miércoles, 27 de abril de 2011

"Conectar con su Punto Cero Interior"

por Dana Mrkich
6 de Abril de 2011


Así que no es suficiente que tengamos por ahí Fatalistas tratando de convencer a todos que nos acercamos al fin del mundo. (Aparentemente son incapaces de comprender que hay ciclos calendáricos muy superiores y mucho más antiguos que nuestro ciclo familiar de 365 días, y que así como empezamos un nuevo ciclo calendario cada 1º de enero, también empezamos un nuevo ciclo cada 5.200 años y cada 26.000 años, como vamos a hacer ahora. Y que así como el mundo no se acaba cada 31 de diciembre, ¡tampoco se termina el mundo cada vez que llegamos al final de un ciclo calendario largo!). Ahora tenemos también a los Negacionistas apareciendo en el extremo opuesto, diciendo básicamente que no pasa nada, nada en absoluto, no hay nada que ver aquí, sigan de largo.

Hoy vi un video blog de un autor muy conocido que dice que los mayas simplemente no alcanzaron a terminar su calendario, un poco como dejar un libro a medias, ¡y que por lo tanto no tiene ninguna importancia la fecha final! En realidad, ellos sí terminaron el calendario y hay una enorme importancia en la cantidad específica de días que cubre lo que ellos llaman su Cuenta Larga. Es un calendario muy preciso que incorpora el sistema estelar de las Pléyades, del cual nuestro Sol forma parte, y el movimiento de nuestra Tierra en relación con nuestro Centro y Ecuador Galáctico. Tan preciso, de hecho, que sabían el momento exacto en que la Tierra se alinearía con un punto en el espacio al que los antiguos se refirieron como una “encrucijada” y un punto de despertar espiritual. Ellos sabían exactamente cuánto tiempo se tardaría en llegar a ese punto. Sabían exactamente que un ciclo alrededor de nuestra Galaxia Espiral tarda 5.200 años y que aproximadamente cada 26.000 años experimentamos la culminación de un Gran Ciclo, correspondiente con la Precesión de los Equinoccios (el bamboleo de la Tierra que altera la dirección de su Eje Polar). ¡Estamos en estos puntos ahora! Claro que todo es muy complejo así que está bien no entenderlo, pero sugerir que la vida va a seguir como siempre, tal vez en un intento de reducir el miedo, es perderse una gran oportunidad de ser un participante consciente y activo en la transformación de nuestra Tierra y sus formas de vida.

La Negación del Cambio parece tener sus raíces en el mismo miedo al cambio que tienen los Fatalistas. Los Negacionistas no quieren ver las señales del Invierno, mientras que los Fatalistas son ciegos a la Primavera que se avecina. Por lo tanto, ambos deben tener miedo de que el Invierno signifique un final permanente a la vida, en lugar de reconocer los ciclos vitales naturales que aseguran que evolucionemos y no nos estanquemos. Tenemos que amar, aceptar y abrazar todas las fases de este ciclo. Sí, la tierra está temblando, y sí, mucho va a colapsar, pero no vinimos aquí para sentarnos a llorar entre los escombros de nuestra realidad perdida. Ahora es el momento de ser como el mítico Fénix, que al final de su larga vida se construye un nido y le prende fuego. Emerge de sus propias cenizas como un huevo nuevo, listo para renacer y vivir una nueva y larga vida. La belleza de esta historia es su grácil honor hacia los ciclos naturales. El Fénix no ve su fin ardiente como un fracaso, simplemente sabe cuándo es el momento de ‘cambiar de cuerpo’. No tiene miedo de terminar una vida, porque sabe que una nueva le espera. Así como la primavera y el amanecer siguen al invierno y la medianoche, también un nuevo ciclo seguirá al viejo. Así como la transformación de una estación a otra no se produce de la noche a la mañana, así tampoco nuestra transformación evolutiva cíclica no va a suceder de la noche a la mañana ni va a ocurrir en un día determinado. Está sucediendo en este momento, y negarlo o temerle, es meter la cabeza en la arena durante una de las transformaciones más espectaculares de la historia a sucederle a un planeta con una humanidad de 7 mil millones transformándose junto con ella.

La Tierra, literalmente, está despojándose de su piel como una serpiente, sacudiéndose su vieja vibración y renaciendo en su nueva vibración. Cada evento que ocurra en este momento que se vea como colapso o destrucción es un enorme llamado a despertar y una oportunidad para nosotros. Al correr a reconstruir las casas demolidas por terremotos e inundaciones, ¿vamos a volver a construir en las mismas formas de siempre o vamos a aprovechar esta oportunidad para construir hogares sostenibles, autosuficientes, que utilicen energía limpia y renovable y materiales reciclados? Al ser testigos del colapso de los reactores nucleares en Japón, ¿vamos a escuchar a los políticos tratando de convencernos de que las plantas nucleares siguen siendo esenciales y de bajo riesgo, o vamos a escuchar a nuestros corazones que nos están diciendo que los riesgos de las plantas nucleares superan con creces a los beneficios, y que tenemos fuentes de energía alternativas disponibles que son de cero riesgo para la salud de todos los seres vivos en este planeta? ¡Estoy cansada de gobiernos y corporaciones que venden el bienestar de la humanidad por dinero! Hacen esto con las guerras, con los fármacos, con productos químicos tóxicos, ¡ya basta!

