(Pausa)
Entonces, Ralph, ¿Cómo estás Ralph?
RALPH: Estupendo.
ADAMUS: Oh Ralph (risas). Ralph, no estoy diciendo que estés mintiendo. Estoy diciendo que estás delirantemente…
RALPH: Ilusorio.
ADAMUS: …engañoso. Engañoso. Porque tenemos muchas largas pláticas. Oh, este, querido Shaumbra, es un nuevo juego en el que estamos. Un juego maravilloso, pero un juego nuevo en que si estás sentado aquí, eso significa que estás abierto al desenmascaramiento (risas).
Así que, Ralph… Ralph. Bueno, tenemos muchas largas pláticas y tú eres sorprendente, de hecho. Por un lado me enseñas. Me enseñas tanto de cómo es estar en realidad en la forma humana ahora mismo y moverse a través de las cosas. Por otro lado, pretendes que no sabes lo que me estás enseñando. Así que estás en este maravilloso conflicto – brillante conflicto, de hecho – en que estás jugando a pretender que no sabes. Y juegas al Ralph perdido. Juegas al – bueno, de hecho, al pobre Ralph. Y juegas al Ralph que no consiguió las buenas oportunidades y todavía no lo hace. Así que te escondes.
Tienes esta parte brillante de ti – ya sea tu música, ya sea tu escritura, Ralph, ya sea tu oratoria, ya sea tu trabajo de voz, ya sea tu filosofía – probablemente uno de tus valores más fuertes – pero juegas este juego. ¿Entonces cuando lo vas a sacar a relucir? ¿Qué estás esperando?
(Pausa mientras Ralph busca las palabras).
Sí, yo también (Ralph y Adamus ríen entre dientes).
RALPH: No sé. Estoy diciendo que el momento es ahora. Ya estoy listo, y solamente me gustaría tener una pequeña, tú sabes, solamente… quizá no sepa la canción, pero ¿podrías solamente tararearme unas cuantas barras? (Risas de Adamus y la audiencia). ¡Dame aquí una pequeña oportunidad! (Risas).
ADAMUS: ¡Pues creo que acabas de escribir el primer verso! (más risas). Pero cuando llegue a ello – gracias, gracias por consentirlo. A propósito, ustedes dos – Ralph y Gabriela – tienen tal composición de energía uno con otro, pero ahora mismo no la están moviendo bien. No la están moviendo bien, porque ambos se están metiendo al drama y victimez del otro y a la razón por la que no puede ser hecho. Perdón por ser así de directo con ustedes, pero están sentados en la primera fila.
RALPH: Por eso que estamos aquí. .
ADAMUS: Primera fila y pasillos, Shaumbra. Primera fila y pasillos.
Así que, tienen esta brillante composición entre ustedes, pero no la están moviendo porque todavía – están esperando algo. Posponen para el futuro. Por ejemplo, diciendo: “No podemos hacer esto hasta que aquello esté consumado”. Eso es en sí mismo un juego que cada uno de ustedes juega. “No podemos hacer esto hasta que encuentres un trabajo aquí en este país”. Bueno, eso no es cierto para nada. Hay muchas cosas que podrían estar haciendo.

Esa distancia que mantienen entre ustedes es simbólica de tener miedo a armar en verdad esa composición entre los dos. Saben que está ahí, pero le tienen miedo a dejarlo que suceda. Así que colocan estas barreras. Colocan esta cosa del trabajo.
Colocan ya sea – algunos de ustedes inmigración, algunos de ustedes sus trabajos, lo que sea. Colocan estas barreras porque llega un punto en que los sueños es mejor dejarlos como sueños en su pensamiento Vieja Energía. Es mejor dejar los sueños como sueños. A veces es una mierda abrir sus ojos. A veces es difícil estar en ese cuerpo físico. Es difícil decir que si asumen un nuevo desafío, un nuevo proyecto, quizá fallarán. Así que es mejor soñar sobre lo que pudiera ser a de hecho hacerlo y de hecho introducirlo y de hecho abrazarlo (Adamus hablando muy apasionadamente) ¡y de hecho vivirlo! ¡Y serlo! ¡Y expresarlo! ¡Y compartirlo! De manera que…
De manera que, queridos Shaumbra, y Ralph y Gabriela, a veces es tanto más fácil mantenerlo a distancia, salvo que va a madurar y va a oler como pescado podrido en un día caluroso. Y luego su energía se va a poner toda jodida, y van a echarle la culpa de sus problemas – primero a mí, segundo uno al otro, tercero a la vida, cuarto a sus padres y bajando por toda la lista.

Luego su energía va a quedar realmente anudada en ese punto. ¿Y entonces qué sucede a continuación? Todos nosotros sabemos – ustedes no quieren decirlo, yo hablaré de ello – enfermedad física. Desequilibrio físico. Esa energía tiene que salir en alguna parte. No le importa. A la energía no le importa. Necesita salir. Necesita actuar. No la pueden mantener contenida por siempre. Incluso si ponen agua en un bote de metal, tarde o temprano saldrá. Puede que pasen miles y miles de años antes de que se oxide y corroa a través, pero esa energía se moverá.

Ustedes son pioneros de la energía. Son usuarios de la energía. Son creadores de la Nueva Energía. ¿Cómo va a actuar esa Nueva Energía en su vida?
Bonito traje, Sart, por cierto (risas). ¿Ese es tu símbolo de la culpa? (Más risas).
SART: Nah, ¡estaba tratando de ganar puntos!
ADAMUS: Escuché de uno de los otros Shaumbra, quien – ellos hacen plática, sabes, hacen redada – que no hiciste tu tarea.
SART: Uh, no, no la hice.
ADAMUS: Sí. ¿Y el traje va a compensar por ello?
SART: Yo esperaba.
ADAMUS: ¡Lo hace! Lo hace, de hecho (muchas risas y algunos aplausos). En el mundo de Adamus lo hace todo. Porque, tengo que decir – bromeamos, pero hay tanto en ello - ¡mira el respeto por ti mismo!
SART: Oh sí. Se siente maravilloso. Maravilloso.
ADAMUS: Y te ves de maravilla.
SART: Gracias.
ADAMUS: Gracias a ti.
SART: Me siento fenomenal. Gracias, Shaumbra (aplauso).
ADAMUS: Ahora bien, no se trata de intentar impresionar a ningún otro, porque el señor sabe que Sart no necesita hacerlo (risas). No se trata de intentar fanfarronear. Se trata de honrarte y respetarte a ti mismo. Y no significa que necesitas usar trajes italianos todos los días – pero, Cauldre, ¡de vez en cuando sería agradable! (risas). Significa que te estás honrando y respetando a ti mismo. Te estás dando ese regalo. Estás diciendo: “Me lo merezco”. No se trata del dinero. El dinero es totalmente insignificante. Se trata de la expresión del Sí Mismo, y el Sí Mismo hoy se ve grandioso.
SART: Gracias. Me siento de maravilla. Estoy teniendo un día estupendo.
ADAMUS: Ciertamente, y eres un ejemplo para Shaumbra.
SART: Gracias.
ADAMUS: Gracias a ti.
SART: Gracias a ti (aplauso de la audiencia).
ADAMUS: Así que, mi desafío para ustedes, Ralph y Gabriela, es ¿cuándo se van a deshacer de estas ilusiones de las barreras, las barreras en sus propias vidas personales? Cuando veo tal talento en bruto no siendo utilizado de la manera en que podría ser, que yo sé que puede ser, de lo que hablamos todo el tiempo, cuando veo, “Bueno, solamente estoy esperando algo, Solamente esperando, Estoy esperando…” ¿qué, un accidente de coche?
RALPH: Tuve un accidente de bicicleta…
ADAMUS: Tuviste un accidente de bicicleta.
RALPH: …eso fue bastante parecido.
ADAMUS: “…estoy esperando que algo me mueva”. Tarde o temprano lo hará, pero no necesitas pasar por eso en esta Nueva Energía. No necesitas tener ese chichón o esa herida o no necesitan tener entre ustedes una discusión más enconada – una distancia física en su vida. Lo pueden hacer ahora. De la manera fácil o la manera difícil; no importa. Va a suceder de todas maneras.

