martes, 18 de junio de 2013

ALTARAEL IMPORTANCIA DE LA RESPIRACIÓN PAUSADA

ALTARAEL. El Caballero, el Hayot Ha Kodesh, del Aire. Una consciencia proveniente de Altaïr. Sijah Sirius.  14 de junio 2013. Con Audio. ¡Compartir!!!




Traducción del catalán: Lucía Montaño

Yo soy Altarael, una consciencia proveniente de Altaïr. Yo soy uno de los guardianes y uno de los custodios, el Elemento o el Caballero, como vosotros llamáis, o mejor dicho, el Hayot Ha Kodesh, del Aire.

Cada estrella, cada sistema estelar, está vinculado con uno o más elementos, los cuales de forma íntegra se sostienen. Nuestro sistema está religado al Elemento Aire.

Y hoy me presento a vosotros, Altarael, como una muestra de lo que le ha sido prometido en cuanto a la revelación de sus linajes. Somos muchos Aquí y Ahora, transmitiendo esa vibración, no sólo nosotros los de origen de Altaïr, sino de todas partes. Como saben, la Gran Reunión se está produciendo aquí en la Tierra, pero hoy nos toca a nosotros revelarnos abiertamente, y haceros resonar, en la más alta pureza con este Elemento Aire.

El Elemento Aire, como vosotros lo observáis aquí en la Tierra, y como también ha podido apreciar sus efectos junto con todos los demás Elementos: el Fuego, el Agua, y la Tierra. El Aire cuando está muy potente esparce el Fuego, y lo hace casi imposible de apagar. Cuando el Aire se junta con el agua, provoca grandes movimientos como los huracanes y tornados, generando una fuerza mucho más brutal. Cuando el Aire se mezcla con la Tierra, puede provocar lo que vosotros conocéis como las tormentas de arena.

Así que el Aire se agita y da vida a todo, pero esto no se puede observarse en esta matriz, o en esta dimensión. Debéis saber que los Elementos, originariamente, provienen de los 4 Tronos de la Fuente, que portan una naturaleza diferente de la que aquí se observa. Así pues los Elementos que conocemos son como los ejemplos que se dan a ver, en esta dimensión que ha sido, como saben, separada de su diseño original y de la Luz unitaria.

Nuestra función, es acercarnos cada vez más y revelaros la naturaleza original de cada Elemento. Y de recordaros cuál es su potencia. El Elemento Aire como nosotros lo observamos es como un Fuego Azul, podríamos decir que es como una Llama Azul, que se agita a gran velocidad.

El Elemento Aire se complementa a una energía de precisión, y de poder, durante su movimiento. Así pues permite la comunión con el Elemento Aire fusionándose así con el Éter.

(Interiorización)

Todos los Elementos cumplen su parte del trabajo, tanto en el Cielo como en la Tierra. Pero el Aire tiene la función de religar, conducir, fluidificar y comunicar. Así pues en estos Tiempos, hermanos de la Tierra, respiren, respiren con lo que os ha sido dado. Respiren profundamente con sus pulmones. No necesariamente todo el tiempo, pues como sabéis en un momento dado se manifestará, o ya se manifiesta, la Respiración Celular, la Respiración del Corazón.

Con una correcta respiración, sea cual sea la más apropiada a vuestro nivel vibratorio, alcanzaréis una Claridad y una Disposición, calmada y una Percepción neutral, que os ayudará a elevarse infinitamente en estos Tiempos de Gracia.

Os quiero comunicar un pequeño ejercicio muy sencillo. Se trata de que enfoquen vuestra respiración a nivel del Corazón, respiren de la manera más natural posible para vosotros, el nivel de respiración más adecuado a vuestro nivel de calma y relacionado la relajación. Así pues al Inspirar, sienta como todo su cuerpo se expande, realmente como si el cuerpo estuviera expirando (Ndt: dejarse ir, expirar de morir). En el momento de la expiración (permitan naturalmente un espacio entre la inspiración y la expiración), a la hora de la Expiración, daros cuenta de cómo el cuerpo, inspira hacia dentro.

Si este movimiento se ajusta adecuadamente en vosotros notaréis, que al cabo de unas pocas respiraciones, la Vibración estabiliza su Corona Radiante del Corazón, permitiendo, el despliegue de la Respiración del Corazón, e incluso la Respiración a nivel celular, de vuestro cuerpo de Êtreté. Como veis es un movimiento de Neutralización, un movimiento de Unificación, en el que se permite recibir y dar, o inspirar y expirar, convirtiéndose en un movimiento continuo.

Este es un pequeño juego, que os ayudará a integrar muchas otras cosas, referentes a la Neutralidad, referentes a la Paz, referentes a la Transparencia para que se convierta en su camino.

Agradecemos vuestra escucha y confianza de los Linajes que se os manifestarán. Debéis tener confianza en vuestra Percepción, en vuestro Corazón y en vuestra Vibración, para poder establecer cada vez más contacto directo con sus Linajes. Pues os aportarán, y os re-direccionarán, en estas semanas, hacia la vibración más adecuada para vosotros, para vivir esta Transmutación, ahora sí, demandando de vosotros, una total entrega, fe y confianza en la Luz, en la Verdad, en vuestro Corazón.

Todo lo que proviene originado por las perturbaciones mentales, causadas por el miedo, así como por las reflexiones que surgen de vuestras emociones, siempre y permanentemente os alejarán de vuestro estado, de vuestra alegría, y de vuestra Divinidad. Por lo tanto, apropiaos del Aire que sois, para que vuestra Comunicación, vuestra circulación e instalación sea eficaz, limpia, y sin obstáculos. Liberaos de todo aquello que obstaculiza la libre circulación y la instalación en vosotros de la corriente del Aire. De las corrientes y de los circuitos que se activan cada vez más y en permanencia en vuestro Cuerpo de Luz.

Yo soy Altarael, una consciencia originaria de Altaïr. Como sabéis, nuestra imagen, si podemos decirlo así, nuestra forma se asemeja, a lo que vosotros conocéis como un águila. Como aparece en el Libro de la Revelación escrito por Sri Aurobindo, hoy también presente entre nosotros, quién es originario de Altaïr, y Melchizedek del Aire. Él describió a los 4 Hayot Ha Kodesh los que corresponden a la cabeza de Águila, a la cabeza del Toro, a la cabeza del León y a la cabeza de Hombre.

Hoy nos acercamos pues a comulgar con la cabeza del Águila. Con la vibración sutil, del Aire, ligero, y volátil, a veces invisible en vuestro mundo. Comunión con el Fuego Azul original, el Fuego que quema con velocidad, que repercute en todo. Este es el origen del Elemento Aire.

Me presento como el Linaje del de la voz del que está transmitiendo este mensaje. Así como también muchos sois los que sois cercanos y originarios de Altaïr, o por lo menos, en gran número y que podéis beneficiaros del Elemento Aire.

Así pues Altarael está a vuestra disposición, a vuestro lado izquierdo, en el punto IM. Para reforzar cuando sea necesario, el Elemento Aire en vosotros. Podéis  alcanzar un equilibrio, o al menos, un ajuste en sus campos energéticos.

Desde la Paz Absoluta, y desde la frescura del Aire, así como de una pequeña ráfaga de Aire acariciándoos en comunión, Altarael se une a vosotros. Ahora Mismo estamos cerca de vuestro lugar físico. Pronto pues seremos reencontrados, podremos disfrutar y compartir las maravillas de lo que Sois.

Gracias pues, Altarael os envía un aliento de Aire fresco.

Gracias y hasta pronto.


Transmitido por: Sijah Sirius