A medida que la Tierra se despoja de su piel estamos experimentando cambios en nuestra magnetósfera, el campo que protege nuestro planeta del clima espacial. Así que nos sentimos cada vez más afectados por las Llamaradas Solares y las frecuencias provenientes del Centro Galáctico. Últimamente podrían sentirse mareados, aturdidos, como si estuvieran un poco fuera de su cuerpo y no del todo aquí, podrían sentir que necesitan sentarse o detener el coche por un momento, podrían experimentar dolores de cabeza o migrañas, y sentir la necesidad de recostarse con más regularidad. Además de eso, podrían ser muy sensibles a los movimientos de la Tierra mientras pasa por sus Cambios, y muy empáticos con los Cambios experimentados por sus hermanos y hermanas de todo el mundo mientras pasan por sus trastornos personales y comunitarios. Por lo tanto, podrían estar más emotivos que de costumbre, llorando intensamente, sintiéndose tristes o deprimidos.

La teoría es que los cambios en nuestra magnetósfera van a seguir hasta que lleguemos al Punto Cero, momento en el que, literalmente, estaremos 100% expuestos al clima espacial y por lo tanto a las frecuencias completas del Centro Galáctico. Se dice que en ese momento tendremos la oportunidad de que nuestros velos salgan volando por completo de nosotros, de que nuestras mentes se abran de par en par, de tener un momento de saberlo todo, recordarlo todo. Si han visto la película Sin Límites, supongo que sería algo así pero aún mejor, ¡y sin las drogas!

Como pueden imaginar, ser constantemente influenciados por estos cambios, junto con un momento de conciencia elevada que altera la realidad, que pone de cabeza todo lo que pensaban que era real y verdadero, es suficiente para volver loca a una persona – a menos que estén en sintonía con su propio Punto Cero personal.

Y ahí es donde parece que estamos en este momento. El mensaje más fuerte en este momento parece ser “encuentren su Punto Cero interior y aprendan a conectar con él y permanecer en él”. ¿Qué es su Punto Cero interior? Es un espacio en el que sienten Quietud Centrada. Se siente tranquilo y energizante a la vez, se sienten conectados con el núcleo de la Tierra y el corazón del gran Sol central, se sienten conectados con su propio yo superior/auténtico y Energía de la Fuente. Se sienten protegidos y saben que pase lo que pase, van a estar bien – ya sea en este cuerpo o sin este cuerpo. Su alma es poderosa y sigue viviendo pase lo que pase.

En este espacio del Punto Cero interior, no existe el miedo porque no hay nada que temer
. El miedo es simplemente voltear la cabeza lejos de la Fuente, del Amor, de la Conciencia, de la Verdad. Estar en su Punto Cero es ser plenamente conscientes de todo, pero sin reaccionar erráticamente como uno de esos muñecos inflables que se balancean de atrás para adelante en respuesta a cada golpe. Esta tendencia emocional a reaccionar ante los eventos externos, ya sea en nuestro propio hogar o al otro lado del mundo es algo que nos hace humanos, pero cuando no estamos conectados con nuestro Punto Cero Interior nuestras reacciones son erráticas y a menudo nos hacen sentir indefensos e impotentes. Cuando estamos conectados con nuestro Punto Cero Interior podemos observar lo que está sucediendo, y sentir de una manera híper-consciente qué es lo mejor que se puede hacer en un momento determinado. Estar en su Punto Cero interior no es entumecimiento ni apatía. Desde su Punto Cero interior son libres de responder conscientemente, desde un espacio de sabiduría interior y mayor conciencia. Desde su Punto Cero interior están en su Poder y conectados con su Poder Superior. No le temen al colapso porque ya no lo ven como destrucción, sino que saben que es parte del proceso de renacimiento y rejuvenecimiento.

Con cada vez más cambios en la Tierra, cambios políticos y sociales, y el miedo corriendo desaforado por todo el planeta, es muy importante que cada uno de nosotros sepamos cómo conectar con nuestro Punto Cero interior y vivamos en ese espacio tanto como sea posible. Podemos volvernos locos leyendo sitios que nos dicen que este país es seguro, que esa zona no, que vayamos a una montaña alta, que empecemos a almacenar alimentos, etc., pero la guía correcta será diferente para cada persona. Desde su propio Punto Cero interior, intuitivamente serán guiados sobre lo que es correcto para ustedes. Si tienen que mudarse, lo sentirán. Si sienten un impulso de plantar hortalizas y árboles frutales, háganlo. Si sienten deseos de poner un cristal en la Tierra en algún lugar, adelante. Si bien hay ciertos eventos que tienen que suceder durante este proceso de transformación, no tenemos que experimentar este tiempo en una confusión histérica. Podemos pasarlo con calma, gracia, poder y pensamientos y acciones positivas. Ciertamente, el pueblo de Japón nos ha demostrado que este enfoque es posible incluso en las peores circunstancias.

