sábado, 3 de abril de 2010

Seres Epirituales con vivencias Humanas

La paz espiritual es lo más valioso que podemos cultivar. Nadie nos puede dar paz espiritual, los únicos que realmente roban nuestra paz espiritual son nuestros pensamientos, las dudas, eres TU MISMO, Para obtener paz espiritual no necesitamos recluirnos en alguna montaña, la paz espiritual se puede experimentar ahora mismo en el lugar en el que te encuentres, como decimos EN EL AQUI y EN EL AHORA. Lo más importante es valorar la paz espiritual. Si realmente la valoramos, haremos de ella un santuario y haremos todo lo que sea posible por obtenerla, Te doy unos cuantos consejos para obtener cada vez más paz espiritual.

1. Escoge cuidadosamente en que inviertes tu tiempo. Si eres adicto a la TV, a las noticias y gastas horas leyendo periódicos todos los días, a toda clase de programas, nuestras mentes estarán agitadas por la negatividad que encuentras en el mundo. Es necesario despegarnos de la negatividad y para lograrlo necesitamos dejar de pasar tiempo viendo la problemática que encuentras allá en el mundo, porque te impregnas de ese mundo. Si tienes 15 minutos libres no vallas directamente a prender tu televisor o a conectarte a Internet. Date la oportunidad de hacer algo positivo
para ti. El problema de nuestra mente es que se siente insegura a menos que no estés ocupado en algo. Sin embargo, cuando nos tranquilizamos la paz y la felicidad llegan a nuestro interior.

2. Controlar nuestros pensamientos y por ende las emociones, Nuestros pensamientos son los que determinan nuestro estado mental, nuestro estado de ánimo. Si constantemente tenemos pensamientos negativos y destructivos la paz mental nunca llegara a nosotros. Debemos de evitar a cualquier costo seguir teniendo este tipo de pensamientos negativos, claro no podremos ser maestros de nuestros pensamientos de un día a otro sin embargo tenemos que recordarnos que puedes elegir que pensamientos obedecer y cuales rechazar. Nunca te sientas una víctima de tus pensamientos, hay que aprender a dominar las emociones y esto te lo da la meditación diaria.

3. Simplifica al máximo tu vida, Vida moderna, lugares mucho tiempo le dedicas. Nos podemos sentir con la sensación de que nunca tendremos el tiempo suficiente para cumplir con nuestras tareas, di: EL TIEMPO DE DIOS ES PERFECTO. Sin embargo, debemos de minimizar al máximo todas nuestras exigencias. Tomate tu tiempo para simplificarlo todo en tu vida, ya que vas a encontrar muchas cosas que no vas a poder realizar, de hecho muy a menudo nos agregamos tareas innecesarias a nuestra agenda. Únicamente realiza las tareas mas importantes y cuando las hagas: disfrútalas, esto te da tiempo para amarte a ti mismo. Para poder experimentar la paz espiritual es importante evitar tener una vida llena de desorden con actividades y preocupaciones innecesarias, Es importante andar con el mundo pero no en el mundo.

4. Dedica tiempo a cultivar la paz espiritual, Todos los días utilizamos 8 horas para ganar dinero, ¿Qué acaso no podemos encontrar 15 minutos para encontrar paz espiritual? No importa cuánto dinero te ganes, el dinero no te va dar ningún tipo de paz, pero si únicamente utilizas 15 minutos en técnicas de meditación y relajación entonces la paz espiritual va ser posible que encuentres las dos cosas. Meditación no significa únicamente estar sentado por 30 minutos, lo que se busca es experimentar es un estado de conciencia que este inundada de paz espiritual. La paz espiritual ocurre cuando hemos dejado de lado todos los pensamientos.

