viernes, 14 de junio de 2013

Informe de las Energías para Junio 2013

 Por Kate A. Spreckley
 Traducción MARGARITA LÓPEZ 12 de Junio de 2013

Como familia global, estamos todos en un tiempo que es la culminación de toda nuestra experiencia terrenal. Como Almas, estamos continuamente despertando y por lo tanto, en un estado de continuo cambio y desarrollo Espiritual. Nuestra existencia humana lleva oleadas de cambio por todo el Universo para continuar y expandir el círculo de crecimiento y evolución Espiritual para toda vida. De tal modo, las energías de este tiempo nos están alentando a encarnar la Divinidad en una forma humana y a anclar nuestro yo Espiritual dentro de nuestros cuerpos físicos. Después de lo que parece toda una vida de intensa actividad energética, los últimos meses han visto un notable aumento en la intensidad de la energía y su impacto en nosotros y en nuestras vidas.

Con la ayuda de tres eclipses durante abril y mayo, su crecimiento y desarrollo se ha acelerado poderosamente. Esta temporada de eclipses se inició con un Eclipse Lunar de Luna Llena el 25 de abril, alcanzó su punto máximo con un Eclipse Solar de Luna Nueva el 9 de mayo y finalizó con otro Eclipse Lunar de Luna Llena el 25 de mayo. Con el impacto añadido de la actividad solar del último mes, la energía se ha sentido tan increíblemente intensa que ha sido difícil de contener. Se siente como si todo dentro de nuestro ser y en nuestra vida estuviera siendo desgarrado desde dentro hacia fuera.... Todo se está transformando al mismo tiempo, creando sentimientos de inestabilidad, turbulencia y caos.

Los eclipses suscitan cambios y transformación, a menudo marcando un tiempo de profundos cambios en la energía y dirección. Los cambios iniciados por la energía de un eclipse a veces pueden ser tan suaves como una brisa, o tan drásticos que el paisaje de nuestra vida es alterado permanentemente. Esta temporada de eclipses fue de estas últimas. Ha activado una etapa crucial en nuestro crecimiento y desarrollo evolutivo, donde nuestros cimientos se han desmoronado. Han sido unos meses difíciles, lo que ha provocado una catarsis de energía reprimida, emociones enterradas y recuerdos dolorosos.

Esta temporada de eclipses no sólo creó un intenso proceso de limpieza, sino que también actuó como un faro de luz, permitiéndonos ver dónde y cómo tenemos que cambiar la dirección. La energía generada por los eclipses abrió portales directos hacia el Vacío Universal, el lugar de toda Creación. El Vacío es un lugar donde toda la vida es imaginada y creada. Un espacio en el que emerge una nueva conciencia para crear una experiencia revolucionaria de algún tipo. Contiene en su interior una fuerza de sanación, y cuando entran al Vacío se embarcan en un viaje de remembranza. Recordando quienes son verdaderamente para abrazar todos los aspectos de sí mismos y así generar el conocimiento de su yo mayor.

Durante esta fase críticamente importante de su viaje Espiritual, una poderosa corriente de energía se ha liberado a través de estos portales para fluir a través de toda la estructura de su vida. Se les ha otorgado la oportunidad de caminar hacia lo desconocido, de asumir la responsabilidad de su experiencia y afrontar plenamente su realidad auto-creada. Una enorme oleada de limpieza y despeje está penetrando profundamente en la esencia misma de su ser para liberarlos de las garras de viejos comportamientos, patrones, valores, actitudes y creencias negativas. Esta poderosa energía los está llevando a ámbitos de sanación profunda para liberarlos de patrones profundamente ocultos de larga data. Viejas heridas, emociones y sentimientos que todavía no han enfrentado están siendo despertados para ser liberados. Hay capas en este proceso y es vital seguir permitiendo que la energía proceda sin interrupción. Permitir que emociones y sentimientos surjan desde las profundidades de su ser y dejarlas ir. Honrar el dolor, las heridas y las emociones, pero permitir que se produzca la limpieza de esta vieja energía. El Vacío los está llamando a enfrentar sus miedos más grandes, para realizar su mayor potencial y reclamar su herencia Espiritual.

En este mes de junio llegarán a un nuevo punto de partida. Capas de vieja energía, que han estado sofocando su crecimiento, se están arrancando para disolver su viejo yo y despertar su verdadero yo. En el centro de su ser está su Verdadero Yo y puede que nunca lo hayan conocido. Su Verdadero Yo es perfecto, completo e infinitamente amoroso. Es un ser Espiritual eterno, imperecedero, que está hecho de pura energía de amor. Su Verdadero Yo no siente miedo, ansiedad ni depresión. Sólo conoce la dicha total. Cuando se despierta su Verdadero Yo, son liberados de muchos de los miedos, ansiedades y preocupaciones que les afectan innecesariamente. A medida que su Verdadero Yo despierte, descubrirán una profunda paz interior que va a revelar y liberar a su Divinidad desde las profundidades de su corazón y su alma.

La energía de junio será como un elixir de amor que les ayudará a sanar las heridas y pesares del pasado, otorgándoles la capacidad de liberarse de cualquier limitación restante, para buscar su verdad y equilibrar su corazón y mente. Una nueva conciencia emergerá para ayudarles a reconocer y soltar sus apegos al pasado. El tiempo de procesamiento y sanación fomentará la integración de los cambios internos y las transformaciones que están experimentando. Estos cambios los verán despertar a algo nuevo y profundo dentro de sí mismos, apoyando una reunión con su Verdadero Yo. Cambios repentinos y nuevas direcciones surgirán, otorgándoles la oportunidad de reconsiderar cómo están construyendo su futuro. Nuevas oportunidades les animarán a construir su vida de una manera más significativa y conectada.

Será especialmente importante en este tiempo responder a la vida con la sabiduría de su corazón y permitir que la sabiduría de su Espíritu guíe sus acciones. Profundas visiones llegarán a medida que surja una nueva conciencia de sus cualidades Divinas. Esto les permitirá una profunda comprensión de las distintas capas de su ser. Al aprender a acceder y trabajar con estas distintas capas, adquirirán la capacidad de extraer sabiduría, guía e inspiración de su yo más profundo.


A medida que avancen hacia el final de esta profunda fase de limpieza, despeje y sanación, los senderos energéticos de su ser serán purgados para permitir que despierten los sueños de su corazón. Su potencial puro saldrá rápidamente a la superficie de su conciencia, creando una expansión y aceleración de su campo energético más allá de lo que ha sido posible anteriormente. La unificación con su Verdadero Yo permitirá una mayor fusión de su Cuerpo de Luz y cuerpo físico, trayendo un cambio completo a su conciencia celular. Su cuerpo físico se convertirá entonces en un latido pulsante y fluido de información de luz que emana la frecuencia de la Divinidad en forma humana. Al ir danzando a la fluidez de la alegría y la armonía, despertarán el poder de la compasión, el amor y la unidad dentro de todo su ser. Estos son sus dones para compartir y ya es hora de que busquen maneras en que puedan compartirlos en celebración de toda vida.