jueves, 4 de septiembre de 2014

INCREMENTEN PROTECCIÓN Y LIMPIEZA ENERGÉTICA.

 INCREMENTEN PROTECCIÓN Y LIMPIEZA ENERGÉTICA.
De Maria Paula Vélez
Una publicación de José Gabriel Uribe


Por estos días y muy seguramente a raíz de la limpieza de contratos, implantes y larvas astrales que se inició en el planeta a finales del mes de agosto, se han incrementado los ataques de la oscuridad a las personas. y los seres más sensibles se están dando cuenta de ello. Los síntomas que muchos están manifestando son ataques de pánico repentinos y sin razón aparente, pesadillas, intromisión en las meditaciones, pensamientos oscuros que no hacen parte de nuestro sendero y trabajo de luz, miedos, inestabilidad emocional y el deseo de no querer estar en muchos lugares, no necesariamente lugares de bajá vibración.
Los seres con visión abierta o parcialmente abierta ven sombras negras, auras muy oscuras y en los espacios físicos detectan zonas pesadas, frías o con nubes grises.

Les atrae la Tristeza

Estos seres oscuros registran las casas de todos permanentemente y donde ven la opción de quedarse o de volver lo hacen. Básicamente lo que más les atrae es la tristeza y el dolor, la violencia o desestabilizar a trabajadores de luz que no son muy juiciosos manteniendo límites energéticos claros o que no hacen limpiezas periódicas; aprovechan esta debilidad para entorpecer el proceso de avance, generar angustia y así poder tomar de esta energía para su alimento.

Actuar sin miedo

Limpien su aura, sus casas y envuelvan en luz a sus hijos, sobre todo los más pequeños y a aquellos que por capacidades intelectuales no pueden pedir ayuda o manifestar sus temores. Si van a hacer el trabajo por otros deben pedirle primero permiso al ser con el fin de no ir respetar su libre albedrío. Estas limpiezas deben hacerse al menos una vez al mes como parte del aseo general de sus casas o más frecuente según la necesidad. Aprendan técnicas para mantener su aura cerrada y no piensen demasiado en el tema, ya que si se llenan de temor atraerán más a estos seres, simplemente hagan la limpieza y suelten. Limpien con visualizaciones o apoyándose en aliados de la naturaleza como la ruda. Mantengan una luz encendida y ofrézcanla a sus guardianes para que con ella iluminen el hogar.
Y sobre todo saquen las tristezas de sus vidas, los miedos, los dolores, la rabia, la amargura, el resentimiento, las críticas y cualquier energía de bajá vibración que sirva de alimento para estos seres.

El Amor es clave


La conexión permanente con el mundo espiritual, sentirse y saberse cerca de Dios padre madre, el tener presentes a sus guías o ángeles personales, la fe y el estar rodeados de amor ( en pensamiento, palabras y actos) hacia nosotros mismos, hacia los demás y hacia el planeta, constituye la mayor coraza protectora que cualquier persona pueda poseer.