lunes, 26 de abril de 2010

RECIBIR ASISTENCIA DE LOS ANCIANOS DE LAS ESTRELLAS Y PLEYADIANOS

Por Aluna Joy Yaxk'in
18 de Marzo de 2010

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Estábamos parados en un círculo dentro del patio del palacio de Palenque... esto es lo que vi...
Veo cordones de luz que irradian del centro del corazón de todos en este círculo (y aquellos que leen esto) y fusionándose en un gran haz de luz en el centro. De manera que estos cordones de luz están conectando todos nuestros corazones a este enorme rayo de luz. Cuando me dejaron ver hacia dónde va este rayo de luz, veo que va hacia las Pléyades. Recibo al instante una sensación desde esa zona de nuestra galaxia... de quienes nos están observando aquí en este momento. Se siente como una sensación de gratitud muy profunda, un reconocimiento de que estamos aquí con esta intención, un reconocimiento por nuestro enfoque, y el llamado de nuestro corazón para estar al servicio de la tierra. Es claro para mí que ellos son nuestra familia. Sé que muchos de ustedes en este círculo (y aquellos que leen esto) ya lo sienten, pero no veo ni un solo hilo que venga de algún corazón que no esté conectado a ese lugar en el cielo del que vienen los Ancianos de las Estrellas, las Pléyades.

Los Ancianos de las Estrellas y Pleyadianos nos están enviando un sentimiento de agradecimiento por estar nosotros aquí, porque se requirió valor para venir aquí. Esta realidad es densa, opera en tiempo lineal y tiene gravedad. Este mundo en que vivimos está operando con una geometría, química, y leyes de la naturaleza que no son naturales para quienes somos originalmente. Es por esto que, incluso desde una edad temprana, nos sentimos un poco diferente de todos los demás. Sentíamos como que nuestra familia no era nuestra familia. Nos sentíamos como forasteros, porque en realidad lo éramos. Vinimos aquí para anclar nuestra hermosa energía en la Tierra. Muchos de nuestros ancestros tuvieron que partir porque era demasiado peligroso para ellos quedarse aquí. Cuando esto sucedió, casi todos los demás nos pusimos a dormir por un tiempo porque era demasiado peligroso para nosotros mantenernos despiertos. Pero hubo pequeños relojes cuya alarma empezó a sonar, y con cada alarma que se disparaba, empezaron a recordar otra vez que se sentían fuera de lugar, que no pertenecían aquí, que eran de otro lugar, y los hizo comenzar a buscar. Estos sentimientos les enseñaron a ser compasivos con las personas que no tuvieron las mismas oportunidades que ustedes, que tenía menos que ustedes, que se sentían ajenos en otros sentidos.

Así pues, nuestras alarmas se están disparando en nosotros, porque ahora es seguro para nosotros estar aquí. Es seguro para nosotros tener el conocimiento y la sabiduría que para proteger nos pusimos a dormir. Es seguro para nosotros estar aquí, porque el mundo está listo para lo que tenemos que ofrecer. La conciencia colectiva está lista para despertar y pasar a una nueva realidad. Hay la gente suficiente despertando ahora en la Tierra para crear un tsunami que no se puede detener. Es un proceso que ya está en camino.

Los Ancianos de las Estrellas y Pleyadianos nos dicen que nosotros nos quedamos porque éramos los que teníamos más valor. Nos olvidamos de lo difícil que podía ser el día a día en el mundo 3D, sin embargo todavía estamos aquí. Aún estamos de pie, aún seguimos caminando, aún seguimos viajando, aún seguimos hablando, aún seguimos escribiendo, aún seguimos haciendo nuestro arte, aún seguimos haciendo nuestra música, aún seguimos encontrando maneras de expresar lo que hay en lo profundo de nuestros corazones, y ahora el mundo está listo para eso.

Cuando era niña y hablaba con mis amigos, y les pregunté cuando iban a regresar, me dijeron que en mi tiempo de vida, y se siente como que el tiempo se ha acercado un poco más, debido a las cosas que están sucediendo en el mundo y por la cantidad de gente que está despertando, y por cuántos están viendo a través de la ilusión.

Los Ancianos de las Estrellas y Pleyadianos quieren recordarnos que no es malo que alguien en este planeta esté dormido. Ellos casi tuvieron que estar inconscientes para poder tolerar el tiempo lineal y tener que manifestar paso a paso en lugar de hacerlo instantáneamente, esféricamente, como recordamos en el pasado. Cuanto más despertamos, y cuanto más nos fusionamos en el espacio sagrado en la Tierra, nos recuerda nuestro hogar y más ayudamos a despertar a la Tierra y toda vida sobre ella.
Lo que hacemos por nosotros mismos, como este peregrinaje, lo hacemos por todo ser humano, porque estamos conectados con cada ser humano. Siempre lo hemos estado, pero ahora nos estamos volviendo muy, muy conscientes de ello, y con esa conciencia, la unicidad se hace más efectiva. Así pues, los Ancianos de las Estrellas y Pleyadianos nos están enviando gratitud, y observando muy de cerca, porque algo está a punto de activarse en nosotros. Entonces sabrán que será el momento para que regresen a casa a la Tierra. Será seguro para ellos regresar con su energía plenamente despierta. Ellos no van a regresar hasta que estemos lo suficientemente empoderados en nosotros mismos que cuando lleguen no los hagamos dioses. No los admiremos. No los hagamos nuestros maestros. Ellos serán nuestros amigos. Cuando era pequeña, yo no sabía mucho. Los llamaba “amigos”, y así les gustaba más. Ahora los llamo Ancianos de las Estrellas porque ¿quién va a escuchar a los Amigos? Yo les puse ese nombre.... no lo hicieron ellos. Ellos no tienen nombres. Cuando seamos amigos con todos nuestros hermanos y hermanas de las estrellas, no les vamos a ceder nuestro poder cuando lleguen.