Desde nuestro Punto Cero interior podemos utilizar conscientemente nuestros poderes de intención y manifestación para el mayor bien. Podemos visualizar una nueva Tierra, una nueva realidad para la humanidad, una que se base en una mayor verdad, armonía, autenticidad y libertad. Podemos decirle adiós al miedo y al entumecimiento que nos han mantenido atrapados en la vieja ilusión donde la verdad estaba oculta. Muy importante, podemos practicar el discernimiento. ¿Qué les suena a verdad? ¿Qué resuena con ustedes? ¿Qué no? A medida que la luz entrante bombardee el planeta en los próximos 20 meses, pueden apostar que las energías ‘más oscuras’, se van a levantar como nunca se ha visto antes. ¡A los guardias de la prisión no les gusta ver a sus fuentes de poder (nosotros) huyendo de la cárcel! Así que nada me sorprendería. Cualquier cosa para tratar de mantener a la gente en el miedo y el terror. Utilicen su discernimiento cuando escuchen algo en los medios de comunicación. Pregúntense ustedes mismos, ¿se siente esto verdadero? No sientan que estamos aquí en una batalla de Luz y Oscuridad, más bien piensen en ello como la Liberación de la Gente, ya que finalmente podemos VER tanto la luz como la oscuridad y somos así liberados. Lo que está oculto a la vista (tanto de la luz como la oscuridad) nos ha mantenido reprimidos y controlados. A medida que la verdad se revela, nos convertimos en seres empoderados, libres, que verdaderamente pueden empezar a ser co-creadores conscientes de nuestra realidad.

Entonces, ¿cómo llegamos a nuestro Punto Cero interior?

Cada uno tiene una manera diferente que funciona para ellos. En esencia, conectar con nuestro Punto Cero interior significa encontrar una manera en que puedan acceder instantáneamente a ese profundo lugar de quietud y dicha que se experimenta durante la meditación. ¡No podemos ir por ahí meditando con los ojos cerrados todo el día, ni tendríamos tiempo para una meditación de 20 minutos si nos encontráramos en medio de un terremoto! Deben saber cómo conectarse al instante, y vivir conectados con su Punto Cero.

Para quienes les resultan poderosas las palabras y afirmaciones, pueden decir diariamente algo como:

“Yo estoy conectado con mi Yo Superior. Estoy conectado con la Fuente Más Elevada de Verdad, Amor y Luz. Estoy conectado con el Núcleo y el Corazón de la Madre Tierra. Estoy alineado con mi mejor yo posible, mi mejor realidad posible y mi mejor movimiento hacia adelante posible”.

O pueden encontrar otras palabras con las que se sientan bien. No es necesario que utilicen las palabras Punto Cero Interior, a menos que resuenen particularmente con ustedes – éste no es ningún nombre oficial para eso, son sólo palabras que se han utilizado para describir el punto con el que todos tenemos que conectar en estos momentos. Si les gusta conectar con su respiración, usen la respiración para conectarse con él, tal vez enfocándose en su Plexo Solar. Si son más visuales, podría ser un símbolo o imagen que los lleve al instante a ese lugar donde están fuera del drama y en la zona de Todo lo que Es. Algunas personas resuenan mucho con las palabras YO SOY, o con Om Namah Shivaya (Me inclino ante mi verdadera identidad/mi yo interior). No hay una sola manera, hay muchas maneras. ¡Utilicen cualquier cosa que funcione para ustedes!

A medida que nuestro nuevo Fénix colectivo surja de las cenizas, la verdad será revelada, nuestra vibración y conciencia se van a elevar, y verdaderamente vamos a empezar a vivir como si hubiéramos nacido de nuevo. Para algunos, esto ya ha sucedido, y si usted está en este grupo ya se debe sentir en un estado de calma, paz y una mayor conciencia la mayoría de los días. Para otros que todavía están en el canal de parto, por así decirlo, sepan que esta realidad mayor es su realidad destinada. Conéctense con su Punto Cero interior y ámense a sí mismos en adelante. Que ésta sea su máxima autoridad y guía absoluta. USTED es su propia autoridad máxima y guía absoluta.

© Dana Mrkich 2011. Se concede permiso para compartir libremente este artículo con la condición de que se dé crédito al autor, y se incluya la dirección www.danamrkich.com.
Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
Con la debida autorización de Dana Mrkich, su material traducido al español puede descargarse en archivo Word desde el sitio creado en http://www.manantialcaduceo.com.ar/dana_mrkich/visiones.htm
Difusión: www.escuelaclaridad.com.ar