5. Se inmune a los halagos y a la critica, Si dependemos de las opiniones y de los halagos de otras personas, nunca encontraremos la paz espiritual. Los halagos y la crítica son solamente las 2 distintas caras de la misma moneda, son la cara del EGO. Ambos no son más que el juicio de las demás personas. Sin embargo, no debemos de afectarnos ni por la crítica ni por el halago. Cuando lo hacemos estamos alimentando a los egos, lo que debemos de aprender es tener confianza en nosotros mismos. Esto no significa que debas de amarte a ti mismo NO de una forma egocéntrica, simplemente significa que nos valoramos y que confiamos en nuestras cualidades y sabrás cuanto vales,

6. Se activamente desinteresado. La paz espiritual, la paz interior no significa que tengas que tener una vida de ermitaño. Laz paz espiritual es una actividad algo dinámica. Pero estas acciones deben ser realizadas sin motivos en nuestro interior ya que cuando servimos a los demás nos olvidamos de nosotros mismos y cuando nos olvidamos de nosotros mismos no podemos tener paz espiritual.

7. Evita criticar a los demás, Si queremos paz espiritual, debemos sentir que nuestra propia paz espiritual depende del bienestar de los demás. Si somos indistintos a los sentimientos de los demás, por eso no te compares porque va ser imposible que encuentres con tu paz espiritual ya que todo lo que das se regresa. Si ofrecemos una actitud pacífica los demás nos lo regresaran, Todos buscamos la felicidad, el bienestar y esa paz espiritual que promete un entorno de calma y tranquilidad. Sin embargo, a veces buscamos en el lugar equivocado.
Quizás podamos estar tentados de buscar nuestra felicidad y paz espiritual en el dinero o en las posesiones personales, pero estos conceptos están mucho más allá de lo material, más allá de este mundo, porque asi no se construye la paz, La verdadera alegría de vivir y la esperanza del mañana, se aloja directamente en los valores de las personas, en sus principios; mediante los cuales dirigen sus propias vidas. A su vez, estos principios de valores de manifiestan en la misma magnitud que las personas desarrollan sus virtudes. Sabemos que algunos nacen con ellas, otros las generan en el camino. Algunos saben que las tienen y las potencian, otros las ignoran. Aquí le resumo algunas de estas virtudes, para que comprendamos la importancia no sólo de descubrirlas, sino de desarrollarlas y potenciarlas:

1. Solidaridad: vivimos en sociedad, compartiendo momentos, sentimientos y acciones con los demás, por lo tanto, no podemos mantenernos en una burbuja, sin pretender que nuestras acciones afecten nuestro entorno, en la misma medida que otros seres humanos nos afectan a nosotros.

2. Valor: es el sentimiento puro y natural del ser humano que lo impulsa a descubrir, a mejorar, a cambiar las cosas que siempre sean positivas.

3. Compasión: la capacidad que tenemos de comprometernos y compartir un sentimiento de apoyo y comprensión hacia los demás, asi podemos expresar nuestro amor incondicional, sin esperar nada a cambio, TODO LO TIENES,

4. Perseverancia: aquello que nos hace levantarnos después de caer… Esa voz interior que nos dice: “¡sigue adelante, TU PUEDES!, porque tus sueños lo valen” cuando todo parece acabar, PERO TU LO CONSTRUYES TODO.

5. Humildad: saber que no es posible saberlo todo y que siempre se puede aprender algo nuevo de las personas o de las situaciones, se como una esponja abosorve todo lo bueno y lo que no deséchalo, Reconocer cuando se caminó en la dirección equivocada, reconocer los errores es grandioso.

6. Justicia: la igualdad hace libres a los seres humanos. Cuidar siempre que se sobreponga lo justo en cualquier situación, en todo momento. La objetividad siempre presente en cada aspecto de la vida, con todos, para todos.

7. Amor: ese sentimiento espontáneo y natural que te hace abrazar a un amigo, besar a tu pareja, sonreirle a un niño. El amor está en todas las cosas y personas que te rodea, contiene y sostiene al universo. Recuerda el amor lo perdona todo, EL AMOR es lo más importante, De hecho hay muchas otras virtudes destacables en el ser humano; pero lo importante es reconocerlas, descubrirlas, desarrollarlas y potenciarla pero siempre desarrollando las principales virtudes del ser humano, Cuando se ama de verdad, se perdona de corazón, porque el AMOR lo puede todo, Ronnie Percy

Lo importante que el Padre-Creador nos siga iluminando siempre, con el amor incondicional un abrazo fraternal, Aracelly