Cuando combinamos nuestra conciencia en un grupo como este, ello hace volúmenes para mover la energía. Ahora mismo, si están conscientes – nada más sientan como justo aquí abajo (señalando el plexo solar) – que este salón está vivo. Esta Internet está viva con energía, Se está moviendo. Saben, cuando a veces estén solos y se sienta que todo está plano y sin vida, pueden tomar lo que estamos haciendo aquí ahora mismo, en este salón, y pueden introducirlo a su vida – sorprendentes cosas a su vida.

El establecerse es difícil, ¿no? ¿Perder tu trabajo? El establecerse es angustioso porque dices: ¿Ahora qué? ¿Qué va a entrar a reemplazarlo?”. En esta Nueva Energía generalmente no sabes al principio. Entra más tarde. Pero tienes tantos potenciales en tu vida, Jane, solamente esperándote; esperando que dejes de jugar. Dejes de poner pretextos. Dejes de “¿y si? Dejes todas las excusas y lo dejes ocurrir. Y eso es lo emocionante de lo que vamos a hacer juntos, de donde vamos a ir juntos.

Cosas sorprendentes, sin límites; cosas extrañas van a suceder (Adamus ríe entre dientes y la audiencia ríe). Cosas extrañas, inesperadas, y esa es la belleza de esta Nueva Energía – cosas totalmente inesperadas.

Saben, la Vieja Energía trabaja en patrones muy predecibles. Esa es la razón por la que puede ser desglosada dentro de las matemáticas y la ciencia y la física; es muy, muy predecible. Tiene muy pocas verdaderas curvas nuevas en ella, y las curvas que llegan son muy lentas. Les toma miles y miles de años para que los cambios de la verdadera conciencia tengan lugar.

La combinación de la Nueva Energía con la Vieja Energía, como ustedes lo llamarían, es fenomenal. Inesperada – y ese es uno de mis mensajes de hoy que va a subirse sobre el pequeño deslizamiento que van a efectuar el próximo mes – cambios inesperados. Y la pregunta que hoy tengo para ustedes es: ¿Estás listo para lo verdaderamente inesperado? ¿Confías en ti mismo en que vas a crear la cosa más hermosa?

Y antes de que contestes “sí” – porque sé que esas son pamplinas (risas), tú no confías en ti mismo, tienes miedo de los cambios, te preguntas que va a venir a continuación. ¿Te vas a morir de hambre? ¿Vas a ser lanzado a la calle? No importa. No importa. Nunca mueres, jamás. Dejas el cuerpo físico, pero en verdad no mueres, ¿lo haces Richard?

RICHARD: No.
ADAMUS: Y la vida se pone mejor, ¿no Richard?
RICHARD: Lo hace.
ADAMUS: Y los cambios son muy inesperados.
RICHARD: Mucho.
ADAMUS: Y lo que pudieras haber pensado hace cinco años, hace siete años, lo que pudieras haber imaginado o querido en tu vida, puede ser mucho más grandioso.
RICHARD: Puede serlo, sí.
ADAMUS: ¿Y cómo hiciste eso Richard?
RICHARD: Lo permití.
ADAMUS: ¡Ah! ¡Ah! Excelente. Ahora bien, todos los demás en el salón están diciendo: “Pero yo también lo permito” (dicho con voz llorona). Cuando dices “permitir” Richard, ¿qué significa eso realmente? Explica tu estilo de permitir.
RICHARD: Ah… es sentir en mi corazón que es mío. Ya está hecho.
ADAMUS: Esa es una respuesta tan empalagosa. Empalagosa (risas). Richard, eso no ha ayudado aquí con ellos, porque yo sé. Y una vez más – tú no platicabas tanto conmigo. Platicabas con Tobías. Él era más fácil. Pero cuando dices que permitiste, llegaste a un punto en tu vida en que ya no sobraba nada.
RICHARD: Sí, fue…
ADAMUS: Esa como que es una manera rara de permitir ¿no? Ningún motivo para vivir. Cuando no hay motivo para vivir, hay muy poco que temer, fuera de si vas a ir al infierno o al cielo. Fuera de eso, muy poca razón para temer. Tu permitir fue una liberación completa. Llegaste al fondo, pudieras decir. Te habías vaciado, batallado y agonizado y suplicado – no a mí; a Tobías – preguntado y alegado y sufrido, y finalmente dejaste ir. Totalmente.

Y cuando dejaste ir, también liberaste esas barreras que estaban erguidas entre tú y quien realmente eres; entre todos los potenciales que estaban listos para entrar a tu vida. Así que cuando llegaste a ese punto, pudo entrar. Y lo hizo. Y a propósito, hay más allí. Eso no fue todo; ese fue el asalto uno de muchos, muchos.

Shaumbra, este no es un discurso enaltecedor para nada. Esto no se trata de intentar pintar algún cuadro grandioso y glorioso que sencillamente los va a hacer un humano un poco más sano, más feliz. Vamos a ir más allá de la humanidad. La humanidad es una ilusión – una ilusión maravillosa, una ilusión valiosa, ya que verdaderamente aprenden cosas a nivel del alma que no podían aprender en ninguna otra parte – y es por eso que Linda de Eesa… Eesa, a propósito, significa en los términos de ustedes, Yeshua, Jesús. En términos más simbólicos significa la Casa de Sananda. La Casa de Sananda, la cual es una Orden angélica que trabaja con la luz.

Tú viniste aquí Linda a aprender de la luz, pero a fin de aprender de la luz también tuviste que aprender de la oscuridad. Hmm. Mientras integras todo esto, lo que has aprendido en este planeta maravilloso y en otros lugares… bueno, no voy a entrar en detalles pero voy a hacerte una pequeña profecía aquí, o una premisa, como lo fue. Cuando estemos en Francia – ahhh regresar pronto – cuando estemos allá de vuelta, vamos a aprender lo que realmente son la luz y la oscuridad. Lo que realmente son.

Oh, algunos de ustedes piensan que vamos allá a llorar la muerte de los Cátaros. No lo creo. Suficiente ha pasado ahí como para llorar su muerte. Vamos allá a aprender sobre lo que la luz y la oscuridad realmente son. Vamos a aprender cómo entenderlo al nivel más íntimo. Hay… oh, guardaré nuestra disertación para nuestro viaje.

De manera que Sananda es acerca de la luz y este mundo necesitaba luz. Es por eso que todos ustedes están aquí. La conciencia de los ángeles necesitaba entender la luz en la densidad, en esta realidad, por lo tanto ustedes vinieron aquí. Sananda introduce la luz, así que vinieron de eso. Muchos de ustedes vinieron de otras familias espirituales – ya no importa porque ellos los echaron (risas). Lo hicieron. Lo hicieron, porque ¿sabes qué Pete? Tú se los pediste, Pete. Hace mucho tiempo, cuando dejaste la Orden de Miguel dijiste: “Cuando llegue a un cierto punto, cuando te mande una señal de regreso, échame. Libérame de mi familia espiritual”.

