viernes, 20 de enero de 2012

La Alquimia.

Arcángel Gabriel

Queridos,

Me gustaría conversar con ustedes, sobre una cualidad del amor llamada alquimia. Cada vez que en su camino se presenta un desafío, también es presentada una elección, y se espera de ustedes que puedan tomar una decisión, ya sea para expresar que están en desacuerdo, o bien, para elegir transmutar esta tendencia en amor. Esto es alquimia, Amados. Cuando a ustedes se les presenta cualquier tipo de desafío dentro su vida diaria, siempre existe la oportunidad de cambiar el sentimiento humano por un sentimiento espiritual, esto es conocido como alquimia.

La alquimia implica el uso consciente de su mente, pensamientos y sentimientos para crear algo superior o mejor. Donde existe discordia, el proceso de aplicación alquímica creará paz. Donde existe odio, el proceso de aplicación alquímica creará perdón. Donde existe ira, practicar el proceso alquímico la transformará en armonía.

En cada momento, existe una oportunidad de cambiar el rumbo de los pensamientos y sentimientos; desde las vibraciones más bajas; hacia las vibraciones más elevadas del amor. Cada uno de ustedes practica diariamente esta cualidad, aunque la mayoría de las veces no le asignen este nombre a lo que están llevando a cabo, esto es justamente la aplicación alquímica correcta para “aquellos que están en el camino de la ascensión”.

Todo lo que es vibración inferior se encuentra en este momento, en un proceso de ser transmutado en su contraparte superior. Por todas partes alrededor del planeta, están siendo presentadas grandes oportunidades para lograr sanar y cerrar todos los aspectos dolorosos de su vida sobre este planeta, que han causado tanto dolor, sufrimiento y conflictos a la humanidad durante miles de años. Todo esto se encuentra en el proceso alquímico, queridos; y está siendo transmutado por cada uno de ustedes, cada vez que elijen actuar en la luz, en lugar de reaccionar con un pensamiento o sentimiento de baja vibración.

A la humanidad, en este momento, como un conjunto, se le presenta un formidable regalo en la evolución de la tierra, así como a todos los que habitan en ella. Porque con las energías cósmicas superiores, que están ahora derramándose sobre la atmósfera, es innegable la responsabilidad de cada persona de manifestarse a nivel de su ser divino superior.

A medida que cada uno, se esfuerza en transmutar lo que surge de lo profundo de su ser, aquello que ya no resuena con ustedes.

Sepan que están llevando a cabo un servicio muy valioso en nombre de toda la humanidad, por su elección de actuar siguiendo el sutil susurro y guía entregado por su ser superior, de tal modo que puedan transmutar las vibraciones inferiores que han estado suspendidas e impregnadas en la atmósfera de la tierra, en sus contrapartes superiores.

Los caminos de la dualidad, comienzan a volverse borrosos y lo que anteriormente era fácil discernir como un polo opuesto de una expresión o manifestación, ahora se vuelve difícil conocer tal diferencia, ya que ahora aparecen muchas zonas “grises” o “pocos claras”, donde solo la alquimia ha demostrado que puede trascender y cambiar la polaridad en una mayor integración y unificación de los reinos superiores de la conducta.

Esto es lo que se está llevando a cabo en un gran movimiento, para lograr una mayor integración y unidad de la mayoría de la humanidad con el fin de prepararlos, para poder expresarse en niveles superiores de conciencia y conducta. Esto continuará durante todo este año y el siguiente, en un intento sin precedentes de unir a la humanidad como un todo en una frecuencia vibratoria que permitirá que la ascensión comience formalmente en cada individuo. Gran parte del trabajo todavía no se ha hecho, pero muchos avances ya se han realizado. A medida que cada uno de ustedes se mantiene firme en su luz y se decide a vivir en una nueva realidad planetaria ascendida, que generará una forma de pensamiento masivo, que comenzará a transmutar las antiguas formas de pensamiento de conciencia masiva, que han mantenido a la humanidad encadenada a las limitaciones impuestas sobre ellos a través de las eras, por preceptos obsoletos, que ya no serán viables por más tiempo.

El cambio es ahora la orden de cada día, para cada célula de su cuerpo físico que está siendo transformado a una función y orden superior.

Tú que lees estas palabras, eres la vanguardia de lo que rápidamente se convertirá en un movimiento masivo hacia la divinidad, el recuerdo de todo lo que estaba bloqueado en tu conciencia será comprendido y aceptado más fácilmente. La humanidad está al borde de innumerables posibilidades que son virtualmente ilimitadas en tamaño y alcance.

Todos ustedes cuentan con las mismas posibilidades, ya que anteriormente, han realizado esto mismo en otros planetas, ya ascendidos. ¡Mantengan sus ideales elevados, para los tiempos venideros, mis amados faros de luz cósmica y amor!
< br>Los dejo ahora con mi amor y devoción, para reflexionar sobre estas palabras.

Yo soy el Arcángel Gabriel


Canalizador: Marlene Swetlishoff
2011 Marlene Swetlishoff