lunes, 2 de agosto de 2010

AA. URIEL

1o. de Julio 2010

Autres Dimensions
Original en francés.
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Hedyn Núñez
Todas las traducciones al Español de los mensajes de Autres Dimensions están en:
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com


URIEL

01 de Julio 2010.

Soy Uriel, Arcángel, Ángel de la Presencia y el Arcángel de la inversión. Bien amadas Semillas de Estrellas, después de haber venido por mi Presencia, en el seno de vuestra Presencia, agregaré unas pocas palabras, sobre todo de nuevas Luces, por la Vibración y el Silencio. Silencio a vuestro Mundo, a vuestra Mente, Silencio a vuestras emociones, permitiendo manifestar la Presencia y de vivir por la Gracia de La Fuente, la alineación en el seno de vuestro Templo, pudiendo revelar y despertar vuestra Dimensión de Eternidad, ahí donde todo está unido y no uni-forme, donde todo es Uno. Por la Vibración del Fuego del Amor, Fuego del Corazón despertando en ustedes la inmensidad y lo Ilimitado, contacto y emergencia de la Verdad. Todo lo que es falso, en el seno del Silencio, se apaga, mientras se enciende el Fuego de la Verdad, de la Eternidad, en ustedes y a través de ustedes. Intervengo como Arcángel, en el momento preciso cuando algo nuevo surge y se manifiesta en el seno de una Conciencia.

Hoy, el mundo cambia. Dentro de este cambio se manifiesta, y se manifestará la Verdad y el estallido de la Luz, poniendo fin al reino de la ilusión y al reino de la persona a fin que estalle vuestra Dimensión eterna reencontrada, y respirada en ustedes. Las puertas que hasta el presente estaban cerradas, que a causa de vuestro trabajo, y del conjunto de todas las fuerzas de la Confederación Intergaláctica de Luz Vibral y Auténtica, permite la instalación de la Luz, el retorno a la Unidad y a la Verdad, de vuestra Presencia, en los espacios dónde no hay tensión, ninguna oposición, dónde todo es belleza, dónde todo es la Unidad, y todo es Verdad.

Extirparse y extraerse por sí mismo, de la matriz, para llegar a ser lo que son. Querer extraerse por la Gracia de la Vibración y el Fuego del Corazón, es una aventura única que sólo se produce una vez en la historia de vuestra Dimensión de Eternidad, de Semillas de Estrellas. Son ustedes y sólo ustedes que tienen a cargo liberarse, quemar lo que no pertenece a la Eternidad y a la Unidad, quemar vuestras propias ilusiones, y aceptar de mirarse cara a cara, Corazón a Corazón. No hay más que en ustedes en el centro de sí mismos, que puede realizarse esta alquimia. La mirada exterior, las palabras exteriores deben cesar al tiempo que se realiza esta alquimia, permitiendo entonces por una visión regenerada y reunificada de llevar una mirada lúcida y verdadera sobre la matriz dónde ustedes están parados. Miranda sin complacencia, pero Amor. Mirando sin temor a equivocarse, pero lúcidos.

La Luz ilumina. La Luz trasciende. La luz es Inteligencia. Obrando dentro de ella encontrarán, en ese momento, la Felicidad, la Verdad y la Eternidad. Las Vibraciones del la Supra-Mental, las Vibraciones Tri-Unitarias penetrando en vuestras estructuras, en su parte más íntima, en el momento cuando mi Presencia despierte en ustedes vuestra Presencia a ustedes mismos, cuando ciertos seres los guíen,( que han sido humanos antes de reencontrar su eternidad) es el garante de vuestra identificación a ustedes mismos, en el seno de vuestra respiración, en le seno del Fuego, de la Vibración de vuestro Ser- Trascendente- Êtreté, llegando hasta vuestro Corazón, despertándolo a la dulzura, a la firmeza y a la Verdad.

Como el Arcángel Miguel les ha dicho y repetido, el período de disolución es ahora. Eso que debe disolverse al exterior debe también disolverse en vuestras partes que no participan de la Unidad. Lo que se ha llamado duda, miedo, lesiones, creencias, ego, personalidad deben borrarse, no por la lucha, ni por el combate, sino por la Gracia que ustedes hacen por ustedes mismos, de despertarse y revelarse en el seno de la Eternidad. El momento que aproxima la confrontación de las fuerzas de la resistencia, la única manera real y auténtica es de establecerse en la Verdad, es no dar lugar a las fuerzas que se oponen, en este mundo, como en ustedes. No pueden salir de la Dualidad, a la Unidad. Nunca. Sólo se puede restaurar la Verdad de la Unidad, por ella misma, por la Presencia y el Fuego del Corazón. Las fuerzas de resistencia serán iluminadas por la Luz, reforzando entonces, en los que no están establecidos en su Presencia, en este mundo, la confrontación final del Bien y del Mal. Ustedes no son ni lo uno ni lo otro.

Tú Eres la Gracia y la Presencia y es en ésta Gracia y ésta Presencia, que se encuentra la Verdad, porque eso que es Bien será llamado Mal y lo que es Mal será llamado Bien. ¿Cómo pueden ustedes, en el seno de la dualidad, encontrar la Unidad? La Unidad se vive, no se confronta, ella no se opone, no mide, ella Es. Es siendo, que participan de la manera más justa, al retorno de la Unidad, a la dislocación de la matriz, que les ha sido anunciado. Es la hora de la tribulación y el tiempo de la Alegría. Les pertenece a ustedes de establecerse dónde los llevarán sus Vibraciones, vuestra Conciencia.

No le den ningún peso a la ilusión, éste peso los llevará al interior de la ilusión. La Ilusión y la Verdad; ambos por igual, son exclusivos. No se puede vivir la Ilusión y vivir la Verdad. Es una o el otro. Una de ellas está establecida en la Unidad: la Verdad. La otra está establecida en la división, de la Dualidad, la batalla y el conflicto. El conflicto que vive en ustedes debe encontrar en ustedes, un espacio de resolución, ya que no existe en otra parte. Es en ustedes que se juega el Despertar, es en ustedes que se juega la Revelación, es en ustedes que se juega la Plenitud y en ninguna otra parte.

Que la Gracia de mi Presencia se revele y se derrame en el seno de vuestra Presencia y vuestra Unidad. Que el Fuego los bañe. Que el Amor de la Fuente despierte, por la Gracia del Fuego llamado Véuhiah. Y la propagación de vuestra Presencia y Unidad. Esa Luz que baña y despierta el Amor de la Fuente llamada Véuhiah. URIEL.

Traducción: Hedyn Núñez. Montreal.