Es una de las conexiones más antiguas y uno de los karmas más antiguos que alguna vez tendrán ustedes, así que ellos los expulsaron – y duele. Cuando sienten la desconexión de energía de su familia espiritual, su familia angélica regresando a casi el principio, es una sensación de abandono. Lo sienten en algún nivel y entonces dicen: “¿Por qué debería seguir viviendo. No tengo nada. Tengo mi familia biológica…”. Por supuesto, no necesitamos hablar de eso. Algunos de ustedes los escogieron tan rápido, sin mucho pensar. Entraron deseosos de tomar cualquier cosa. ¿Pero su familia del espíritu? Echados. Eso duele.

Pero, saben, es un paso a la soberanía. Cuando su familia del espíritu los libera, realmente duele. De hecho ustedes le echan la culpa a su familia biológica. Lo equiparan a su familia biológica. “¿Por qué me tratan así? ¿Por qué me han dejado abandonado? ¿Por qué se burlan de mí de la manera en que lo hacen”. De hecho es una repercusión de su propia familia del espíritu.

Así que, Shaumbra, me desvío del tema pero me estoy divirtiendo.

Volvamos a la Tarea en Casa

Así que, la tarea en casa de la que hablábamos en nuestra última reunión fue bien importante. Honrar. ¿Cuántas oportunidades tuvieron este último mes para honrar a otros? Tuvieron una opción – honrar o juzgar; honrar o criticar; honrar o preguntarse qué está mal con ellos. Honrar a otros… te vas a honrar a ti mismo, pero también vas a necesitar ese honorar, porque cuando la Nueva Energía se convierte en parte de tu vida, trabaja muy, muy, muy deprisa, muy rápidamente. Y el honorar que haces por otros y por ti mismo también se equiparará a la facilidad… la facilidad de cómo trabajas con la Nueva Energía en tus manifestaciones, en tu vida. Honrar es muy, muy importante.

Hablábamos de crear – cualquier cosa. Recientemente hice hincapié en esto en nuestra reunión en Wisconsin. Creen algo, cualquier cosa. Shaumbra, tantos de ustedes, les gusta meterse a estas largas, largas discusiones. Les gusta hablar desde aquí arriba (señalando la cabeza) y eso es exactamente lo que sucede. Comienzan a volverse un poco locos. Les gusta hablar de por qué las cosas no están resultando en su vida. Y cuando les doy una respuesta – y estamos hablando aquí del estado de sueño, por supuesto – y digo: “Solamente haz algo. Permite”, como hizo Richard, pero no vayas a las profundidades como hizo Richard. “Permite”. Y luego regresan una semana después y quieren tener otra discusión y recibir una respuesta distinta. Casi son adictos a estas largas discusiones, por alguna razón. Creo que satisface a una parte de ustedes. Ciertamente, son historias. Son largas historias, y les da un alivio temporal. Les da – creen – les da una pequeña licencia para no hacer nada y no poner en práctica en esta Tierra lo que han aprendido.

Y luego está el trabajar con su Pakauwah, su tótem animal. Ahora bien, algunos de ustedes dijeron: “Bueno, yo he hecho eso antes”. No como esto. Algunos de ustedes dicen: “Bueno eso suena como que estamos yendo hacia atrás”, pero de una manera, sí, porque están familiarizados con hacerlo. Pero vamos a usarlo porque ese Pakauwah, Roberto, va a salir y hacer trabajo para ti. Cuando tú estás sentado justo aquí, él puede estar allá afuera haciendo trabajo para ti. Puede estar ayudando a energizar potenciales que están esperando por ti. También puede estar vigilando. Ahora mismo puede estar observando a otra energía en el salón.

Probablemente notaron ustedes que hoy está bastante despejado aquí dentro. Ocasionalmente, tenemos muchas energías y entidades oscuras tratando de causar disturbio. Hoy, casi ningún disturbio aquí adentro. Oh, ellos andan dando vueltas. Ni siquiera estas persianas para oscurecer pueden mantenerlos afuera, pero permanecen a distancia porque hay elefantes y panteras y halcones y tigres y unas cuantas serpientes, una tortuga (risas) y todos estos otros Pakauwahs.

Y sus Pakauwahs, particularmente aquellos de ustedes que tienen cosas como una pantera, ellas no están preparadas para atacar. Ustedes no las tienen programadas para dañar a nadie. Pero, saben, cuando una de estas entidades oscuras que está allá afuera, que anda dando vueltas de tiempo en tiempo, cuando siente su Pakauwah, oh, ello deja asentado un mensaje muy claro – “No te metas con esta persona”. Se van a ir… es similar a, creo que ustedes dirían, tener un sistema de alarma en su casa. El ratero en cambio, se va a ir a la casa del vecino. Es más fácil. Es rápido.

Cuando su Pakauwah está ahí, como muchos de los de ustedes están ahora mismo, está colocando una hermosa… es un tipo de energía hermosa. No es una barrera o una pared. No es un escudo. Ustedes no han creado una pared. Pero es esta parte de ustedes diciendo: “Este es un ser soberano, vete a otro lado. Métete con algún otro. Ser Soberano”.

Estas entidades, estas entidades oscuras, no son tan listas, por cierto. Ustedes les dan mucha, mucha, demasiada de su energía, de ti mismo, nada más porque ellas los pueden asustar o girar algunas cabezas o hacerlos vomitar o algo como eso. Realmente no son así de listos. Cuando ven su tótem, entonces saben que este es un humano consciente.
Trabajen con sus tótems. Duerman con ellos. Llévenlos de paseo. Vamos a llevarlos de paseo aquí en precisamente unos minutos. Súbanlos a su coche, y van a notar que ellos se transforman. Pueden cambiar de formas, a propósito, y lo hacen. Algunos de ustedes estaban preocupados por el hecho de que pudieron haber escogido un halcón y luego al siguiente minuto se transformó en un delfín. ¿Qué hay con eso? Solamente es energía – energía en movimiento y forma libre. Un minuto usando las energías del halcón y la belleza del halcón, y al siguiente momento la afinidad y conexión natural de ustedes con un delfín.

Los Pakauwahs tienden a revertirse a su estado o su forma. Si es un halcón transformándose en un delfín, tenderá a regresar a esa forma de halcón. Pero puede ser cualquier cosa. Puede trabajar para ti en cualquier forma que elijas. Está ahí para ir a los otros reinos. Es ese aspecto de ti que entrará en los reinos por ti. Mientras haces tanto de tu otro trabajo aquí mismo en esta realidad, esa otra parte de ti está trabajando. A medida que te conectas a él, a medida que… él es creativo, a propósito. Es muy, muy creativo. Esa expresión de ti mismo que estás mandando allá afuera, no es más grandiosa que tú o más lista que tú. No te dice qué hacer. Está ahí para ti en servicio. Trabaja con él. Tú no eres singular. No eres singular. Andrah sabe eso más que prácticamente cualquier otro. Pero también sabe que existe este extraño hábito de los humanos que quieren ser… quieres sobre-definirte a ti mismo.

Ahora bien, la otra parte de ello sobre lo que Andrah les contará, es de aquellos que se han sobre-quebrado – la personalidad múltiple. Ustedes tienen miedo de separarse. ¿Y si les dijera, que ya se separaron y aprendieron a juntarse de vuelta? Ustedes saben cómo volver a reconcentrarse, porque cada uno de ustedes aquí, como Andrah sabe, se ha separado en un momento u otro, en esta vida o en otra, así que saben cómo volver a reconcentrarse.

