domingo, 29 de marzo de 2009

LLAMAMIENTO DE JESUS A LA HUMANIDAD

(Revelación de la Voz interna a través de la profetisa Gabriele).

Se manifiesta el Espíritu de Cristo, el Redentor de todos los hombres y almas.

Yo no volveré a venir en cuerpo físico, sino en Espíritu.

Mi misión como Jesús de Nazaret ya la he cumplido, transmitiendo a cada alma Mi Herencia omnipresente espiritual, como destello redentor.

Mi obra actual como Cristo de Dios tiene su Fundamento en la conducción de todos los hijos de Dios de vuelta a la Casa del Padre, a los cuales he acogido como Padre adoptivo.

Cuando se hayan disuelto en su mayoría las agresiones en este mundo, entonces apareceré YO, el Cristo de Dios, el Corregente de los Cielos.

Mi venida será espiritual y no física.

Esta es una revelación importante que debería tomar en serio todo aquel que busca a Cristo.

Existe un gran peligro para la cristiandad.

Este peligro no lo reconocen ni el cristiano educado en la Teología y en el dogma, ni las autoridades eclesiásticas. Sólo tienen el afán de seguir conduciendo sus ovejas a sus iglesias y allí instruirles en el dogma.

El Clero no conoce el sendero interno, el camino hacia el Reino de Dios.

Su reino es el reino de este mundo. En ese reino ambicionaban y ambicionan por conseguir poder y prestigio.

Ellos no llenan su interior con la Fuerza del amor, sino con la energía del egoísmo que los orienta hacia la acumulación de bienes y prestigio. Con argumentos que son satánicos, atontaron y atontan todavía hoy, a mi pueblo.

En este momento no llamo a los teólogos y sacerdotes, que son estrechos de miras, para que le abran los ojos a Mi pueblo, sino que me dirijo a la cristiandad para que reconozca, lo que el clero ha hecho de los cristianos: Un pueblo ignorante, que se conforma con el certificado del bautismo y con la enseñanza que los teólogos se han ideado.

TODA RELIGIÓN CONTIENE UNA PARTE DE LA GRAN VERDAD UNIVERSAL DE DIOS.

Pero de todas estas religiones, la cristiandad es la que menos conocimientos de esta gran Verdad Universal posee, ya que fue enseñada más en el dogma que en el cumplimiento de las Leyes de Dios. Así tiene el Satanás de los Sentidos un juego fácil precisamente con el pueblo cristiano.

Muchos hombres, espiritualmente hambrientos, buscan la Verdad.
Estos reconocieron que no pueden encontrar a Dios ni en las iglesias ni en los dogmas ni en las ceremonias.

Muchos saben, que los teólogos no pueden aclararles sobre el Espíritu de la Verdad y de la Vida.

La enseñanza oriental tiene conocimiento acerca de una parte del trayecto del Camino Interno. Pero no acepta al Cristo de Dios, Al corregente de Dios, al Redentor de la humanidad.

Yo he encargado a la cristiandad que llevase a todos los países el conocimiento acerca de la Fuerza Parcial de la Fuerza Primaria. Mi intención era el revelar a la humanidad, después de mi sacrificio, la Fuerza Parcial de la Fuerza Primaria. Pero la palabra de Dios que resonó a través de profetas y profetisas no fue aceptada.

Las autoridades eclesiásticas han desterrado la palabra directa de Dios de sus iglesias construidas por los hombres. Por eso, la cristiandad permaneció ignorante.

Hace miles de millones de años en los ámbitos orientales bajaron seres de la Caída, es decir, que seres originalmente puros, seguidores de Lucifer, penetraron a través de los reinos de la Caída en zonas cada vez más oscuras. Ellos luchaban contra Dios, contra la verdadera vida espiritual.

En el cercano y medio Oriente Establecieron estos llamados campos de irradiación, que trajeron, y traen todavía, grandes males a la humanidad. Sobre ello se manifestó Mi siervo.

Cristo, el Hijo de Dios y Corregente de los Cielos, llama a todos los cristianos que no quieren estar sujetos a las formas rígidas de una religión externa: ¡Ayudadme a mantener y construir el verdadero cristianismo!

Los maestros orientales de la Tierra y del más allá penetran cada vez más en la cristiandad con sus enseñanzas.

Estas enseñanzas no son del todo falsas. Como ya revelé, contienen una parte del divino Camino Interno. El peligro consiste en que Me degradan, a Mí, el Cristo y Espíritu Redentor, a un maestro que, como algunos sostienen, vivió y actuó con menores conocimientos espirituales que muchos de los maestros orientales.
Los maestros de los ámbitos orientales reciben mensajes telepáticos de maestros que viven en los planetas de sabiduría de materia sutil, que se encuentran fuera de las Puertas del Cielo.
Ellos no me reconocen como Corregente de la Vida, pues tampoco reconocen la Fuerza Parcial de la Fuerza Primaria que desde Mi “ESTA CONSUMADO" en el Gólgota, es para todas las almas la fuerza impulsora y arrastrante hacia la Conciencia Universal del Padre.