Así que nuestro trabajo es llegar a tener tanta seguridad en nosotros mismos que sepamos que somos enteros y completos sin nada fuera de nosotros mismos. Cuando entendemos esto, somos maestros vivientes. Cuando llegue nuestra familia estelar podremos caminar con ellos, no detrás de ellos, ni inclinándonos ante ellos, ni besando sus pies, ni reuniéndonos para estar cerca de los santos, porque nosotros somos santos. Nosotros somos tan sagrados como ellos. Ellos son nuestros ancestros. No existe ninguna diferencia, excepto que nosotros tuvimos el valor de quedarnos aquí en la Tierra. O a veces pienso que fuimos muy ingenuos para permanecer aquí. A veces cuestiono esto. Ninguno de nosotros leyó la letra pequeña antes de saltar para venir aquí. Ese viejo contrato que dice ven a la Tierra y ayuda con el cambio de las edades, yo sé que no leí la letra pequeña..... Yo salté.

Entonces, lo que los Ancianos de las Estrellas y Pleyadianos nos van a ayudar a hacer es que nos van a ayudar a tener una increíble e inquebrantable confianza en nosotros mismos.... esto no es ego.... esto es confianza en nosotros mismos. Hay una diferencia. Una confianza en sí mismos tan fuerte que realmente sabrán cómo escuchar a su corazón y confiar en él 100%, no importa lo que el mundo exterior les esté diciendo. Van a confiar en eso infaliblemente. Van a saber quiénes son ustedes cuando ellos se presenten para estar con nosotros otra vez. Ellos serán alguien con quien pasar el tiempo, con quien trabajar, y pasar un buen rato, no alguien de quien obtener algo porque ustedes ya estarán colmados y sabrán que ya tienen todo lo que necesitan. Ya está ahí. Sólo tienen que recordarlo. Es tan simple como eso.
Cada uno de nosotros tiene su trabajo y nuestra familia Estelar nos va a ayudar a darnos la fuerza para hacer este trabajo. Algunos de ustedes crean música, algunos son artistas, algunos son sanadores. Mi trabajo es leer los sitios sagrados y ayudar a otros a hacer lo mismo. Todos hacemos lo nuestro, y si cada uno de nosotros hace esa pieza, se arma el rompecabezas y se obtiene la imagen completa. Una vez que hacemos eso, añadimos a ese enorme tsunami de energía que está despertando al planeta, y lo va a acelerar de manera que podamos llegar más rápido a la tierra prometida. Porque yo sé que todos ustedes quieren llegar allí. Todos somos fanáticos de la velocidad o no estaríamos hoy aquí. Nadie viene a estos lugares remotos de la tierra sin un llamado interior para ir a algún lugar. Ese lugar está dentro de ustedes... en este momento.

Entonces, cómo los van a ayudar los Ancianos de las Estrellas, si ustedes eligen ser ayudados, es que los lugares dentro de ustedes que no se sienten fuertes acerca de ustedes mismos, o inseguros, ellos podrían activar un poco esos puntos débiles. Y desde ya pido disculpas por esto. Si no les gusta cómo suena esto, díganles “No”. ¿Está bien? Si no están preparados para eso, y no se siente cómodo, díganles “No, retrocedan. No estoy listo para enfrentar eso”. Ustedes están en control de su despertar.
Ellos van a ayudar a animarlos, y puede que también los levanten. De repente podrían sentirse más como ustedes mismos, y sentirse como si tuvieran 3 metros de alto y sentirse fuertes y llenos de vitalidad. O podría ser que los lugares que son débiles, ellos podrían activarlos para que ustedes sean conscientes de ellos. Así que vamos a pedir ahora, yo voy a pedir, que esta ayuda que ellos ofrecen sea realmente suave, porque estamos en el lugar muy, muy suave de Palenque. Así que voy a pedir que los espíritus de Palenque hagan que el proceso de despertar sea muy suave y amable y con apoyo, de manera que todos podamos ser solidarios entre nosotros, mientras que esto está sucediendo.
PS… los Ancianos de las Estrellas tienen un control de volumen en este proceso que ellos van a hacer con ustedes. Si quieren más, sólo muevan el dial hacia arriba. Si quieren menos, sólo muévanlo hacia abajo. Si necesitan el espacio completo, pueden apagarlo. ¿Está bien? Así que todo depende de ustedes. Aquí no hay correcto ni incorrecto. Hagan lo que se siente bien para ustedes y veamos adónde nos lleva este viaje en los próximos días.

Quiero agradecer a los guardias por no interrumpirnos. Varios guardias han venido y para mí es una señal evidente de que el mundo está listo. Por lo general, cuando apenas parece que vamos a hacer un círculo o algo espiritual, nos suenan los silbatos y nos hacen detenernos. Esta vez un guardia incluso tomó fotos de nosotros y nos sonrió. Así que ya ven, es hora.

También quiero agradecer a nuestros ancestros por velar por nosotros, y a Pakal por anclar aquí su energía para mantener vivo este lugar, y a todos y cada uno de ustedes, les doy las gracias por haber venido aquí y añadir su energía a este lugar. Que así sea.