viernes, 7 de octubre de 2011

Empezareis a tener destellos y premoniciones de las maravillas que os esperan

Saul a través de John Smallman

La densidad de los físico está disminuyendo a medida que vuestras frecuencias se elevan en preparación a vuestra entrada en la plena consciencia.
Esto lo demuestra el sentido de impermanencia que muchos están sintiendo mientras pasan por las relaciones, los trabajos, los lugares que llaman hogar, y cómo el contacto con los viejos amigos se pierde o se reduce mucho.

Todo el mundo y todo parece estar en movimiento, y de alguna forma es así, porque entráis en la situación de asumir y realizar los nuevos roles que os esperan cuando despertéis.

¡No os vais a quedar sentados sobrecogidos y maravillados!. Habéis planeado papeles muy creativos y satisfactorios para vosotros mismos que os mantendrán muy ocupados –y la mayoría serán gozosamente así.

Todos tenéis un enorme potencial creativo del que sois básicamente inconscientes, mientras os arrastráis por el entorno ilusorio que puede muy bien parecer sin sentido y, quizás, aburrido.

Y esto es así porque, como habéis perdido la memoria de la Realidad, buscáis el significado –el significado de la vida en la Tierra– que a menudo parece erróneo o vacío.

Esto cambiará cuando caigan los velos de vuestros ojos y los impresionantes panoramas que os han ocultado salgan a la vista.

Es parecido a estar en un viaje extremadamente largo por el océano sin nada a la vista excepto el mar –a veces en calma y pesado, a veces en una tormenta embravecida –y ha sido tan largo que apenas puedes recordar cómo era estar en tierra.

Luego empiezas a sentir nuevos y tentadores aromas, puede que haya polen en el aire, una mariposa ocasional. Tu excitación aumenta: ¡debes de estar llegando al final del viaje!.

Más tarde, en el horizonte, creciendo por momentos, puedes ver la tierra bañada por el sol, verdes colinas, brillantes playas de arena.

Tu espíritu se eleva imaginando el gozo de tocar la tierra y los árboles, de oler las flores y saborear la fruta maravillosa que habrá, y la anticipación del gozo llena tu corazón.

Así, a medida que el viaje a Casa se acerca a su fin, permitid que vuestros corazones se llenen del gozo de saber con total seguridad que lo que os espera no os decepcionará.

Realmente, vuestra llegada inminente va a ser un momento grandioso, sobrecongiendoos con honores por vuestra firme determinación y coraje en finalizar competentemente y exitosamente vuestro largo y arduo viaje. Despertar, como queréis, es vuestro destino divino garantizado desde el momento de la aparente separación de la Realidad.

En ese momento en que caísteis en la ilusión y empezasteis a experimentar la miseria de la separación de Dios como sufrimiento, dolor, conflicto, y el terror de otros horrores desconocidos pero vívidamente imaginados, junto con periodos de tiempo aparentemente interminables en los que reflexionar sobre todo ello.
Muchos aún se mantienen firmemente en la creencia de ese estado ilusorio, así que haced lo que sea para llevar vuestra Luz bien alta y compartid vuestro amor con todos, para ayudarles en su camino hacia el despertar.

Va a ser un acontecimiento masivo que traerá intensa felicidad, que en vuestro actual estado os es totalmente inconcebible mientras la ilusión parece aún tan real. Por lo que mantener vuestra Luz en alto y compartir vuestro amor incondicionalmente e indiscriminadamente también os ayudará en las fases finales de este arduo viaje.

Mientras continuáis avanzando hacia vuestro destino celestial el campo de energía divina que os envuelve se intensifica, y empezaréis a tener destellos, sensaciones intuitivas, y premoniciones de las maravillas que os esperan. Sabéis que estáis casi en Casa. Enfocaros en esa certeza, y permitid que el tiempo os acelere y os agite hacia Casa, a una bienvenida tumultuosa.

Con muchísimo amor, Saúl.
Canalizado por John Smallman
Traducción: PEC