lunes, 7 de octubre de 2013

‘NUNCA’ PUEDE SER MUCHO TIEMPO


AA Uriel a través de Jennifer Hoffman
http://enlighteninglife.com
11 de Agosto 2013
Traducción: Fara González López

¿Alguna vez han dicho que ‘nunca’ más harían algo nuevamente, usualmente después de pasar por una situación que no concluyó con muy buenos resultados? Quizás alguien los traicionó y ustedes dijeran que ‘nunca’ se pondrían de nuevo en esa situación.  O quizás alguien les rompió el corazón y ustedes dijeran que ‘nunca’ dejarían que eso les sucediera de nuevo. O quizás tomaron una decisión, no le gustaron los resultados, y ustedes dijeron que ‘nunca’ harían eso de nuevo. "Nunca" es una palabra muy fuerte que bloquea el flujo de energía y a través de este creamos una gran cantidad de juicios de nosotros mismos que bloquean aún más energía.   

Usualmente las afirmaciones de ‘nunca’ son el resultado de una experiencia difícil, decepcionante o dolorosa. Y aunque puede que no queramos repetir ese evento o situación, los efectos a largo plazo son muy poderosos porque ‘nunca’ es un decreto que bloquea el flujo de energía en esa área de nuestra vida.  Por ejemplo, si en el pasado ustedes dijeron “no dejaré que nadie me vuelva a romper el corazón” ¿qué tiempo hace que no han tenido una relación? ¿Si han dicho que ‘nunca trabajarían con ese tipo de personas de nuevo’, qué tiempo hace que han estado buscando empleo? ‘Nunca’ es un espejo de nuestro temor y un juicio de nosotros mismos y de nuestras capacidades.

Muchos juicios están atados a nuestras afirmaciones de ‘nunca’. Quizás pensemos que fuimos estúpidos, ingenuos, impotentes o que hicimos elecciones erróneas.  Todos estos son juicios y nuestras afirmaciones de ‘nunca’ reflejan algo más que nuestro deseo de no repetir el pasado, ellas son una afirmación de la creencia de que no somos muy buenos en términos de hacer mejores elecciones, no somos más inteligentes, o más poderosos o más capaces.  Piensen en algo que hayan dicho que no harían ‘nunca’ más. ¿Qué piensan ustedes respecto a sí mismos y a las elecciones que hicieron que crearon esa situación?

Nunca realmente significa ‘nunca más’ y no se limita a esta vida.  Las fuertes huellas energéticas que se crean cuando hacemos una afirmación de ‘nunca’ se convierten en parte de nuestro ADN emocional y energético.  Así que pregúntense ¿qué habrían dicho ustedes en vidas anteriores que pudiera haber creado la falta de movimiento, impulso o libertad en su vida actual? ¿Qué afirmaciones de ‘nunca’ han hecho en esta vida que están impactando en sus vidas de manera profunda e inconsciente? ¿Ven cuán poderoso es el efecto que puede tener a largo plazo la afirmación de ‘nunca’?   

Otra cosa con respecto a las afirmaciones de ‘nunca’ es que la energía sigue a la emoción y a la intención. Mientras más poderosa la emoción y la intención, más poderosamente éstas extraerán la energía. Recuerden que la energía no juzga, así que se expande por todo aquello con lo que se conecta sin juzgar si es bueno o malo.  Imaginen la determinación tan fuerte  que sienten ustedes con respecto a las cosas que no harán ‘nunca’ más. Ahora consideren que toda esa emoción tan fuerte está atrayendo energía hacia ella.  

¿Qué fue lo que dijeron que nunca más harían y como actúa eso justo ahora en sus vidas? ¿Qué energía está bloqueada o limitada debido a sus afirmaciones de ‘nunca’? Una manera diferente de asegurar que el pasado no se repita, a la vez que dejan la puerta abierta para una experiencia más alegre en el futuro, es hacer un chequeo de poder.  A menudo, esas cosas que ‘nunca’ haremos de nuevo fueron la consecuencia de situaciones en las que entregamos nuestro poder, no lo utilizamos a nuestro favor, no creímos que éramos lo suficientemente poderosos, o pensamos que si éramos menos enfáticos de lo que realmente somos, obtendríamos lo que queríamos de esa persona o de esa situación.

En lugar de decir ‘nunca’, ábranse de una manera nueva y diferente a una experiencia más plena, alegre y poderosa ante esa situación.  Así que en lugar de decir que ustedes ‘nunca’ permitirán que alguien rompa su corazón de nuevo, traten de invitar a sus vidas a un compañero satisfactorio, amoroso, comprometido. ¿Dónde pueden ustedes ser más poderosos, seguros, confiados de sí mismos y abiertos a una vida alegre, plena y expandida? La limitación se empodera con nuestro temor, con nuestras afirmaciones de ‘nunca’, así que al dejar de decir ‘nunca’ nos comenzamos a decir ‘sí’ a nosotros mismos y a nuestro potencial.