miércoles, 8 de abril de 2015

Mensaje semanal del Maestro Ascendido Hilarión

Recomendado.  Maravilloso!!!!

Mensaje: semanal del Maestro Ascendido Hilarión: del 05 de marzo al 12 de abril, 2015 – a través Marlene Swetlishoff – Traducido por Esther Abreu. 


Amados,

Estos son tiempos de gran importancia, que son también una gran oportunidad para imprimir los éteres que rodean a la Tierra con la intención del tipo de mundo en el que desea vivir para ustedes mismos, sus seres queridos y la humanidad en general. Aquellos de ustedes que están practicando y son prácticos detentadores de las energías de amor, luz, sanación y paz pueden magnificar estas energías positivas a través de su poderosa intención. Tómense un momento para enfocarse en que todas las energías amorosas, edificantes y alegres de los tiempos actuales se magnifiquen mil veces y se mantengan y sostengan de forma permanente en el planeta. Dejen que todos los momentos de alegría y felicidad que experimentan se dediquen a mejorar la situación de todos en su planeta. ¡Que todo lo que se vive y respira en esta dulce Tierra sea bendecido sin medida, con todo lo que sea bueno!

En la medida que permiten que la esencia divina en ustedes llene esos espacios internos que se están despejando, se están convirtiendo en una luz cada vez mayor en el mundo. Sus presencias tranquilas y pacíficas tienen un impacto en todos y todo dentro de sus esferas de influencia. Su sonrisa puede hacer un mundo de diferencia en la vida de alguien hoy. Cuando su luz incrementada se irradia hacia el mundo, se conecta con la de los demás en la red cristalina y esta actividad inicia una reacción en cadena en un círculo cada vez más amplio de conexión. Cada corazón puro y amoroso se suma a esta energía de la totalidad mayor, la energía colectiva de la conciencia de la humanidad. Es así como el cambio positivo está ocurriendo en su planeta. Mientras la humanidad comienza a experimentar un estado más exaltado y elevado del ser, tendrán que optar por no volver nuevamente al mundo del sufrimiento y el dolor, sino alimentar la nueva energía con sus propias intenciones amorosas y eligiendo vivir en un estado de equilibrio y armonía, entendiendo lo importante que esto es para el bien de todos.

Cada persona tiene esta capacidad de crear lo que realmente desea en su vida. Cada persona es la creadora de su propia realidad. Cada persona debe tomar responsabilidad personal por lo que pone en el mundo. El producto de su intención y su energía inherente les reflejará de regreso lo mismo que ponen en el mundo y este conocimiento será cada vez más evidente en la cotidianidad de cada persona. Hacemos hincapié en la importancia de este entendimiento a fin de permearlo hacia su conocimiento consciente. Esto constituye un estado de conciencia lleno de retos iniciales en su esfuerzo por transformar sus pensamientos, palabras y acciones, pero a medida que trabajan pacientemente en su ser, encontrarán que se hace mucho más fácil mientras avanzan a través de nuevas experiencias de felicidad sostenida y alegría en su diario vivir. Cuando emiten estas frecuencias más altas, los que les rodean también son catalizados a reconectarse con su propia esencia divina.

Cuando cada persona elija permanecer en la integridad de su verdadero yo - sus alegres e iluminados seres- muchos de los actuales problemas del mundo serán resueltos de manera pacífica. Las interacciones entre los habitantes del mundo encarnarán y reflejarán el respeto de saber que todos los seres vivos en el planeta proceden de la misma Fuente. Se hace cada vez más difícil negar que es así y que esta toma de conciencia se está desarrollándo. La Paz y la hermandad se van arraigando cada vez más en la conciencia de todos. El deseo de ser una persona de buena voluntad y de alta integridad echará raíces dentro de cada corazón humano. En la medida que cada persona vea la prueba viviente de esta conciencia siendo enarbolada por y entre los miembros que habitan el planeta, se aceptará como la nueva forma de ser.

El camino hacia un mundo pacífico se está desarrollando a un ritmo acelerado. Mientras más personas se conectan con el conocimiento interno que viene de pensar con el corazón en lugar de la mente, liberan el estado de miedo y de la ilusión en la que su ego humano los ha mantenido, y ven que el mundo puede ser un lugar seguro y feliz para todos. La calidad de vida y la vida como tal pasa a ser el nuevo enfoque e intención de la mayoría de la humanidad y esta conciencia sube el marcador para todos.

Hasta la próxima semana…

YO SOY Hilarión.


©2015 Marlene Swetlishoff