lunes, 6 de diciembre de 2010

DESCARGAS NUMÉRICAS

Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

Todo en la Tierra está definido por una configuración numérica. Los números maestros acentúan el significado de un solo dígito. Se considera que son unas de las más poderosas vibraciones conocidas. Se cree que simbolizan el potencial en bruto no utilizado. Esta energía está esperando que la aprovechen aquellos que tienen ojos para ver. Los números son una descarga óptica, los ojos son una extensión del cerebro y cuando los ojos ven estos números mágicos, se activa un código en el cerebro. A medida que el cerebro se ajusta a estas nuevas energías, se produce una elevación que le permite al individuo un incremento de conciencia y el uso de dones sin utilizar.

Cuando experimenten las descargas numéricas, no importa de qué tipo (números maestros o grupos de dígitos), deténganse por un minuto completo, permitiendo que esta energía nazca a través de ustedes. Concéntrense en su deseo más profundo y véanlo manifestado. El universo acaba de tomarle una fotografía a sus pensamientos. Vacíense de cualquier noción preconcebida y dejen que la luz cosa los bordes deshilachados de sus intenciones. Todos y cada número dentro de su universo personal está activando su subconsciente hacia un nuevo patrón de configuraciones del ADN.

00, 000, ó 0000

El vacío nos pide entrar sin miedo de perdernos por completo a nosotros mismos. El gran vacío, lo desconocido, lo que no se puede ver, lo que busca nacer, nos pide entrar en una luz de mayor dimensión mientras cambiamos matrices de tiempo. Éste es el portal de la creación antes de la creación. Un recordatorio de que siempre son uno con el universo. Sientan que están en el centro, abrazados por la Fuente mientras son sostenidos y amados incondicionalmente. Caminen alrededor del círculo interior de sí mismos, completando lo que necesita completarse. Luego salten con conocimiento y sin miedo hacia el vacío y el lugar puro de creación.

11, 111, ó 11:11

Dentro del 11 viven todas las respuestas y aun más preguntas. El Once nos enseña que todo problema llega como una oportunidad divina para aprender. Nos enseña cómo ver más allá de lo cotidiano y aburrido. Pone a prueba nuestra fe y nuestro sistema de creencias. Nos obliga a escuchar a esa pequeña voz callada dentro del testigo silencioso. Nos recuerda que somos todos seres inmensos que hemos venido a la Tierra a ayudar con el proceso de sanación y despertar, empezando con nosotros mismos. Les pide que localicen la luz interior y la compartan con todos. El Once es nuestro Mejor Amigo y Maestro.

El Once es el Portal a todo lo que está cabalgando a un cabello de distancia de la manifestación instantánea. El Once les pide que dejen ir la manifestación fabricada y entren de lleno en su habilidad Crística para Crear. Se abren portales, se cierran portales y ustedes están en medio de todo eso. El 11 es la Creación Crística Consciente dentro de intervalos multidimensionales de pensamiento.

22,222, ó 22:22

El veintidós les da una elección de expansión o contracción. Les hace pesar todas las posibilidades y no les permite arrojar al bebé junto con el agua de la tina (deshacerse de lo bueno junto con lo malo, por así decirlo). Es la secuencia más elevada de manifestación/creación sin la frustración. Todas las palabras, pensamientos, obras e intenciones germinarán con o sin lluvia que los ayude a crecer. El veintidós les pide que salgan del vecindario de la polaridad. No creen por omisión, determinen su vida. El tiempo avanza con o sin ustedes. Mantengan un patrón sustentador con su intención, sepan que lo que sembraron con sus palabras, obras y acciones crecerá y florecerá de acuerdo con las estaciones celestiales y su sistema de creencias personal.

33,333 ó 33:33

La trinidad es la santidad dentro de todas sus elecciones. Su cuerpo, mente, espíritu, en acuerdo con la evolución de su Alma. Este número les ofrece una elección. La Santa Trinidad se activa dentro del tetraedro (pirámide de tres lados) en la estructura de su ADN. Este número les ofrece una oportunidad para conectarse con seres espirituales altamente evolucionados, maestros, ángeles, Cristo. La vibración de la trinidad no les permite sentarse a horcajadas en el afilado cerco de la indecisión. Como al correr en una carrera de tres piernas, pueden adaptar el paso, pueden caer o pueden aprender a volar. Conectar con la sabiduría y la santidad en todas sus elecciones les muestra que no hay elecciones incorrectas sino sólo aprendizaje en el camino a la ascensión.