Estos maestros quieren extender sus enseñanzas en este mundo sobre todo a la cristiandad ignorante. Intentan infiltrar sus conceptos en la cristiandad y degradarme a Mí, al Cristo de Dios, Al Redentor de la humanidad, a un maestro de segunda o tercera clase.

Tampoco tienen reparo en relacionar Mi nombre con los llamados maestros encarnados y que se hacen pasar por Cristo.

EL TIEMPO FINAL YA HA COMENZADO.

Como ya dije como Jesús de Nazaret, habrá muchos Cristos, es decir, se presentarán hombres diciendo que son el Cristo reencarnado. ¡No les creáis!. A pesar de que éstos disponen de algunos conocimientos de las Leyes Espirituales, son, asimismo, también el Anti-Cristo, que se esconde detrás de la máscara "Cristo" y, como ya he dicho, aparece en forma humana.
Estos Cristos, que se dan importancia y que se hacen pasar por el Nazareno de entonces, están guiados por almas orientadas hacia las enseñanzas orientales, por maestros de los planetas de la sabiduría. Reciben telepáticamente la enseñanza de estos maestros y la quieren llevar a los países cristianos. Favorecidos por los campos de irradiación, atraerán mucha gente dando grandes discursos.

Pero yo os digo, que es el Anti-Cristo con piel de oveja. ¡No les creáis!

Como Jesús de Nazaret he consumado todo, para que cada alma pueda volver a la Casa del Padre. A Mí, me ha sido dado todo poder en el cielo y en la Tierra.

¿Qué podría conseguir como hombre?

Desde Mi Espíritu quiero instruiros y dirigiros hacia el Espíritu Universal del Padre Eterno, que es para vosotros la vida.

No apareceré más como hombre, ya que lo he consumado todo.
Para enseñar a la humanidad el verdadero Cristianismo, que es el camino hacia el interior, Me manifiesto a través de instrumentos terrenales preparados por Mí. La conducción tiene lugar a través de siete ámbitos de conciencia, también llamados peldaños de evolución, o como la enseñanza oriental los designa, los chackras que se encuentran en el hombre.

Estos siete ámbitos de conciencia, las siete capas del alma, son los siete peldaños hacia la Conciencia Divina. Esta es una verdad fundamental que corresponde a las leyes Celestiales.

Yo llamo al pueblo: Reconocedme a Mí, el Espíritu de Cristo, la Luz en vosotros. Cada uno de vosotros posee una partícula de Mí herencia divina.

Yo llamo a la cristiandad: No escuchéis a los Cristos que se os presentan en forma humana; éstos actúan con piel de oveja. Estos no os pueden conducir a lo Absoluto.

Yo llamo al mundo: Alejaros de toda esa apariencia y dirigiros al Cristo del interior, a la Luz de vuestras almas.

Me manifiesto a través de muchos instrumentos orientados hacia Mí y preparados por Mí. Sin embargo, Yo enseño directamente y con detalle el camino místico-crístico, que lleva hasta Dios, sólo a través de profetas instructores que dan Mi Palabra Sagrada, que les manifiesto en el YO SOY.

¡Oíd la llamada del Cristo, que os advierte a través de un instrumento terrenal!

No os atéis a Cristos que se presentan en forma humana, aunque éstos hagan alarde de su sabiduría con grandes discursos.

¡Salid de la limitación de dogmas y formas!.

¡Liberaos de la idea de ser cristianos sólo porque estáis bautizados con agua!.

Tomad el camino del Interior, el camino del reconocimiento y realización, para que realmente seáis cristianos bautizados, que Yo bautizo con Mi Espíritu de la Verdad y Reconocimiento.
Yo llamo a mi pueblo, para que recapacite sobre todo esto y para que tome el camino hacia el interior.

Yo, el Cristo libre, no os ato a ninguna Iglesia externa.

Yo, el Cristo libre, no os ato a ninguna comunidad externa.

Yo, el Cristo libre, os digo: ¡Tomad el camino del interior!

Yo, el Cristo libre, os digo: ¡No os atéis tampoco a la palabra "Obra de Nuestro Retorno"!

Pues esas palabras no son más que una dirección para vosotros, donde podéis recibir Mi camino directo y Mi conducción.

En esta obra libre, que es Mi Obra, enseño el camino espiritual a través de una profetisa instructora, preparada por Mí.

Escuchad la voz de vuestro Cristo que os avisa y advierte.

¡Retornad, no os dejéis seducir!.

Penetrad en vosotros, pues vosotros sois el templo del Espíritu Santo, y Aquel que es la Vida, vive en vosotros.

Amén


Gabriele, Würzburg – Alemania.