martes, 5 de agosto de 2014

Sobre El Amor El Grupo Arcturiano

Mensaje: El Grupo Arcturiano - Voces de Arcturus y Andrómeda - a través de Marylin Rafaelle (www.onenessofall.com) - Traducción – Shanti - 01 de agosto de 2014.


Sobre El Amor
El Grupo Arcturiano desea una vez más hablar del Amor porque el entendimiento de la verdadera esencia del Amor es uno de los de mayor importancia al moverse hacia adelante la gente de la Tierra. El sistema de creencia tridimensional mantiene una infinidad de conceptos respecto al Amor – ninguno de los cuales es real.

El Amor es el pegamento que mantiene junta toda la creación – ES la energía de la interconectividad entre todas las cosas vivientes dentro de la Conciencia Divina Unitaria. Es la energía, la sustancia, y la actividad fluyendo en y a través de todas las formas de vida aparentemente separadas, aún así es siempre UNO porque es todo lo que hay – Omnipresencia.

La conexión sagrada entre toda la vida es experimentada por todos y ha sido nombrada como Amor por el mundo. Debido a la ignorancia espiritual dentro del sistema de creencia tridimensional, esta sensación de conexión o “amor”, se ha vuelto categorizada personal y universalmente con el tiempo, limitada, y regulada por creencias muy alejadas de lo que el Amor realmente es.

El AMOR ES y no puede ser categorizado o puesto en franjas “apropiadas” o “inapropiadas” desde las cuales es juzgado. Toda la vida está en y es del Uno y sólo la vida y todo está conectado por virtud de esto. Como con todos los asuntos de la vida, el estado de conciencia individual interpreta la energía de la interconectividad (Amor) de acuerdo a su sistema de creencias particular y luego lo manifiesta positivamente (acciones reflejando unidad) o negativamente (guerra, violación, abuso) – juzgando quien es más merecedor de Amor y quien no lo es.

Para el estudiante espiritual serio, ya va siendo tiempo de moverse más allá de los puntos de vista tridimensionales hacia una conciencia, aceptación y práctica que refleje la Unidad.
El Amor no es atracción sexual, ni es una reacción emocional (positiva o negativa) que puedan sentir por otro aunque es a menudo una faceta de él, especialmente con aquellos que han conocido bien en otras vidas. El Amor no es algo que puede ser retenido o dado de acuerdo a un capricho del ego. EL AMOR ES.

A lo largo del tiempo la conciencia no despierta del mundo, agregó reglas y limitaciones al Amor – categorías de emoción, atracción, aceptación, dogma religioso, dignidad, etc., etc. – declarando como aceptables solo ciertas categorías de Amor. Algunas de estas reglas fueron necesarias para los tiempos en las que fueron creadas. No obstante, es un tiempo nuevo, un tiempo de moverse fuera de estos conceptos y creencias. El AMOR ES; siempre ha sido y siempre será, y no puede ser limitado o cambiado sin importar cuantas falsas interpretaciones las mentes tridimensionales pudieran pensar sobre él.

Muchos luchan aún con la idea del Amor como Unidad, debido a creencias arraigadas sobre el amor siendo una emoción de atracción o aceptación. Debido a esto, ellos encuentran que son incapaces de amarse ya sea a sí mismos, o a cualquiera que parece causarle problemas a otros. Esto es entendible, no se juzguen a sí mismos por esto, sino que comprendan que fueron educados y vivieron estos conceptos vida tras vida causando que ellas permanecieran en la memoria celular lo cual es lo que ahora son capaces de reconocer y clarificar. La mayoría no estuvo lista para las verdades profundas hasta ahora.

Los conceptos del Amor son presentados continuamente al mundo por aquellos creyendo en sí mismos como autoridades intelectuales y espirituales. Esto está bien a algún nivel, pero como estudiantes espirituales han ido más allá del estado de conciencia donde pueden ser enseñados desde adentro. Las viejas creencias son a menudo sostenidas más allá de que ya no sirven, simplemente debido a que un individuo nunca ha sentido que es importante tomar una buena mirada a sí mismo o cuestionar su sistema de creencias. Es aquí cuando una “llamada a despertar” puede manifestarse.

El AMOR ES la energía de la Unidad, la realización de la naturaleza Divina innata de toda la Vida. Incluso cuando los eventos requieren que hablen firmemente, o disciplinen a otro, necesitan silenciosa y secretamente mantener el reconocimiento de su divinidad para estar amándolos. Cuando se vuelven conscientes de las atrocidades en el mundo o incluso dentro de sus propias familias, no se espera que se sientan cómodos y amorosos sobre eso. Es perfectamente aceptable firmar una petición o hablar si son guiados, pero siempre haciéndolo desde el punto de vista del conocimiento de que todos son uno dentro del Uno sin importar las apariencias externas. Vivir desde el AMOR nunca significó ser el guardián de otro, sino reconocerse a sí mismos y a otros por quienes son realmente al hacer o decir lo que es necesario. Es la práctica de no dar el poder a las apariencias externas ilusorias.

La Divinidad de los individuos que causan problemas y dolor a otros puede ser muy dura de reconocer, y ellos pueden nunca admitirla en esta vida, pero su trabajo es conocer que está allí. Esto es Amor, es así como ustedes aman, y es así como agregan Luz a la conciencia del mundo y ayudan a disipar la densidad de la conciencia de la separación. Hasta que la Humanidad aprenda a amar en su sentido más verdadero, el Amor permanecerá encerrado en conceptos y creencias externos.

Vayan adentro y pregúntense, “¿Qué es el Amor? ¿Qué creo sobre el Amor? ¿Qué necesito dejar ir de manera de moverme hacia un sentido más verdadero del Amor?”. Sean muy, muy honestos mientras examinan sus sistemas de creencias particulares sobre el Amor y sean conscientes de que dejar ir creencias limitantes largamente mantenidas probablemente afectará sus interacciones con aquellos a su alrededor quienes sólo conocen el “viejo” ustedes.

En la tercera dimensión, amar a otros frecuentemente fluye desde la creencia de que hay alguien que es menos que y debe ser “sujetado”. Esta actitud hacia el asistir a otros refleja dualidad – la creencia de que el dador es bendecido pero el que recibe no lo es y a menudo sirve para alimentar el ego del dador, quien se considera a sí mismo como más espiritual o “santo” debido a su “sacrificio”.

La vida está llena de oportunidades para ayudar física, emocional o mentalmente a otros y ésta es una actividad correcta. Sin embargo para el despertar espiritual, la acción amorosa debe fluir desde un sentido superior, uno en el cual el que recibe es reconocido como siendo tan espiritual como el que da – igual pero experimentando diferentes lecciones de vida y quizás viviendo desde un estado de conciencia diferente en el momento. Nunca estén temerosos de ofrecer asistencia SI ES DESEADA, pero estén siempre alerta de las sugestiones del ego estimulándolos a creer que ustedes saben lo que es mejor para otro. Siempre sean guiados por su intuición, vayan adentro y pregunten si no están seguros. Hay algunos que simplemente deben caer de plano antes de que puedan experimentar las formas superiores o mejores de aprender, y aunque difícil, es amoroso simplemente dejarlos.

AMANDOLOS en el sentido superior,
Nosotros Somos el Grupo Arcturiano.