Ahora que tienes ese conocimiento o sabiduría en tu interior, pues déjate abrir, expandir – el Pakauwah, la actuación de la que hemos hablado. Tiendes a querer definirte a ti mismo – David, te fastidio, pero tú representas a todos – quieres definir a David, y en definir a David te pones muy mental, te pones muy estructurado, te atascas mucho. La Nueva Energía, nuestro trabajo en conjunto es acerca de la nueva definición, en que no solamente es un cuerpo, una personalidad de la mente. ¿Sabes? no eres tu historia para nada. No lo eres – ninguno de ustedes – son su historia, Kathleen Barry. No te acuerdas de nosotros hablando. Creí que yo era más especial para ti que eso (muchas risas).
Así que creen que son su historia, pero no lo son para nada. Esa es la ilusión. No estás en de donde viniste, Larry. Oh, parte de ti, sí; pero solamente una muy pequeña, pequeña parte.

Redefiniendo al Sí Mismo
Entonces esto va a ser acerca de redefinir, más bien que de tratar de definirte a ti mismo como David o cualquiera que dé la casualidad que sea tu nombre. ¿Sabes cuánta de tu energía se va en tratar de encontrarte a ti mismo? Casi toda. Tratando de encontrarte a ti mismo cuando en realidad debieras estar tratando de perder ese sí mismo. Inviertes tanto tiempo diciendo: “¿Quién Soy?” en vez de solamente decir: “Yo Soy El Que Yo Soy”. Yo Soy El Que Yo Soy. No importa. No importa si eres David o Donald o Mary.

Vamos a ir más allá de esta definición humana. ¿Está bien? (El público responde “Sí”). Oh, dicen eso ahora (risas). A veces va a ser incómodo. Y hay otros que van a decir: “¿Qué te pasa? Yo sabía que ese grupo… sabía que ese grupo con el que estás…”. Porque, saben, cuando ustedes regresan de una reunión como esta o de uno de nuestros talleres, regresan con un fulgor. Regresan un poquito más ligeros en su andar. Regresan un poquito más intuitivos, más libres. A ellos no necesariamente les gusta eso – “¿Qué te está haciendo ese grupo?”. Hmmmm, ¡de veras!

De manera que va a haber aquellos que lo critiquen y que no lo entiendan. No importa. No importa. La única cosa que importa es la relación entre tú y tu alma, tú mismo. Eso es todo. Ninguna otra cosa importa.

No queden atrapados en lo que otros estén pensando, porque – han escuchado esto antes de Tobías – ellos quieren desesperadamente que ustedes sean diferentes. Y me refiero de una buena manera, mas ellos quieren saber que alguien, alguien tiene que ser el pionero. Alguien tiene que ir más allá.

Saben, en nuestro trabajo que vamos a hacer juntos, vamos a llegar a entender lo que realmente es la enfermedad mental, y cómo estos pobres, pobres queridos están en estos hospitales. Ahora bien, no me estoy compadeciendo de ellos porque estén en un estado de ser mentalmente quebrantado, tengan una enfermedad mental o se hayan vuelto locos. Eso está bien. Esa es una experiencia maravillosa, maravillosa. Todos ustedes lo han hecho ¿no?

Eso es maravilloso. Pero encerrarlos y darles drogas – eso es un pecado. Eso es despreciable. Porque ahora estás tomando a un ser que está pasando por algunas experiencias interesantes de quebranto mental, enfermedad mental, cualquiera que resulte ser, y estás diciendo: “No encaja en nuestra linda definicioncita de lo que un humano debiera ser”. Bastante energía Atlante, saben. “¿Entonces qué hacemos? Les damos algunas drogas para hacerlos como el resto de nosotros”. No tú, Edith. No tú. Tú no necesitas drogas (risas). Y los amansas y los mantienes calmos y los encierras en un cuartito.

Queridos, es de ahí de donde ahora mismo mucha de la energía oscura de la Tierra está llegando, porque esta gente son seres asombrosos. Oh, ustedes dicen que ellos están locos. No, solamente están teniendo una experiencia. Tienen tremendas cantidades de energía. No tienen el tipo de limitaciones e inhibiciones que algunos del resto de nosotros – ustedes – tienen. Así que dejan que su energía se aloque.

Está ahí afuera ahora como energía psíquica rondándolos a ustedes por la noche. Rondándolos porque, bueno, ellos sienten una atracción por ustedes. Sienten una conexión con ustedes, puesto que pueden sentir algo en su energía que dice que tuvieron un colapso nervioso en un momento. Y consiguieron pasar por ello. No estoy hablando de esta vida, sino en algún momento. Ustedes tienen su respuesta y por eso ellos llegan cerca de ustedes tan a menudo, su energía psíquica. Ellos están encerrados.

Estoy dedicando mucho, demasiado tiempo, pero sencillamente haremos menos preguntas y respuestas. Lleguemos a lo que realmente quería hablarles hoy.

LINDA: Al parecer has estado haciendo una P y R en vivo aquí.
ADAMUS: Efectivamente. ¿Entonces de qué vamos a hablar hoy? Vamos a… tomemos una respiración profunda.
LINDA: ¿Apenas estás comenzando?
ADAMUS: Sí. Esa fue mi introducción (risas). Ese fue mi monólogo (muchas risas). De manera que las preguntas y respuestas probablemente ya pueda yo contestarlas sin siquiera saber cuáles son. La vida es una mierda, supérenlo (muchas risas). Contestaré varias de ellas ahora mismo para aquellos que se van a poner en fila aquí arriba.

Ustedes dicen… les daré la respuesta y luego la pregunta. La respuesta es que están jugando un juego – averigüen qué es lo que les gusta tanto de su juego.

La pregunta es: “Adamus, ¿por qué son tan difíciles las cosas? Que no se solucionan. ¿Por qué estoy teniendo una vida de mierda? ¿Por qué no puedo_________” Hmmm, llenen el espacio. Se repite una y otra y otra vez.

La respuesta es que has elegido un juego. Nadie lo ha elegido por ti. Hay algo que te debe encantar de ese juego. Cuando descubras qué es lo que te encanta… el hecho de que al quedarte en una relación realmente de mierda y puedas culpar a alguien más, no tienes que tomar responsabilidad por ti mismo. Esa es la respuesta. Eso es lo que está pasando. Te quedas en ella no porque no tengas dinero; te quedas en esa relación de mierda porque eres una víctima, y te encanta. A mí también me encantó en un momento. Quizá te canses de ello en algún momento.

Estás jugando un juego con la energía, ¿eh, Andrah? Estás jugando un juego con esa energía y puedes abandonarlo en cualquier momento.

Dices: “Pero Adamus. No tengo nada de dinero. ¿Qué hare?

¡Yo no sé! No importa. Realmente no importa. Quizá sencillamente disfrutarás la vida otra vez. Quizá esa enfermedad que tienes empezará a mejorar. Quizá verás el color de la vida, o como lo que Tobías dice, la alta definición de la vida otra vez. Quizá tengas que confrontarte a ti mismo. Quizá. Eso es lo más duro de todo, pero es también lo más hermoso, lo más hermoso confrontarte a ti mismo.

Oh, tu sí mismo está cargado con un montón de basura y lo que llamamos antes los demonios y los dragones y todo lo demás. Pero no lo son en verdad. No lo son en verdad. Solamente es energía atascada que desesperadamente quiere ser desatascada.
Entonces, hablemos del tema de hoy (risas). Ahora que pasamos por nuestra sesión de preguntas y respuestas (risas), ¿había otras?... Y a propósito, ¿tu abuela? No sé dónde está en el otro lado. Estoy ocupado siendo un pájaro en París o trabajando contigo. Yo no sé. Llámala tú mismo. Usa tus propias habilidades psíquicas. Tu abuela probablemente está… ella está bien. Está bien.

