martes, 6 de julio de 2010

Consejo de 12 SANAR LAS AGUAS, SANAR EL MUNDO

Mensaje canalizado por Selacia
30 de Junio de 2010
Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Nota de Selacia: Este mensaje proviene de El Consejo de 12 en respuesta a lo que está ocurriendo en el Golfo de México. El derrame de petróleo y su devastación para las formas de vida en y cerca de esas aguas es un llamado a despertar para la humanidad. Las aguas de la Tierra son fundamentales para la vida aquí, y están conectadas con todos los demás ecosistemas y seres en el planeta. Lo que está ocurriendo es una crisis espiritual. En este mensaje, el Consejo de 12 proporciona su guía sobre cómo ver lo que está ocurriendo y lo que cada persona puede hacer ahora mismo para ser parte de las soluciones positivas. En el evento de canalización mundial del Consejo de 12 el día 10 de julio se incluirá una sanación global para el Golfo y otras aguas del planeta. ¡Ustedes y sus amigos en todo el mundo son bienvenidos a unirse a nosotros!

Del Consejo de 12:

Tener vista sin visión los deja en un estado precario. Esto es cierto para ustedes y también para la humanidad. No es suficiente simplemente ver las tragedias que ocurren en el mundo – incluyendo el Golfo de México. Vean estas cosas, pero también creen una visión de sanación para abordar las causas subyacentes. Los problemas causados por los humanos pueden ser resueltos por los humanos, especialmente cuando la gente como ustedes reconoce su verdadero rol como Divinos Hacedores de Cambio.
Al recorrer el camino del Divino Hacedor de Cambio, descubren cómo vivir en equilibrio con las fuerzas de la naturaleza y respetar la vida, incluso la suya propia. Ven que el espíritu está en todos y en todo. Cuando el espíritu se convierte en la fuente de su visión, la casualidad de su vida ya no es ordinaria. Lo convencional se transforma en lo Divino.

Por ejemplo, reconocen las fuerzas espirituales de los elementos. El agua es un elemento básico que ahora está atrayendo la atención mundial debido al derrame de petróleo en el Golfo. No sólo el agua es integral a la vida misma, es representativa de la suavidad, la paz y la alegría. También se relaciona con el principio femenino y el poder del femenino Divino en el equilibrio global de poder en la Tierra. La nueva Tierra que desean crear y habitar no puede manifestarse hasta que la humanidad abrace e integre el femenino Divino.

Cuando la humanidad redescubra cómo incorporar tanto el femenino Divino como el masculino Divino en todas las culturas, y estas fuerzas estén equilibradas, ya no van a presenciar abusos de poder ni faltas de respeto hacia la naturaleza. Situaciones como los derrames de petróleo – con sus complejas y duraderas consecuencias, se convertirán en cosas del pasado.

Los pueblos de culturas antiguas entendían las propiedades sanadoras del agua, y su capacidad para ayudar con la limpieza, purificación, y crear una sensación de confort. Entendían a nivel de experiencia el carácter sagrado de toda vida, incluyendo elementos como el agua, que hacen posible la vida.

Cuando visitan un cuerpo de agua o se bañan en el agua, pueden conectar con sentimientos de estabilidad, relajación y tranquilidad. Esto se debe a las cualidades espirituales subyacentes del agua. Conectar con el agua les recuerda lo eterno y la fuerza creativa misma, siempre en movimiento y creando nuevas vías, mientras alimenta y nutre. El agua es símbolo de nueva vida, y de la calidad del reflejo. El agua es sagrada.

Cuando las personas pierden el contacto con lo sagrado, pierden contacto con su esencia y el conocimiento de que toda vida está conectada. La Tierra, con sus patrones climáticos y respuestas a las acciones de los humanos, está mostrando a la humanidad que es hora de despertar y recordar lo sagrado. Los llamados a despertar para la transformación están por todas partes –desde el Golfo hasta el interior de su cuerpo, conforme se reconfigura el ADN para contener más luz.

Los llamados a despertar están siendo catalizados por la Tierra misma, así como por el yo superior de personas como ustedes por todo el planeta. No habría necesidad de un llamado a despertar si todo estuviera en equilibrio. Del mismo modo, no habría necesidad de un llamado a despertar si el destino de la humanidad estuviera predeterminado.

La humanidad está despertando, recordando verdades universales acerca de lo que significa ser espíritus en forma humana. Conforme más personas expanden su conciencia y se dan cuenta de que son ellos quienes dirigen lo que sucede a continuación, el destino de la Tierra cambia. Las extinciones en masa, como las que experimentaron sus antepasados, pueden ser eliminadas. La evolución auto-dirigida puede sustituir a siglos de victimismo. Los Divinos Hacedores de Cambios pueden ser actores clave en la danza de transformación de la Tierra, contribuyendo a llevar el equilibrio de regreso a la luz por medio de sus elecciones y conciencia.
Usted es uno de estos actores clave. Su energía cuenta. No se preocupen del “cómo”, ni del resultado final mientras ponen en movimiento sus energías únicas como Hacedores de Cambio Divinos. La forma como pueden ayudar en este momento podría ser distinta de como lo imaginaban. Podría ser distinta de como otros están ayudando. Dejen las comparaciones. Dejen la autocrítica acerca de si están haciendo lo suficiente o haciendo las cosas bien. Cuando no estén seguros acerca de cómo ayudar mejor, sintonicen con su corazón. Será la sabiduría de su corazón, basada en el amor, la que los guíe y los mantenga constantes. Les proporcionará toda la validación que necesitan para dar el siguiente paso.

