martes, 17 de marzo de 2009

HOY ES UN PUNTO EN EL LIENZO Quado

La acción que ustedes toman hoy es como colocar un punto sobre un vasto lienzo. Ustedes no pueden ver toda la descripción de su vida, su significado y propósito pero sin embargo están pintándola diariamente con cada cosa que hacen.

Su yo superior, su yo alma es el pintor con la visión. Ustedes son la mano, la mano que puede elegir el cepillo, seleccionar el color y colocar el punto de pintura exactamente así.

Y a ustedes, como la mano se les ha brindado una elección. Pueden permitirse ser guiados por el ego, el temor y la duda, forcejeando por el control mientras obstinadamente colocan el punto de este momento. O pueden llegar hasta el espíritu y pedir guía sobre cómo gastar el precioso día que se les brinda a ustedes, buscando la textura, el tono y el color que mejor expresará la visión más divina de su vida e invitar al espíritu para que agregue ese brillo especial de milagros y maravillas que resulta cuando ustedes deponen el control.

Habrá momentos cuando estén trabajando en una pequeña área en detalle y cada día es un muy pequeño punto que ustedes simplemente no comprenden y el trabajo de su vida parece meticuloso y confuso. Y luego hay otros días cuando ustedes son capaces de expresarse a sí mismos en grandes golpes de vibrantes matices, cuando ustedes perciben el color profundamente y repentinamente tienen una sensación de lo que se está atrayendo, donde todo está siendo guiado.

Y algunas veces, ustedes ingresarán a un período de tal guía y directivas enérgicas, un período en el que ustedes finalmente comienzan a sentir y saber sobre su propia grandeza y aceptan su poder, en el que ustedes podrán pintar grandes senderos de su lienzo. Y pueden llegar a comprender que algunas de las pinturas que ustedes hicieron en los días de duda y confusión ahora brindan el contraste requerido para hacer que este atrevido golpe triunfe en vibrante belleza. Y ustedes comienzan a observar cómo todo lo que era y es tiene un lugar en su lienzo.

El tiempo es ahora para buscar guía diaria. El tiempo es ahora para ir cada día hacia una meditación con su yo superior y preguntar, que haré con este precioso día? Cómo emplearé el tiempo con este regalo que me han brindado?

Yo soy la mano. Guíame al cepillo correcto, a los colores correctos, a los movimientos exactos, para que pueda pintar mi lienzo con belleza y maravilla, para que yo pueda rendir mi necesidad de saber porqué hoy es azul en vez de amarillo, para que yo pueda moverme con gracia y facilidad como el instrumento del espíritu, haciendo y siendo la expresión física del espíritu más elevado que yo verdaderamente soy, la extensión hacia esta forma física, mostrando la belleza y la maravilla de mi yo más grande y más elevado en cada acción que realizo.

Permíteme expresarme en la forma física hoy. Muéstrame cómo ser y qué hacer. Muéstrame los colores para vivir. Y luego, ayúdame a aceptar con buena gracia que puedo no ver o comprender la imagen más grande hasta que esté consumada; y pueda finalmente volver atrás, verlo en su totalidad y admirar lo que he realizado.