viernes, 9 de julio de 2010

Maria Magdalena

Yo soy para vosotros un ser estelar, y vosotros también lo sois para otros...

A pesar de la intemporalidad de todas las cosas, hoy estamos en la cumbre de la metamorfosis del planeta madre.

Pero también de la metamorfosis del sol, la estrella padre; Por tanto, todos vosotros estáis en medio viviendo la plena metamorfosis del alma humana, como lo hace el universo entero.

Hoy, siente ‘lo que debes terminar’ en este proceso actual de mutación transformadora, siente qué es lo que has venido a trabajar, poniendo foco y atención a estos temas tuyos para realmente aprender, integrar y ascender.

El tiempo se acelera por alguna razón evolutiva, y también lo hacen las personas que han sintonizado con Gaia y con el Espíritu.

La mayor parte de los seres conscientes del proceso espiritual están ya preparados para recibir un aumento de la radiación de luz fotónica y brillante.

Durante los pr óximos años acelera este proceso tuyo espiritual, pues la intensidad de la luz será grande. Iluminar la conciencia es el mayor propósito.

Curte tus circuitos energéticos y psíquicos en el silencio, la paz y la certeza.

Deshazte de todo sentimiento de egocentrismo y de separación.

No hay nada que esté separado. Habéis sido adoctrinados durante siglos en el miedo, la obediencia y la rivalidad. Pero las cosas ya son distintas ahora y más de la mitad de vuestra civilización está madura y preparada para ser libre pensadores.

Estáis apoyados por seres angélicos, espíritus elementales y seres galácticos que en definitiva conocen vuestros pasos y mutaciones, y que estuvieron, están y estarán vinculados a cada uno de vosotros.

Si os sentáis a meditar… sentiréis esta alma grupal a la que estáis unidos.

No solo vuestro proceso de mutación y ascensión se acelera a pasos agigantados sino que tenéis que daros prisa en afinar aún más para pasar est e momento crucial de la Tierra. No os durmáis, ya llegará el momento de descansar; vivid al cien por cien, priorizad, amad y decidid con intensidad y claridad.

Sed naturalistas, negaros al alimento transgénico, hormonado y manipulado.

Solo el proceso natural es viable. Tan solo en él podéis evolucionar hacia la luz y la plenitud. Vuestra alma está albergada en un cuerpo. Si transformáis la materia natural del cuerpo con tóxicos, el alma no puede vibrar a su natural frecuencia.

Permitid los ajustes energéticos de la enfermedad, permitid el sabio envejecimiento natural, aceptad la muerte; todo ello son cambios y ajustes vibratorios.

Permitidlos porque son puertas dimensionales hacia territorios más bellos.

Empezad a ser dignos de la nueva etapa vibratoria, dignos de la Nueva Tierra, y recordad que tan solo existe la ‘seguridad’ en la tierra del corazón.

El foco más importante ahora debe ser el ‘bien común’ y el amor incondicional al pr opio proceso divino de la evolución.

Amados… sois creadores de una nueva civilización, pero para eso que pueda suceder, esta nueva civilización deber ser digna de este nombre.

Bendecidlo todo a vuestro paso, como yo os bendigo, hoy y siempre, hagáis lo que hagáis...


Mensajes recibidos psicográficamente, entre octubre y noviembre del 2009, para una difusión inmediata.
Textos de María Magdalena
Inducidos a Marta Povo entre octubre, noviembre y diciembre ‘09, para una ayuda humanitaria inmediata