El equilibrio que quieren crear en la Tierra es realmente muy simple –la fuente es el amor. Cuando el amor no está presente, existe una perturbación de las intrincadas conexiones que facilitan el equilibrio. Esto es lo que está sucediendo ahora en el Golfo. El amor es la respuesta para restablecer las conexiones. Es la solución espiritual a la crisis del mundo.

Sanación Física para las aguas en el Golfo de México

A nivel físico, la solución al derrame de petróleo en el Golfo debe ir más allá de las apariencias superficiales y curitas. Las verdaderas soluciones se van a encontrar cuando suficientes personas con el poder de actuar tomen conciencia de cómo las aguas y otras formas de vida del planeta están conectadas. Tendrá que existir una comprensión de lo vital que es realmente el agua para sustentar la vida. Especialmente en los países occidentales donde el agua a menudo se da por sentada, la gente tendrá que aprender a respetar el regalo que es el agua.

Los pueblos antiguos conocían estas cosas y muchas más que se han olvidado. Sabían que ellos eran como células en el cuerpo más grande que es el planeta Tierra. Entendiendo eso, se daban cuenta de que su conciencia podía elegir participar positiva o negativamente.

En términos simples, eso significaba que tenían la opción de elegir ser parte de la evolución positiva para toda la humanidad. Cuando hacían esa elección, también avanzaban personalmente en dirección positiva. La elección de la que se habla aquí no se hacía una vez, sino continuamente durante toda la vida en respuesta a las circunstancias.

La elección de crear en formas positivas implica la percepción y pensamiento conscientes. También implica la acción.

Cuando hay una crisis de grandes proporciones como el derrame de petróleo en el Golfo, la gente como ustedes en el camino del despertar, naturalmente, se sienten llamados a actuar. Quieren hacer algo más que simplemente observar al margen, preguntándose qué van a hacer a continuación quienes están a cargo. La parte de ustedes en contacto con su rol de Hacedores de Cambio Divinos sabe que no es parte de su verdadera naturaleza ser un espectador. No hay ningún sentido de poder auténtico ahí.

A continuación tienen una lista de cosas que pueden hacer ahora mismo. Estas cosas pueden tener un impacto de gran alcance – en su propia vida, en sus interacciones con los demás, y en el mundo físico que llaman hogar.

Lista de Verificación de Acciones Útiles

1. Establezcan su intención de no aumentar la negatividad del mundo, con sus pensamientos, palabras y acciones. Por ejemplo, no quieren desperdiciar su preciosa energía quejándose de un desastre o culpando a una persona o compañía por un problema. Cuando se quejan o culpan, no se resuelve nada. Al difundir las energías de la queja o reproche, envían su energía personal en una espiral descendente. Al encontrarse entonces en una frecuencia energética más baja, sus próximos pensamientos y sentimientos se enturbian y carecen de creatividad.

2. Enfoquen su mente regularmente en visiones de sanación para las aguas y seres de la Tierra.
Hagan esto aun cuando los medios de comunicación dejen de enfocarse en el Golfo. Imaginen que las aguas en todas partes son sagrados estanques de néctar, y que cualquier agua contaminada se vuelve pura y viva de nuevo. Visualicen las formas de vida en las aguas, y quienes dependen de las aguas, recibiendo la asistencia necesaria para su sanación y restauración. Como parte de su visualización, imaginen que las personas que interactúan con las aguas –incluso en los negocios– despiertan a su responsabilidad como guardianes de la Tierra. Imaginen a estas personas tomando conciencia de la sacralidad e interconexión de todas las formas de vida.

3. Traten de encontrar y conectar con otros Hacedores de Cambio Divinos.
Pasen tiempo con estas otras personas que también están en el camino de la luz, para que puedan recibir apoyo y compartir una experiencia de mayor frecuencia. Permitan que su tiempo con otros trabajadores de la luz ayude a recordarles lo que es verdaderamente importante. Permitan que su tiempo juntos sea como recargarse de combustible, pero también una oportunidad para la reciprocidad y sostenerse el espacio mutuamente. Practiquen escuchar profundamente lo que otros dicen. Estén tan presentes como puedan. Decidan hacer estas poderosas conexiones con otros, incluso cuando sientan que no pueden hacer un tiempo para hacerlo. El tiempo, después de todo, no es algo que ustedes hagan. El tiempo es algo que descubren cómo utilizar al máximo.

4. Pregúntense ustedes mismos regularmente qué pueden hacer con su energía personal para ayudar a facilitar la transformación espiritual. Ésta es su propia transformación, por supuesto, pero también es el cambio produciéndose a su alrededor. Adopten el hábito de ser flexibles con su rol óptimo. Sepan que su éxito vendrá de la flexibilidad y de descubrir cómo estar donde tienen que estar, cuando tienen que estar ahí. Mientras están ganando experiencia en esta forma más fluida de ser, sean amables consigo mismos y con los demás. Ser estrictos con ustedes mismos, no los hará llegar a sus metas más rápidamente. Ser estrictos con los demás va a construir una pared que no quieren tener. Las relaciones exitosas se construyen con puentes. Construyan ésos en cambio, con amabilidad.

Mientras continúan el viaje de redescubrimiento de su naturaleza Divina, los rodeamos con nuestro amor y bendiciones.

Somos El Consejo de 12.