44,444 ó 44:44

¿Qué representan ustedes? ¿Qué es lo que defienden? Se está cimentando una base de luz. Llegan nuevas oportunidades sin pedirlas. Están construyendo su futuro pensamiento a pensamiento, ladrillo a ladrillo. No permitan que los agoreros les tiren abajo sus sueños con su negatividad. Aférrense a través de todas las elecciones y cambios. Crean profundamente hasta que vean la prueba. Permanezcan equilibrados en lo que saben es la verdad divina y la plataforma de luz se solidificará. Como toda la materia en la Tierra, se necesita tiempo para hacer sólidos los cuantos.

55, 555, ó 55:55

Estos números están alineados con las líneas Ley del cambio. La expansión no siempre es fácil de aplicar. El universo está haciendo cambios para ustedes, ya sea que los pidan o no. El universo les está cambiando su dirección, con el permiso de su Alma, agárrense fuerte a su HUMANIDAD en este paseo de su vida. Mantengan la visión hasta que se posen en la ribera del ser superior. Este cambio puede ser la respuesta a alguna oración hace tiempo olvidada en esta vida o en otras. El futuro está oculto, por lo tanto véanlo en el ojo de su mente como a un sueño largamente esperado que se desvaneció en la mañana. Permitan que las corrientes de Luz los lleven hacia un nuevo futuro lleno de posibilidades que aún se les ocultan a la vista en este momento. Se necesitan Sandalias de Rubí para este número maestro. ¡YO CREO, YO CREO!

66,666 ó 66:66

Este número maestro les está pidiendo que regresen al pensamiento seminal original, al plan de vida, con reverencia por su vibración numérica. La vibración de este número maestro está alineada con el planeta Tierra en toda su belleza y singularidad. Existe una hermosa santidad en la Tierra y dentro de todos los que viven en la Tierra, como no existe en ninguna otra parte del universo. Un gran experimento divino que sigue expandiéndose más allá de cualquier límite previo. Al alinearse con la verdadera esencia de esta vibración descubrirán una suavidad y armonía que les permite mezclarse con la naturaleza y recordar sus verdaderos poderes, sabiendo que son parte de cada cosa viviente en la Tierra.

77, 777 ó 77:77

Esta es la vibración bendita del guerrero espiritual. El que camina por un sendero estrecho dentro del ser y del alma sirviendo primero a la Luz. Este número maestro trabaja para la luz, por la luz y con la luz. Los Siete comen, beben, piensan y hablan la luz. A los siete no se les permite desviarse fuera de los límites de la luz por más de un momento fugaz. Este número los trae al hogar, al lugar donde los milagros son algo cotidiano. Éste es un lugar donde la maravilla, la magia y los milagros suceden naturalmente. Un lugar donde pueden volar y bailar en las estrellas. Su estado natural de ser.

88, 888 ó 88:88

Éste es un número de acción y reacción. Un lugar de fuerza vital sin explotar y siempre fluyendo. Esta configuración les trae el portal infinito acompañándolos más allá de sus limitaciones anteriores. Es un número que va más allá de lo que conocen como sus límites. Les pide que vuelen hacia la luna y se detengan en la Vía Láctea en el camino de regreso. Es pura energía atómica espiritual, una fuente pura de energía. Es éxito, prosperidad y grandes negocios con el sabor añadido de las bendiciones universales. Es recordar por fin su herencia divina y su verdadera valía. Como es Arriba es Abajo.

99, 999 ó 99:99

Este número se refiere a la culminación cósmica y personal. Entrar en el próximo nivel de amor, del corazón, del alma y del servicio a la evolución planetaria al sanarse a uno mismo. Caída libre desde la altura del nueve hacia el próximo nivel de Luz. Entradas y salidas, todas en el mismo aliento. Un salto cuántico hacia los dones desconocidos llega a través del nueve. ¿Están listos para ver y ser más de lo que son en este minuto del tiempo? El nueve es el final de fotografía en la línea celestial de las elecciones múltiples. Si creen que han ganado, lo hicieron. ¡El principio y el final no son más que uno!

Ama a todos, Namasté