¿Qué otras preguntas tenemos?
LINDA: (Responde rápidamente) ¡Ninguna! (Muchas risas).
ADAMUS: Sí, tienes algunas. Saquémoslas del camino para que podamos hacer nuestro verdadero trabajo aquí.
LINDA: Realmente has respondido a todas ellas. Había una pregunta…
ADAMUS: ¿Sabes cuántas veces hemos dado esa respuesta y…?
LINDA: Yo sé. Yo sé. Pero solamente para confirmar, habían…
ADAMUS: ¿Hay algunas preguntas Nueva Energía hoy?
LINDA: No.
ADAMUS: Oh, okey. Pregunta. Valiente, atrevida. Espera el micrófono. Linda de Eesa te lo llevará.
PREGUNTA DE SHAUMBRA 1 (una mujer al micrófono): ¿Qué son los zumbidos y hormigueos, las energías que son nuevas que estoy sintiendo en mi cuerpo? Alguna…
ADAMUS: Si. Se llama… bueno, es un… es como un – Cauldre no quiere que lo diga, pero cerraré su ojos y lo diré – es un orgasmo espiritual que está teniendo lugar. De veras lo es.
SHAUMBRA 1: ¡Ah bueno!
ADAMUS: Estás introduciendo las energías de tu propio divino que han estado separadas por un largo tiempo, y éstas empiezan a entrar más directo y tú está teniendo un tipo de nueva conexión con ellas. Ello crea - ¿cómo las llamaste?
SHAUMBRA 1: Oh, ¿bocinas?
ADAMUS: La energía riega tu cuerpo. Particularmente son más agudas en la parte de arriba de tu cabeza, para algunos del resto de ustedes que las sienten o vayan a sentirlas, a veces aquí (señalando el área del tercer ojo). A veces se puede manifestar de hecho en esta área (señalando el área del plexo solar) pero no siempre se siente hormigueo, se siente como mariposas. Pero es tu conexión con tu Sí Mismo, con tu divino. Inhálalo. Y no digas que es un ángel o que… no le des crédito a nadie más que a ti misma. Eso es lo que es. También es un poquito de Nueva Energía entrando, de lo cual hablaremos en un momento.
SHAUMBRA 1: Gracias. Perdón por interrumpir.
ADAMUS: No, ningún problema. Estos hormigueos y zumbidos como tú los llamas – hay otro nombre que nosotros usamos, pero hormigueos y zumbidos son buenos nombres – tienen un tremendo efecto alquímico en tu cuerpo y tu mente – si no los empujas fuera, si los inhalas. Tienen una tremenda capacidad de reequilibrar cosas en tu cuerpo. Cuando los recibes, es un momento maravilloso para sencillamente tomar unos cuantos momentos de lo que sea que estabas haciendo para solamente dejarlo que se absorba. El divino entra. No entra como en un golpe fuerte; entra poco a poco. Se absorbe dentro en la proporción absolutamente adecuada. Gracias.
PREGUNTA DE SHAUMBRA 2 (una mujer al micrófono): Adamus, hablamos la semana pasada de la energía de mando.
ADAMUS: Si.
SHAUMBRA 2: Y cuando pienso acerca de hacer elecciones conscientes, siento como cuando hago una elección consciente, que es en un sentido energía de mando. Y me preguntaba si… quería como que recibir tu perspectiva de eso.
ADAMUS: Por supuesto. Estás hablando de la disertación en las Escuelas de Misterio y un poco fuera de contexto aquí a menos que hayas pasado por el par de días. Pero contestaré lo mejor que pueda. Hay una cosa para hacer una elección consciente, y la mayoría de ustedes ha estado trabajando con eso y aún no se sienten terriblemente cómodos con ello. Pero al menos estás llegando al punto donde puedes comenzar a hacer algunas elecciones mejor que esperar las alas del destino para salir airosa. Pero no estás segura si tus elecciones, si las estás redactando con precisión, si las estás manifestando acertadamente. Entonces tú… aún hay mucho… um…
(Pausa, luego muchas risas cuando Adamus se distrae con la comida al fondo del salón y coge un biscocho de chocolate y nueces). Aún hay mucha discusión acerca de (muchas risas cuando habla con la boca llena) si estás haciendo lo correcto. Hmmm, sabroso.
La energía de mando es algo con lo que trabajamos en las Escuelas de Misterio. Es la siguiente evolución de la elección consciente. Pero necesitas estar cómodo con el hecho de que la elección consciente realmente sí hace una diferencia antes de empezar a trabajar con el mando de energías. Como tú sabes hubo unos momentos extraños en la clase – momentos muy incómodos – y para alguien que apenas empezó a trabajar con esto…

(Más risas cuando Adamus continúa comiendo)… ser humano… ser humano.
LINDA: No dejes que te interrumpamos.
ADAMUS: Para alguien comenzar apenas a este nivel sin pasar por la práctica de la elección consciente y algo de la creación que hicimos en la escuela de energía podría de hecho salir al revés de una manera interesante. Entonces…
SHAUMBRA 2: La elección consciente es realmente el primer…
ADAMUS: La elección consciente es el paso básico, absolutamente. Absolutamente.
De manera que entremos a nuestra…
LINDA: ¿Apenas estás empezando?
ADAMUS: Um hmm. Hoy no hay necesidad de preguntas y respuestas.
LINDA: Okey.
ADAMUS: Okey, entonces, veamos.

La Ilusión de la Historia

Hace un momento hablábamos de la historia. La historia es una ilusión total – ilusión total. La historia es lo que ha sido escrito. Es una perspectiva. Realmente no es lo que sucedió. Ustedes creen que ha habido esta progresión – Lemuria, Atlántida, la Primera Guerra Mundial seguida de la Segunda Guerra Mundial. De ningún modo.

Como los productores de nuestra buena película (refiriéndose al “Salto”, película presentada en la plataforma de lanzamiento Shaumbra) entienden – e intentan señalar en su película, abrir la conciencia – es toda una ilusión. Una ilusión hermosa. No estoy diciendo que ilusión sea una mala palabra, sino que es una ilusión. La historia en sí misma es una gran ilusión que la gente se cree porque algo fue escrito. Escrito en un trozo de papel – “De esta manera fue”.

Una de las más grandes ilusiones de todos los tiempos, a causa de unas cuantas hojas de papel en un libro, es la Biblia y la historia de Yeshua. Gran ilusión, y la gente se la cree, “Bueno, es historia. Está escrita en el libro y Dios dijo que no podías cambiarla”. ¿Cuántas veces ha sido cambiada? Qué ilusión es esa. Los relatos sobre Yeshua son suficientes para hacer que Yeshua quiera regresar acá y patear algún trasero, porque no es cierto. No es cierto.

Partes de ello ocurrieron de hecho. Partes de ello. Mucho de ello ha sido alterado (mira a Linda). No te preocupes, ahora mismo ellos no están escuchando (muchas risas). Van a escuchar más tarde, pero tú estarás fuera de la ciudad, así que… (más risas).

Su propia historia… yo no me veo tan grande en vidas pasadas, porque – recuerden los días cuando acostumbraban quedar atrapados en sus vidas pasadas y lo que fueron y todo lo demás – es fascinante y es interesante, pero sólo es parte de ustedes.

La historia es una gran ilusión, y hoy vamos a regresar y vamos a abrir algunas puertas. Y antes de que lo hagamos quiero dejar bien claro ahora mismo – si no están cómodos con este ejercicio, no lo hagan. Lo pueden escuchar más tarde. Lo pueden leer más tarde o hacerlo más tarde. Si no se siente bien para ustedes, eso está bien. Y no hay absolutamente ningún juicio, porque lo que vamos a hacer es peligroso. ¿Están bien con peligroso?

