jueves, 29 de abril de 2010

NAVE ALFA

miércoles 28 de abril de 2010

Resuelvan todos los problemas que les surjan, sorteen todos los obstáculos que salgan a su paso, con fe en la Nueva Tierra que les estamos prometiendo y que ustedes mismos saben -en su fuero interno- que va a materializarse muy pronto, tras el inminente cambio que están a punto de experimentar.

¡Saludos desde la Nave Alfa!

Lo que les hemos venido anunciando en comunicados anteriores, hermanos míos, ASÍ SERÁ. Una vez traspasado el umbral de la transición a su siguiente etapa como seres humanos de este planeta azul, ustedes se convertirán en seres de luz vibrando en una rata vibratoria más elevada y más acorde a su nuevo estado existencial. Su modo de vida, su forma de pensar, el contenido de sus vidas, el cómo transcurrirá su tiempo, todo ello será muy semejante a como es en nuestros planetas respectivos de origen, aquellos de los que procedemos los tripulantes de la Nave Alfa y del resto de naves interplanetarias e intergalácticas que ahora les están asistiendo. Su mundo, después de que experimenten y vivencien el proceso de Ascensión, no se parecerá ya al mundo lleno de miserias e injusticias en el que viven aún, debido a la manipulación de las fuerzas oscuras que les han mantenido bajo su yugo y su dominio durante miles de años.

Ustedes se preguntarán por qué el Cielo ha permitido que estas fuerzas manipuladoras los hayan mantenido subyugados y sometidos durante tanto tiempo. Queridos míos, esto ha sido necesario, pues todas las almas tienen que llegar hasta el nivel vibratorio más bajo, para después volver a ascender y retornar de nuevo al Padre-Madre Creador.

Es el Juego de Dios, es el marco en el que se dibujan los destinos de trillones de almas, que entrecruzan sus caminos para llevar a cabo un Plan Maestro, que conduzca a cada una de esas almas hasta la Perfección, que es la meta ulterior de todas ellas. Cuando todas esas almas, iluminadas por la Luz inmaculada y deslumbrante del Logos Primordial, hayan vivenciado todas las experiencias que tenían que vivir, volverán a fundirse con su Creador, que las recibirá a todas y cada una de ellas con el Amor de Aquél que sabe que está volviendo a devenir un solo y único Ser Completo, e Indivisible durante un lapso de tiempo tan largo que no lo podemos llegar a concebir ninguno de nosotros, criaturas creadas por Aquél Que Es.

Los áureos vientos cósmicos borrarán el paso de todos los Espíritus traídos a la materia densa, y el Todopoderoso atraerá a todos Sus Hijos hasta Su regazo divino, tal cual el mar recoge los ríos que desembocan en él después de serpentear por montañas y valles. El Universo, que una vez fue creado y se expandió buscando un infinito cúmulo de experiencias, volverá a retraerse y será absorvido de nuevo por el único Ser que es Eterno, siendo ya satisfecho su anhelo de dividirse y de amarse a Sí Mismo. Y entonces dormirá Su sueño de eones, hasta que tras su larguísimo descanso vuelva a desear crear un nuevo Universo, con nuevas Leyes Cósmicas que lo rijan.

Bien. ¿No les parecen sus pequeños problemas diarios nimios e insignificantes, frente a la grandeza de todo lo que conforma la Creación, y su promotor y diseñador, el Señor de todos los seres, de todos los mundos y de todas las dimensiones? Sumérjanse en la inmensidad de lo Creado y lo No-Creado, y sientan el éxtasis de saber que pronto van a convertirse en seres luminosos de una paz y un amor que no han conocido hasta ahora, en los que vivimos aquellos que hemos venido a sujetarlos de la mano e impulsarlos hacia arriba, como empuja un eslabón a otro en una cadena que sube y sube hasta el infinito.

Resuelvan todos los problemas que les surjan, sorteen todos los obstáculos que salgan a su paso, con fe en la Nueva Tierra que les estamos prometiendo y que ustedes mismos saben -en su fuero interno- que va a materializarse muy pronto, tras el inminente cambio que están a punto de experimentar. Tengan fe en ustedes mismos, pues adentro de ustedes tienen todo el poder del Universo; sólo necesitan aprender a sacar esa fuerza desde su interior y expresarla con amor y sabiduría allá donde sus pies les lleven.

Amor y Paz. Y mucha, mucha paciencia, queridos hermanos y hermanas, porque todo llegará… en su momento. Trabajen para que llegue ese momento tan anhelado por todos, y no se pre-ocupen por nada.

Fuente: Comandante Sohin de la Nave Alfa
Canal: Kris-Won