viernes, 5 de noviembre de 2010

Solama ACTIVANDO LA PINEAL

Los saludo desde la Luz, soy Solama y mi Rosa esta llena de su AMOR, agradezco y agradecen a cada uno de los que hoy han acudido a éste encuentro.

Se ha podido plasmar esta maravillosa energía, aquí estoy junto a cada uno de ustedes, trayéndoles lo que han venido a buscar, despertando sus corazones nobles, sus corazones puros que han sentido éste llamado, que han venido a acompañar a sus hermanos hoy aquí, en compañía de muchos otros Seres que también han venido a éste encuentro. Seres de Luz, Maestros, Guías, quienes los observan y los asisten cada día, cada momento.

Se que sus Almas pueden entender estas palabras, que brotan de un corazón puro. Estamos felices de este reencuentro, en estos tiempos donde la Luz crece más y más y los Seres que confían en la Luz y en el Plan Divino son más y más. Despiertan cada día y cada uno de ustedes es un Maestro aquí en la Tierra, que ha ven ido a despertarse a si mismo y ayudar a que otros Seres despierten y comiencen a transitar este maravilloso camino.

Son tiempos cruciales, como siempre les digo, tiempos sin igual, donde el espacio y el tiempo no son sus espacios, ni sus tiempos. Solo les pido que confíen, confíen en la Luz que hay en su corazón, confíen en su Alma que ha comenzado un camino hace tiempo atrás y hoy esta en estos tiempos y en éste espacio aprendiendo y enseñando.

Aprendiendo a dar AMOR, de eso se trata, de poder conectarnos solo con la Luz y con el AMOR.

Si somos instrumento de lo alto, solo debemos ser capaces de transmitir AMOR y ver AMOR en cada cosa, en cada Ser, en cada lugar y en cada encuentro.


SOMOS LUZ Y SOMOS AMOR


Como trabajo hoy, para cada uno de ustedes me es permitido otorgar un gran regalo, un regalo de esto que he hablado, que es parte del AMOR, de la Luz y del AMOR que les tiene el Creador, a cada uno de sus hijos.

Son ustedes un medio, un instrumento de la Luz, con éste cuerpo, son más que estas emociones, son más que esta su mente, son un envase perfecto, para la energía de Dios, para que EL pueda manifestarse a través de ustedes, para que la Luz y el AMOR sean las únicas energías que haya en su interior.

Vamos a hacer un viaje, un viaje donde no hay tiempo y no hay espacio y para esto necesito que se conecten con su corazón, con cada latido que hay en él. Sientan como ese corazón palpita y les otorga la vida a cada parte de su cuerpo, sientan AMOR brotar infinitamente desde ese corazón, un AMOR profundo, verdadero, un AMOR intenso, ese AMOR los va a inundar por completo, a cada espacio, a cada porción, a cada lugar de su cuerpo físico; permitan que cada latido de su corazón emita AMOR, la frecuencia del AMOR.

Que éste AMOR infinito, que te otorgo la vida, pueda llegar a cada rincón de tu Ser perfecto, de ese Ser que eres realmente y muchas veces no recuerdas, a ese Ser perfecto le h abla mi voz, a ese Ser perfecto le pido desde la Luz, que se manifieste hoy, a ese Ser de Luz integro, amoroso, transparente, quiero sentirlo hoy aquí, para que puedas mostrarme lo que realmente eres, sin ninguna vestidura, sin nada, totalmente desnudo ante la Luz y el AMOR, en éste cuerpo verdadero que es solo de Luz.

Hay en el centro de su cabeza, una pequeña chispa de Luz, que tiene mucho que ver con lo que les estoy comunicando, es un atisbo de Luz, una llave poderosa, ustedes lo denominan glándula Pineal, su frecuencia de luz es realmente luminosa, pero aún permanece dormida en muchos Seres de superficie.

Tiene mucho que ver con el despertar, con la conciencia colectiva y con el poder de la mente Superior.

Visualicen en el centro del cerebro, justo en el centro, una chispa de Luz como un diamante que brilla en la oscuridad, un diamante cristalino, puro, perfecto que esta allí dentro. Allí se guardan todos los registros de su Alma, es tu Diamante y se irá con ustedes cuando partan de esta Tierra.

Es como un láser de Luz, cada uno podrá visualizarlo con un color diferente, porque tiene todos los colores en uno y un color en todos, gira sobre su eje en sentido anti horario y envía una frecuencia lumínica hacia el Cielo y hacia la Tierra, hacia la Luz del padre Celestial y hacia la Luz de la Madre, la Madre Tierra, para enraizarse aquí para cumplir su legado y su misión aquí en la Tierra.

Almas Guerreras que han elegido venir, a ayudar a despertar a todos aquellos que necesitan de ustedes.

En estos días es menester que ustedes se conecten con esta frecuencia de Luz, con esta glándula, con éste diamante y presten y lleven su atención a ese lugar, al llevar su atención centralizan y sintonizan la energía.

Desde aquí, descenderán a ustedes y a todo aquel que sienta hacer éste ejercicio, frecuencias y vibraciones para comenzar a activar otros niveles y estadios de conciencia, que aun permanecen dormidos; pero ya es tiempo que despierten para su propia evolución y la evolución del planeta y del sistema.

Cuanto más puro y cristalino es el diamante, más energías llegan hacia el, así que recuerden que es muy importante que lo realicen.

Antes de comenzar con el ejercicio, inhalen y exhalen suavemente, saben que el aire es la energía que los mantiene aquí en éste plano, es a través del aire que ustedes están unidos a la Tierra, inhalo y exhalo dulcemente, en profunda paz, en armonía, despojándome de toda inquietud, de todo temor, porque somos Seres de Luz.

Ahora lleven los tres dedos índice, mayor y anular juntos de ambas manos a la cabeza en el centro, coloquen la lengua sobre el paladar y realicen el mantra YR para conectarse, luego van a tener que seguir mantrando sin apoyar la lengua por varias veces más sin forzar.

La Luz es con ustedes y en ustedes y permanecerá allí latiendo intensamente, esta es una técnica que usaban los Hermanos Esen ios, hace mucho tiempo atrás y aún el día de hoy siguen usándola.

Estamos y estaremos en permanente unión y conexión en estos tiempos donde se requiere de valientes guerreros, dispuestos a traer Luz y AMOR a éste maravilloso espacio, a esta Madre, a Gaia, a esta Tierra.

En el nombre de los cuatro elementos y del éter, los envuelvo en la Luz y agradezco infinitamente en mi nombre y en el de todos los Seres que están aquí, su amorosa presencia, hasta un próximo encuentro.

Este texto se puede compartir libremente, siempre que no se modifique su contenido, el único interés es divulgar y transmitir conocimientos para despertar conciencias.