(El público responde “Sí”). Mienten (risas). ¿Son contrarios a arriesgarse ahora mismo?
(El público responde “No”). En eso están siendo veraces. No, de hecho no lo son.
Entonces, vamos a regresar, y el propósito de regresar, como platicábamos en nuestra última reunión, era entender que lo que les sucedió en el pasado no es toda la historia. Es una parte de la historia.

La familia que tienen en esta vida es una ilusión. Una ilusión significa que es una de muchas, muchas realidades. Una ilusión no significa irreal; solamente significa una de muchas. Una de muchas.

Para la familia que tenían en esta vida, ustedes dijeron: “Bueno esa era mi familia. Tengo un trozo de papel diciendo que yo nací”. Quizá no lo hicieron. Quizá no lo hicieron. Quizá no tuvieron esa familia que creían.

Es una ilusión maravillosa, muy seductora, muy real, pero quizá no es la única familia que tuvieron. Quizá escogieron una buena familia en cambio Quizá escogieron una familia que los amaba y los alentaba, y una familia rica que les compraba cosas lindas, les decía cosas buenas. Quizá.

Quizá tuvieron una familia que estaba en una cultura totalmente distinta. ¿Alguna vez tuvieron la sensación de que realmente estaban existiendo en una cultura distinta? Veces en que, “¿Qué estoy haciendo aquí en esta cultura?”. Quizá debieran haber estado en otra, porque la historia es una ilusión maravillosa.

Hoy vamos a regresar, y vamos a, usando la clara elección consciente, vamos a abrir las puertas.

Revisitando el Pasado

Ahora bien, hemos pasado por un ensayo general de esto, y lo sabrán si recuerdan, cualquier momento en este año pasado o algo así, tener sueños de bajar por largos corredores, largos, largos vestíbulos con muchas puertas; perdiéndose en edificios o casas que tenían tantas puertas que no podían encontrar su modo de salir; sueños de tener muchas, muchas puertas de las cuales escoger y no saber cuáles cruzar. Cualquier sueño como ese es una indicación de que al parecer han pasado por este ensayo general.
Hay una escuela de pensamiento que dice – esto es para humanos comunes y ustedes son definitivamente de lo más fuera de lo común – escuela de pensamiento que dice: “Nunca regreses. Nunca regreses y desentierres las cosas”. Bueno, no vamos a regresar para desenterrar las cosas. No vamos a regresar para procesar cosas, vamos a regresar para abrir puertas porque, ya sea de esta vida o de cualquier otra que alguna vez hayan tenido, hay potenciales que son tan reales como lo que llevaron a cabo – llevaron a cabo – en la forma humana. Ellos existen. Son reales. No son menos que lo que de hecho eligieron experimentar en la corporeidad.

Ahora mismo esas energías están disponibles para ustedes. Esas energías están deseosas de encontrarse con ustedes en este momento presente. Va a haber una variedad de energías que entren – sentimientos y reacciones – a medida que abrimos algunas de estas puertas, y no es para que traten de juzgarlas o combatirlas. Por eso les pedí en nuestra última reunión que honren todo, incluyendo honrar a estas energías de las puertas que vamos a abrir.

Si han tenido sueños de persecución últimamente – ser perseguidos – probablemente es porque en nuestro ensayo general abrieron algunas puertas y algunas energías salieron bastante enojadas, puesto que han estado encerradas por un largo tiempo a su manera propia. Están listas para salir ahora. Así que algunas de ellas van a salir con un gran estruendo. Otras van a salir tan amorosas y tan gentiles y van a fluir hacia dentro de su vida. Y si no están conscientes de ellas, los van a patear en la pierna para llamar su atención. Es energía que está regresando a ustedes.

A medida que abramos estas puertas… y no estoy hablando solamente de memorias reprimidas, estoy hablando de potenciales de cosas que nunca fueron manifestadas – una vida, por ejemplo, en que ustedes pudieron haber sido un tipo de gran sanador, y en cambio eligieron una vida como un tonto. Pero ese potencial de gran sanador aún está ahí. Aún está activo. Aún está circulando. No se perdió. No dejó de existir.

Pudieron haber tenido una vida en que ustedes fueran un líder de mucha, mucha gente – responsables por ellos pero de hecho no eligieron eso. Eligieron una vida para ser un ama de casa o quizá un asistente para algún otro. No permitieron esa expresión. No seleccionaron esa expresión, pero aún está ahí.

En cada uno de estos potenciales… y a propósito, se podrían volver locos si se pusieran a pensar acerca de los potenciales, porque dicen: “Bueno, si elegí una cosa para la realidad, ¿cuántos potenciales hay?”. Casi infinitos. Casi infinitos. Si tuviera un pizarrón, les dibujaría un gran círculo en el pizarrón. Pero no necesito uno porque ustedes pueden ver.

Hay un círculo de los potenciales de más alta probabilidad – los de más alta probabilidad siendo los que eran más complementarios a su viaje, los que permitirían la más grande evolución de su alma y por los que sintieran atracción. Así que esos están en el círculo grande (Adamus está “dibujando” en el aire), y la realidad que seleccionaron es un punto exacto en medio de eso.

Justo detrás de ese está otro círculo un poquito más chico – los potenciales secundarios de respaldo, no tenían del todo la cantidad de energía o dinámicas como algunos de estos potenciales del primer nivel, pero aún están justo ahí. Y ustedes podrían marcharse casi al infinito, diciendo un potencial… tenían el potencial de morir cuando eran un niño, pero no lo hicieron. Tenían el potencial de ser múltiple en aquella vida. Tenían un potencial y potencial, así que es una serie de círculos con diferentes niveles de brillo en su potencial y pudiera parecer marchar al infinito.

Y dicen: “Bueno ¿dónde termina? ¿Cuántos potenciales hay para esta vida? ¿Billones?” En un sentido no importa, porque los potenciales no se arrastran al infinito. Lo que sucede es que llegas a un cierto punto y por decirlo así, regresa a círculo completo. No se arrastra al infinito. De hecho, nada lo hace. Ni siquiera su universo físico, ni el tiempo, ni el espacio. No van al infinito; acaban haciendo un gran aro y regresando por ahí.

Eso es importante para recordar más tarde cuando hablemos de algo de la física de la Nueva Energía, pero veo que se está haciendo tarde y tengo una cita más adelante. Así que vayamos a nuestro ejercicio.

Vamos a regresar, y si tienen alguna preocupación respecto a ello, no necesitan hacerlo ahora. Una cosa simple para recordar es que en esta Nueva Energía se trata de la elección. Ahora bien, podía haber traído un montón de azufre e incienso y joyas y equipo, una banda de baile y bailarines para crear una especie de ceremonia alrededor de esto. Pero no lo necesitamos. Es por elección. Por elección.

De manera que, bienvenidos a mantener sus ojos abiertos o a cerrar sus ojos. Cualquiera, no importa. Vamos a hacer esto tan simple como sea posible.

Ahora mismo vamos a regresar con la energía que ha sido preparada para todos nosotros – cualquiera escuchando, leyendo esto más tarde, para ustedes que están aquí sentados ahora mismo. Preparamos una energía que nos permitirá regresar al pasado, y el pasado en sí mismo es solamente una ilusión y solamente un potencial. Y si, solo por un momento, hicieran una elección consciente de si van a entrar a su pasado – a sus potenciales pasados. Es un sí o no. No necesitan verbalizarlo de una cierta manera.
(Pausa)
Y ahora simplemente imagínate a ti mismo con tu Pakauwah a tu lado – a tu lado – ya sea que esté volando, caminando, reptando, nadando, volando.
(Pausa)

Y andemos atrás. ¿Cómo hacemos esto? Imaginemos un largo vestíbulo, hermoso vestíbulo, un vestíbulo muy ancho, muy bien mantenido. Y este es el vestíbulo – el sendero – a tu pasado.

