domingo, 25 de abril de 2010

ABRAHAM EL PATRIARCA JUDÍO

Alexiis, 24 de abril, 2010

Sigo sintiendo fuertemente la agitación, son las diez y veinticinco. No sé si hay alguien más que quiera transmitir un mensaje.
Quiero comentar que hace rato me viene dando vueltas en la mente el nombre de ABRAHAM, el PATRIARCA JUDÍO, con el que una vez hice una especie de trabajo, no era una canalización, era más bien una indicación de que tenía que ir y buscar unos documentos. Todo esto, diría que casi desde hace semanas que me viene dando vueltas en la cabeza, pero no logro concretar si es que me está llamando nuevamente, si tengo que hacer otro trabajo, no lo sé, y como ahora siento esta agitación y nuevamente me vino a la mente, voy a quedar esperando a ver si tiene algo que ver con esto que tengo en la mente.
Con todo mi amor quedo esperando. . . .
Sí Alexiis, tienes razón, hace mucho, mucho que vengo manifestándome, pero evidentemente no con la suficiente claridad como para poderte transmitir un mensaje. Ya en otra ocasión has recibido un mensaje mío directo para unos amigos tuyos y como dijiste, anteriormente has realizado un trabajo.
Hoy quiero manifestarme y transmitir a la humanidad la importancia que tiene que cesen todas las barreras entre religiones, razas, países, la humanidad entera proviene del Creador, todos somos hijos del Creador, tengamos un color de piel u otro, tengamos una religión u otra, todos venimos del mismo origen y eso es lo que hay que aprender a considerar.
Nadie es distinto, nadie es más, ni nadie es menos. Que todos hayamos recorrido caminos distintos, buenos, malos, eso no es para juzgarlo. Cada uno, cada pueblo, cada raza tuvo que hacer sus experiencias, pero como un todo, un total de la humanidad hemos llegado a este momento de la vida planetaria en que tenemos que tomar conciencia de que somos Uno.
Si se produce una catástrofe en alguna parte del mundo, alejada de donde cada uno en ese momento se encuentre, esa catástrofe va a tener igualmente repercusiones en su vida, en su alma, porque su alma sabe que todos somos Uno.
Entonces si hermanos lejanos están sufriendo lo que cada uno tiene que hacer es emitir amor y amor, nunca se puede repetir lo suficiente la importancia del envío de amor y de luz que no solamente ayuda a los otros humanos que están en desgracia, sino que ustedes mismos, ustedes mismos para superar todo lo que se enfrentan, todo lo que cambia, lo que están viendo consciente o inconscientemente, solo hay un único remedio y ese remedio es el amor.
AMOR escrito en mayúsculas, amor recalcado, amor repetido una y otra y otra vez, hasta que tomen conciencia de que todos somos uno.
Esto es lo que yo quería recalcar, no importa el país en el que vivan, ni el continente en el que vivan, ni el color de piel, ni el idioma que hablan. Todos tenemos el mismo origen, seamos lo que seamos.
Les mando todo mi amor desde, lo que ustedes hoy en día llaman ‘el otro lado del velo’ y que ya queda muy poco de ese velo para que todos nos volvamos a encontrar. Yo Soy Abraham, el Patriarca Judío.