sábado, 17 de abril de 2010

Cristo Miguel Atón CAMBIOS EN URANTIA

Nuevo mensaje de a través de Tania titulado “Grandes cambios sobre Urantia” y publicado en la web de Esperanza Abundante:


Miércoles 14 de abril de 2.010

Queridos, les habla Cristo Miguel. Muchos de ustedes están a la espera de que se desarrollen los acontecimientos. Bueno, están aquí frente a ustedes. Ustedes se dan cuenta actualmente del aumento de un gran número de terremotos, especialmente en la costa occidental de América.
Muchos de estos terremotos se degradan o se ocultan por las personas que no quieren que ustedes conozcan la magnitud de los acontecimientos en vuestro globo. Bueno, ello no pueden ocultarlo durante más tiempo.

Puedo decirles que este tiempo que viven ustedes es enorme. Tenemos que tener mucho cuidado ahora ya que las energías que recibe el planeta son enormes. La gente en general detecta en el aire algo que está sucediendo pero no saben como explicarlo. Éste es con seguridad un momento de grandes cambios sobre Urantia, la reconstrucción y la reestructuración de vuestra nueva casa.

Todavía hay ciertas cosas que tengo que decidir, el cuándo, cómo y dónde para Júpiter, por ejemplo. No podemos predecir exactamente dónde sucederán los nuevos terremotos, pero la zona de California es muy inestable, y se puede ver esto por el número de extremos seísmos diarios que se producen en la zona. Bueno, no es sólo California la que está temblando, es todo el planeta queridos.

Por favor, ustedes deben confiar en su corazón en este momento de que todo va suavemente y del modo en que se ha planeado. No voy a darles una fecha para que sucedan las cosas, porque ustedes saben que hay muchas variables. Todo lo que les puedo decirles en este momento es que se preparen y mediten porque se acerca el momento en el que ustedes serán llamados. Ustedes están a punto de jugar el papel más
importante de su vida y recuerden que eligieron participar en estos tiempos maravillosos.

Manténgase bien con toda la Paz y el Amor en vuestro corazón.

Yo Soy Cristo Miguel siempre vigilante por el bien de mis hijos amados.