Y a medida que caminamos por este largo, largo vestíbulo – el cual parece nunca, jamás acabar, porque la verdad es que más tarde regresa en un círculo – pero a medida que caminamos por él ahora, siente la energía de ti mismo primero. Ti mismo.
Esto es imaginación, pero la imaginación es tan real como estar sentado aquí ahora mismo.

Camina lentamente. No tenemos prisa.
Hermoso vestíbulo. Han caminado antes por vestíbulos hermosos, solamente vuelvan a introducir eso. No importa si está alfombrado o es de hermoso adoquín italiano.
(Pausa)
Y a lo largo de ese vestíbulo hay puertas. Puertas, y quizá haya trabajo de arte, pero no nos enfoquemos en eso. Hay puertas, y parece que todas las puertas están cerradas, puesto que cada puerta representa un potencial de tu pasado.
(Pausa)
No importa de qué vida provenga. Detrás de cada puerta hay potenciales no expresados….
(Pausa)
Decisiones que nunca fueron tomadas…
(Pausa)
Roles que nunca fueron representados.
Direcciones que nunca fueron tomadas.
Todo es tú. Todo es tú. Es tuyo, porque a tu nivel divino del alma te diste el potencial, el regalo de muchos, muchos potenciales.
Jamás ha habido destino. Te diste a ti mismo elección y opciones. Y aunque expresaste una, las otras aún están ahí. Sus energías aún están ahí para ti.
En la Nueva Energía volvemos a juntar todo.
(Pausa)

Estos no son aspectos en el sentido tradicional. Estos son potenciales. Y cuando caminamos por este vestíbulo, reconociendo toda esa energía, todos los potenciales del pasado, si hubo una vida en que fuiste literalmente asesinado, antes de tiempo – si fue la guerra, si fue una enfermedad, si fue por la mano de otro humano – ello creó un trauma que trajiste contigo, lo has arrastrado a través del tiempo y espacio hasta esta vida. ¿Te das cuenta de que también existen potenciales detrás de esas puertas de que nunca fuiste asesinado?

¿Potenciales de que estabas en paz contigo mismo y con el mundo?
¿Potenciales de que trajiste amor y alegría a tu propia vida y al mundo?

Detrás de esas puertas, tu pasado, están las energías nunca expresadas, energías nunca elegidas, energías nunca introducidas a la realidad física. Pero ellas aún están ahí.
Mientras caminamos por este vestíbulo, con tu Pakauwah a tu lado, puedes permitir que las puertas comiencen a abrirse. No tienes que abrirlas tú mismo; casi parecen abrirse a tu paso. ¿Por qué? Porque ahora estás eligiendo liberar esa energía. Ahora estás eligiendo introducirla a este momento del Ahora, a esta realidad. Estás eligiendo darte cuenta, por encima y más allá de cualquier cosa, de que tu historia en sí misma es una ilusión. Tu historia en sí misma no es nada salvo potenciales.

Tú no eres… no eres tu historia. No eres el pasado que crees que eres. Y este es el principio “Yo Soy”.

Mientras caminas por el vestíbulo y las puertas se abren, ello libera esos potenciales. Y quizá no ahora, quizá más tarde llegarás a darte cuenta de cuánto potencial creaste. Llegarás a darte cuenta de que algunas de las cosas que te sucedieron en el pasado, que pensabas que era real, nada más fue una de las expresiones de la realidad. Llegarás a darte cuenta de que este momento en el que vives ahora mismo está relleno con tantos potenciales.

Continúa caminando por el vestíbulo, lentamente, amorosamente, dejando que esas puertas se abran. Esa energía no te va a traicionar de ninguna manera. Incluso el potencial de haberte pasado – lo que tú dirías – pasado al lado oscuro, el cual puede haber sido muy, muy real en cada vida, inclusive si no lo elegiste. Cuando ese potencial sale, ya no está envuelto en una energía de ser oscura Ya no está en esa ilusión. Así que no tienes que preocuparte de – lo que tú dirías – la energía oscura llegando e infiltrando tu vida ahora mismo. Solamente es energía. Solamente era un potencial.

Pones en libertad tanto de ti mismo al entender que eres tanto más de lo que crees que eres. Tú eres cada potencial. Eres cada expresión; expresada en esta realidad o no.
Queridos Shaumbra, esto es liberar, poner en libertad. Poner en libertad.

Trayendo de Regreso los Potenciales

Toma una respiración profunda… y permítete regresar por el vestíbulo, de vuelta a este Punto de Presencia del Ahora en el que estamos. Puedes regresar y revisitar en cualquier momento que quieras. Puedes regresar y repetir esto en cualquier momento. Empiezas a sentirte atascado en esta vida; repitiéndolo de vez en cuando te recuerdas que estás tan colmado. Eres tan múltiple. No eres singular en absoluto. Tengo que reír cuando oigo a algunos de estos supuestos maestros espirituales hablando de la linealidad de las vidas pasadas. No lo es en absoluto. Nunca lo fue. Nunca lo fue.

Así que regresa. Tráete de vuelta a este Punto de Presencia, y no hagas nada con esas energías. No vayas a manipularlas o coaccionarlas. Ellas vendrán a ti. Se unirán a ti. Se unirán a ti y no van a tener agenda, No van a tener vuelta. Ahora es energía libre. Ella regresa a ti.

Cuando hagas esto, cuando abras las puertas de tu pasado, vas a tener algunas ondas expansivas de ello. Vas a tener unas cuantas energías alrededor entrando y golpeándote con fuerza un poquito. ¿Qué haces? Nada. Nada. Nada. No la confrontas, no corres de ella; la inhalas. Solamente es energía.

Vas a tener unas cuantas pesadillas, siento decir. Debí habértelo dicho por adelantado (risas). Vas a tener algunos desequilibrios en tu vida y unas cuantas cosas van a cambiar con la gente a tu alrededor. Y vas a tener algunos momentos emocionalmente difíciles.
¿Qué haces con ello? Nada. Nada. Oh, lo inhalas, a decir verdad. No está aquí para lastimarte. Oh, algo de ello tiene una especie de coloración en sí, tiene su propia dinámica. Pero en realidad solo está regresando a ti. Eso es todo lo que está haciendo. No te pongas alucinado por ello. No te preguntes qué clase de demonios has desatado. No hubiéramos hecho esto si no pudieras manejarlo.

No hagas esto con ningún otro que no esté en alineamiento. No corras y trates de hacerlo en tu iglesia local (risas). De hecho es peligroso – peligroso psicológicamente en definitiva, y espiritualmente – hacer algo como esto si una persona no está lista; si no saben lo que es un aspecto y no entienden cómo funciona la energía. Si no entienden la energía – si les hablas de la energía y piensan que te refieres a las luces y la calefacción en su casa – no hagas esto con ellos.

Tú estás listo. Estás listo. Diez años de preparación con Tobías y vidas de preparación por tu cuenta. Vas a hallar que hay una… hay olas de energía que entran, y vas a saberlo a través de tus sueños, a través de algunos cambios de energía corporal, y todo está bien. Todo ello está bien. Absolutamente. Eres tú. Eres tú. Es tus potenciales. Es lo que plantaste en tu jardín, ahora listo para la cosecha.

A veces va a tener una fachada que va a jugar juegos contigo. No le prestes ninguna atención. Inhálalo. Honra. Honra. Honra.

A medida que abramos las puertas de los potenciales del pasado, vas a entender que tu historia no es de ningún modo lo que piensas que es – no eres lo que piensas que eres – y vas a ser lanzado al desequilibrio por un ratito, puesto que estás acostumbrado a definirte a ti mismo como tú mismo. Has pasado una vida tratando absolutamente de definirte a ti mismo, absolutamente definir esta ilusión, este potencial. Así que va a lanzarte fuera de base por un ratito.

Aquí es donde este grupo llamado Shaumbra se une, apoyándose uno al otro, compartiendo, diciendo: “Sí, tuve uno de esa clase de días ‘no sé qué diablos está pasando’. Y otro Shaumbra puede relacionar y pueden decir: “yo tuve uno, pero ¿sabes? al día siguiente fue estupendo. Al día siguiente fue como un enorme salto de conciencia”. Ahora mismo tienen esta energía entrando precipitadamente.

Les dije en nuestra última reunión que estoy con ustedes a cada paso del camino, y lo digo en serio, lo digo en serio. Lo digo en serio – cada paso del camino – y van a haber momentos en que sea un poco duro y momentos en que sea magnificente, en que van a mirar atrás y decir: “¿Qué vida tan descolorida. Qué vida tan aburrida”.

Como Cauldre está pensando ahorita para sí mismo, tan sorprendido de cómo puedo trabajar dentro de su cuerpo en su mente y su espíritu, e igualmente en el de ustedes, cuán cómodo es esto de hecho. Ahora bien, lo que me está asustando es cómo alguien pudo sentarse en una silla por diez años con sus ojos cerrados ¡y no moverse! ¡Cuán descolorido! (risas). Cuán descolorido.

Y ser un humano ¿no es una bendición? Es una experiencia. No es un experimento y no es una prueba. Es una experiencia y es el descubrimiento de tu naturaleza soberana.

Entraré en la luz y la oscuridad en nuestra próxima plática. Vamos a tener algunas experiencias en Francia con la luz y la oscuridad. Pero por ahora… ¿todavía no recuerdas Kathleen? (Kathleen dice “no” con la cabeza). ¿Puedo regresar a ti el próximo mes y preguntarte de nuevo?

KATHLEEN: Sí.
ADAMUS: Bueno, hablaremos. Hablaremos. Tú…
KATHLEEN: Estás hablando en mis sueños – ni siquiera tengo sueños. No he tenido sueños por años.
ADAMUS: ¡Ah! ¡Ah! Mañana Kathleen va a maldecirme. Y si no mañana, al siguiente día. Dice que no ha tenido sueños por años. Bueno, por supuesto, todos sabemos que ha tenido sueños. Si no hubieras tenido sueños no existirías. No existirías.
KATHLEEN: Pero no los estoy recordando, y hablamos de eso y dijiste que eso significaba que yo estaba haciendo lo que se supone que esté haciendo, que me iba tan lejos allá afuera que no los recordaba cuando regresaba.
ADAMUS: Eso es cierto y pues es hora de recordarlos.
KATHLEEN: Okey.
ADAMUS: Es hora de recordarlos.
KATHLEEN: ¡Ya vas!
ADAMUS: No hay razón… sí, muchos de ustedes sí van tan lejos allá afuera que no recuerdan sus sueños. Los tienen y ahora van a empezar a recordarlos.

Los sueños, a propósito, son diferentes en la Nueva Energía; la interpretación de los sueños es diferente que en la Vieja Energía. En la Vieja Energía los sueños eran una serie de símbolos, frecuentemente muy, muy difíciles de entender, parecían locos a veces. ¿Entonces que hacían ustedes? Los empujaban fuera.

De hecho ahora mismo los sueños en la conciencia son mucho más de lo que llamarían literales. A veces van a ser un poco confusos, pero van a ser más literales. Si están teniendo un sueño de que por la noche están fuera en un viaje y proyecto lejano, trabajando con otros, probablemente está sucediendo en verdad. Están abriendo los portales, pero empezarán a tener sueños de nuevo.

KATHLEEN: Okey.
ADAMUS: ¿Estás bien con eso?
KATHLEEN: Sí.
ADAMUS: Recordar los sueños.
KATHLEEN: Recordarlos.
ADAMUS: Okey. ¿Y no te vas a enojar cuando estés tan perturbada por un sueño que vas a tener – quizá hoy en la noche, quizá mañana – y preguntándote por qué ya no puedes dormir?
KATHLEEN: Oh, yo sé que ya no puedo dormir. No he dormido. Estoy despierta toda la noche.
ADAMUS: Y los sueños pueden ser obsesionantes a veces, pero, bueno ahora tendrás sueños.
KATHLEEN: Okey.
ADAMUS: Entonces, así de fácil.

Así que, Shaumbra, hoy pasamos por un montón de plática, un poquito de experiencia – abrir los potenciales de su pasado. Es tan real como cualquier otra cosa. Entender que su historia que saben ahorita es solamente una rebanada de lo que fue y lo que podría ser. Cuando hacen eso, y lo traen todo de regreso a este momento del Ahora, justo aquí, ello cambia totalmente lo que piensan que va a ser su sendero en el futuro. Y por eso digo: “esperen lo inesperado”.

Si están relacionando todo con lo que les ha sucedido antes, alguna versión de eso les va a suceder en el futuro – quizá una versión más fácil o una versión más rica. Pues ya no estamos en aquel sendero. Él cambia, así que cosas inesperadas suceden. No dejen que los lance fuera de base.

Escuchen mis palabra – no dejen que los lance fuera de base. No dejen que los haga querer correr y esconderse. Eso es lo último que cualquiera de ustedes necesita ahora mismo, regresar al escondite. Introdúzcanlo como energía. Introdúzcanlo como algo que ustedes crearon y manifestaron totalmente.

Repite este ejercicio contigo mismo o con un pequeño grupo de Shaumbra. Cuando haces esto, ello también invitará a tu vida esto llamado Nueva Energía. No quiero definir la Nueva Energía, hoy no vamos a entrar en eso. Más tarde. Pero ahora, con los potenciales del pasado abiertos, traídos acá, ahora la Nueva Energía tiene la libertad o invitación para entrar.

Dentro de la Nueva Energía… voy a tener que escribir un libro sobre esto. Dentro de la Nueva Energía no hay potenciales. No hay potenciales en la Nueva Energía, y sé que eso parece ser contrario a lo que hemos hablado, pero ya no hay potenciales en ella, y hablaremos de eso en nuestra próxima reunión. ¿Qué hay en la Nueva Energía? Si no es potenciales, ¿qué hay en ella?

Así que los dejaré en suspenso dramático (risas) hasta nuestra próxima reunión, y hasta que vea a algunos de ustedes en Francia.

Y con eso, queridos Shaumbra, voy a pedirle a Andrah que pase – aunque tu biología te esté llamando; ya terminamos con nuestras preguntas y respuestas, hemos terminado por el día de hoy – Andrah va a llevarlos a través de más o menos cinco minutos de respiración. Inhalen esa energía de los potenciales.

Yo me voy a dispensar, y antes de hacerlo sí quiero recordarles que todo – todo en la creación – está bien. Todo está bien en toda la creación. Recuerden eso. No hay partes rotas de la creación, partes incompletas, partes frustradas o lo que ustedes llamarían partes oscuras.

Todo está bien en toda la creación, y por lo tanto, Yo Soy Adamus.

Y así fue.